IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los delitos de odio aumentaron contra las personas trans y disminuyeron contra las personas gays en 2020, según el FBI

Por segundo año consecutivo, los delitos de odio por prejuicios de identidad de género aumentaron en casi un 20 %, según un nuevo informe del FBI. Este año ya han sido asesinadas 35 personas trans, la mayoría mujeres negras, según una organización activista.

Por Jo Yurcaba - NBC News

Los delitos de odio basados en la orientación sexual disminuyeron ligeramente el año pasado, pero los delitos contra las personas trans y no conformes con el género siguieron aumentando, según los nuevos datos del FBI. 

El año pasado se reportaron 7,759 crímenes de odio, un 6% más que los 7,314 incidentes de 2019, según el informe de Estadísticas de Crímenes de Odio 2020.

Aunque los informes de crímenes de odio basados en el sesgo anti-LGBTQ disminuyeron, de 1,393 en 2019 a 1,287 en 2020, los reportes de sucesos motivados por el sesgo de identidad de género aumentaron casi un 20% por segundo año consecutivo. 

[El Senado confirma a Rachel Levine como subsecretaria de Salud. Es la primera persona trans en un alto puesto federal]

Las autoridades informaron de 1,051 delitos de odio motivados por la orientación sexual el año pasado, por debajo de los 1,195 de 2019. Los motivados por la identidad de género aumentaron de 198 en 2019 a 236 en 2020. 

Aunque los sucesos de delitos de odio motivados por prejuicios antitrans parecen estar aumentando, los activistas han dicho que los datos del Gobierno a menudo no cuentan la historia completa. 

Las personas trans han reportado de que se enfrentan a la violencia motivada por prejuicios con mucha más frecuencia. Los activistas señalan que la discrepancia entre los datos del FBI y las experiencias vividas por las personas trans es un tema recurrente cuando se trata de la recopilación de datos sobre las personas del colectivo LGBTQ.

["Siempre quise ser papá": este libro de fotografía celebra la paternidad gay]

De los 27,715 adultos trans encuestados por el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero en el verano de 2015, casi la mitad (el 46%) reveló que fueron acosados verbalmente en el año anterior, y casi 1 de cada 10 (el 9%) afirmó que fueron atacados físicamente en el año anterior por ser transgénero. 

Este año también va camino de ser el más mortífero registrado para las personas transgénero, con al menos 35 personas trans y no conformes con el género asesinadas hasta la fecha -la mayoría de ellas mujeres trans negras-, según la Campaña de Derechos Humanos.

Manifestante que lleva unas alas donde se lee Black Trans Lives Matter (Las vidas de los trans negros importan) marcha por Brooklyn, Nueva York, el 13 de junio de 2021.Alexi Rosenfeld/Getty Images

El año pasado por estas fechas, al menos 29 personas trans habían sido asesinadas, según el grupo. Los activistas de los derechos humanos afirman que las estimaciones son bajas, ya que las autoridades suelen utilizar los nombres de nacimiento de las personas trans, también conocidos como sus nombres de pila, y sus sexos asignados al nacer en los informes sobre sus muertes.

[Nueva Jersey albergará a los reclusos trans de acuerdo con su identidad de género y no según su sexo asignado al nacer]

También es probable que el número de delitos de odio reportados por el FBI sea bajo por una serie de otras razones, según los activistas. Un informe de 2013 de la Coalición Nacional de Programas contra la Violencia reveló que menos de la mitad (el 45%) de las personas LGBTQ y de las personas que viven con el VIH y que sufrieron violencia presentaron una denuncia a la policía, en parte debido a experiencias pasadas de hostilidad y maltrato de las autoridades.

Las autoridades también recopilan, categorizan y presentan datos sobre delitos de odio de forma voluntaria.

Un informe de 2018 de la Campaña de Derechos Humanos reveló que ningún estado tiene una ley integral que requiera que todos los esfuerzos de recolección de datos financiados por el Gobierno incluyan datos de orientación sexual e identidad de género con otros datos demográficos, como la raza, el origen étnico y el sexo.

Cuatro estados -Nueva York, California, Oregón y Nueva Jersey -también Washington D.C- tienen leyes más limitadas que exigen la recopilación de datos que incluyan a las personas LGBTQ en algunas áreas distintas de los delitos de odio.

Veintiún estados y Washington D.C., requieren que las autoridades recojan y reporten datos sobre crímenes de odio basados en la orientación sexual y/o la identidad de género, según el informe.

[Los estudiantes LGBTQ tendrán protecciones contra la discriminación en las escuelas tras decisión del Departamento de Educación]

Además, el informe del FBI no proporciona detalles sobre la forma en que las personas LGBTQ de color se ven especialmente afectadas por la violencia; las investigaciones demuestran que dicen enfrentarse a más violencia que las personas LGBTQ de raza blanca. 

El informe sí indica que los crímenes contra los negros y los asiáticos aumentaron significativamente. Específicamente, reveló que el número de incidentes por prejuicios anti-negros aumentó de 1,930 en 2019 a 2,755 el año pasado y que los motivados por prejuicios anti-asiáticos saltaron de 158 a 274. 

Los activistas han pedido recientemente una recopilación de datos federales más completa relacionada con la orientación sexual y la identidad de género para que puedan ayudar a sugerir mejores soluciones políticas que den cuenta de la creciente violencia mortal contra las mujeres trans negras y la violencia de odio contra todas las personas LGBTQ.

En junio, el representante Sean Patrick Maloney, demócrata por Nueva York, volvió a presentar un proyecto de ley para mejorar la recogida de datos sobre orientación sexual e identidad de género en los delitos violentos y los suicidios.

[Las mujeres trans conservan la ventaja atlética después de un año de terapia hormonal, según un estudio]

"La epidemia de violencia contra los estadounidenses transgénero -en particular las mujeres transgénero de color- no hace más que empeorar", dijo entonces Maloney en un comunicado. "HRC ha estado rastreando los datos no reportados desde 2013, y el Congreso aún no ha actuado para permitir que las fuerzas de seguridad locales hagan lo mismo".