IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Corte Suprema de Texas emite fallo contradictorio sobre el cuidado de los niños transgénero

La decisión anula la orden judicial que prohibía investigar a padres que proporcionan a sus hijos cuidados médicos acordes al género con el que se identifican, pero el fallo también deja claro que dichas investigaciones no están bajo el control del gobernador.

Por Jo Yurcaba - NBC News

La Corte Suprema de Texas emitió este viernes un fallo que envía un mensaje contradictorio sobre la autoridad de las agencias del estado para investigar a los padres en casos relacionados al cuidado de los menores transgénero, que tiene a ambas partes en disputa clamando victoria.

El fallo del tribunal impide que se investigue específicamente a la familia de un menor transgénero, pero anula una orden judicial estatal que impedía que se investigara a los padres de otros jóvenes trans. También establece que el gobernador, Greg Abbott, no tiene autoridad sobre estas investigaciones.

Abbott había ordenado en febrero al Departamento de Familia y Servicios de Protección, la agencia de bienestar infantil de Texas, que considerase como abuso infantil las denuncias contra padres por brindar atención médica a sus hijos acorde al género con el que se identifican.

[“Mi hijo no es instrumento político”: el impacto de las legislaciones republicanas en los niños transgénero y sus familias]

Una de las primeras investigaciones que hizo la agencia fue contra una de sus propias empleadas, quien tiene un hijo transgénero.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) y Lambda Legal demandaron en nombre de la empleada, con el pseudónimo de Jane Doe, y Megan Mooney, una psicóloga que trata a jóvenes transgénero. En marzo, una jueza federal confirmó una orden judicial estatal que impedía todas las investigaciones bajo la orden de Abbott.

Manifestantes a favor de los derechos de las personas transgénero frente al Capitolio de Texas, en Austin, el 20 de mayo de 2021.
Manifestantes a favor de los derechos de las personas transgénero frente al Capitolio de Texas, en Austin, el 20 de mayo de 2021.Eric Gay / AP

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, apeló el caso y la Corte Suprema del estado anuló la medida cautelar este viernes. Confirmó parte del fallo del tribunal inferior, pero bloqueó la investigación en contra de la familia de Jane Doe, una de nueve que se presentaron contra padres de niños trans.

Reportes preliminares del fallo de la Corte Suprema texana indican que se podrán reanudar las otras investigaciones pendientes, aunque no eso no se afirmó de manera explícita en el documento.

El juez Jimmy Blacklock escribió en su opinión judicial que Abbott y Paxton carecen de autoridad para ordenar a la agencia de servicios de protección infantil que investigue a los padres de jóvenes transgénero.

“El gobernador y el fiscal general sin duda estaban en todo su derecho de expresar sus puntos de vista legales y políticos sobre este tema, pero la ley no obligaba al DFPS a obedecerlos”, escribió. “La Legislatura le ha otorgado al DFPS, no al gobernador ni al fiscal general, la responsabilidad legal de ‘realizar una investigación pronta y exhaustiva de un informe de abuso o negligencia infantil”.

[Conozca 11 organizaciones donde las personas transgénero pueden buscar apoyo]

Ambas partes reconocieron el fallo como una victoria.

La ACLU y Lambda Legal afirmaron en un comunicado conjunto que la decisión es “una victoria para nuestros clientes y el estado de derecho”.

“La corte rechazó los argumentos del fiscal general de que nuestra demanda debería ser desestimada y afirmó que el DFPS no está obligado a seguir la directiva del gobernador o la opinión no vinculante del fiscal general”, indicaron las organizaciones civiles.

Paxton también celebró la decisión.

“Acabo de asegurar una victoria para las familias contra la ideología de género de los médicos, las grandes farmacéuticas, las clínicas que intentan ‘trans’ confundir a niños inocentes”, tuiteó el viernes el fiscal general. Y agregó que la Corte Suprema había dado "luz verde a las investigaciones" que los tribunales inferiores con jueces designados por los demócratas habían congelado.

Aunque la orden judicial del tribunal estatal ya no está vigente, la decisión de la Corte Suprema texana podría afectar otras investigaciones en caso de que se reanuden.

Un daño irreparable

Karen Loewy, asesora sénior de Lambda Legal, afirmó que la Corte Suprema del estado reconoció en su fallo que la decisión de Texas de investigar a la familia de Jane Doe causaría un daño irreparable.

“Al acreditar ese hallazgo de daño irreparable, básicamente significa que cada vez que la agencia vaya a investigar a una familia basándose únicamente en el hecho de que están brindando la atención médicamente reconocida y recomendada por el proveedor médico para sus hijos, ese mismo daño irreparable ocurrirá”, dijo Loewy. “Entonces, si esta política es ilegal para nuestros clientes, es ilegal para todas las demás familias de Texas a las que el DFPS podría intentar atacar”, precisó.

Una familia que actualmente está bajo investigación se prepara para lo que sigue. Amber Briggle, cuyo hijo de 13 años es transgénero, reaccionó a la decisión de la corte en Twitter.

“La orden judicial protegió a mi familia de seguir siendo investigada”, escribió Briggle, quien vive cerca de Dallas. “Ahora que ha sido anulada, CPS puede volver a tocar a mi puerta en cualquier momento”.

[Disney puede perder beneficios en Florida por oponerse a la ley ‘No digas gay’]

Katie L., de Houston, dijo que su hijo de 15 años, que es trans masculino, se enteró de la decisión de la corte el viernes y le pidió que lo recogiera temprano de la escuela.

“Entró en pánico”, aseguró, y agregó que cada vez que ella y su familia sienten relativamente seguros, sucede algo que les recuerda que no lo están.

Katie le dijo a nuestra cadena hermana NBC News en marzo que la familia se mudará a Denver este verano debido a la orden de Abbott y a la legislación en contra de las personas transgénero de Texas.

“En este punto, voy a hablar con nuestro futuro arrendador sobre la posibilidad de adelantar la fecha de nuestro contrato de arrendamiento, solo para ver cuáles son nuestras opciones si queremos irnos más rápido”, explicó. “Es tan desafortunado. Todo este tiempo y energía debería gastarse en cosas positivas para nuestra familia y en cosas positivas para nuestro futuro, y parece que siempre estamos volviendo a esta posición defensiva y llena de adrenalina. Es una pesadilla”, afirmó.

Adri Pèrez, estratega de políticas y apoyo para la igualdad LGBTQ en la ACLU de Texas aseguró que ha habido “un tsunami de padres que están abandonando el estado de Texas”, aunque también hay padres que no pueden irse y que se están preguntando cómo podrán mantener a sus hijos a salvo.

"Hemos confiado durante varias semanas en la orden judicial estatal que impide las investigaciones para poder tranquilizar a las familias y sus niños. Por infortunio, eso ya no es posible y ahora yo tengo que darles esa mala noticia".

“Durante semanas hemos podido confiar en la orden judicial estatal sobre las investigaciones para traer paz a las familias y sus hijos”, dijo Pérez. “Desafortunadamente, eso se ha ido ahora, y tengo miedo de darles la noticia”.