Las autoridades confirman un brote de varicela en un centro de detención de ICE

Activistas pro inmigrantes protestaron este jueves. Dijeron que era un caso de negligencia médica, entérate de qué pasó.
Activistas protestan contra ICE afuera del centro de detención Aurora en Colorado, en el 2016
Activistas protestan contra ICE afuera del centro de detención Aurora en Colorado, en el 2016.AP / AP

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) confirmó este jueves que 10 personas habían sido puestas en cuarentena en el centro de detención Aurora en Colorado, reportó el diario Denver Post. Activistas locales han denunciado que en las instalaciones de Aurora hay negligencia médica y no se respeta el derecho al debido proceso de los inmigrantes.

Las organizaciones pro inmigrantes opinaron que las autoridades deberían haber dado vacunas para prevenir esta situación. Luego, advirtieron que a raíz de la cuarentena médica, todas las audiencias de los afectados habían sido pospuestas, incluidas las que les darían la opción de salir bajo palabra o fianza. Asimismo, criticaron que las visitas de familiares y abogados fuesen suspendidas, ya que esto podía complicar su situación legal y su estabilidad emocional.

“La cuarentena, pero también la prestación inadecuada de atención médica, está dañando a los inmigrantes y sus familias en Colorado”, dijo Sarah McAfee, portavoz del Centro para el Progreso de la Salud (Center for Health Progress) de Colorado.

Las autoridades han negado las acusaciones. ICE dijo que tres personas habían sido contagiadas con varicela y que otras siete se habían puesto en cuarentena a finales de septiembre, debido a que tenían bajas sus defensas inmunológicas.

"El engañoso anuncio a medios y la conferencia de prensa (de la Coalición de Derechos de los Inmigrantes de Colorado) son intentos obvios de desinformar al público sobre temas graves de detención que no están calificados para atender, especialmente sin contactar primero a mi oficina con anticipación", dijo el director de operaciones de ICE, Jeffrey Lynch.

Los administradores del centro de detención privado Aurora, el Grupo Geo, también rechazaron las declaraciones de los activistas, reportó el Denver Post.

"Rechazamos fuertemente las acusaciones sin fundamento relacionadas con el manejo de esta cuarentena y, en general, sobre la atención brindada en el Centro Aurora”, dijeron en un comunicado.

"Los miembros de nuestro equipo se esfuerzan por tratar a todos a nuestro cargo con compasión, dignidad y respeto".

Cristián Solano, activista de la Coalición de Derechos de los Inmigrantes de Colorado, dijo que ICE ha hecho difícil la comuniación con los activistas y agregó que si no fuera por ellos, muchas de las cosas que suceden en estos centros no saldrían a la luz.

“Esto es porque no quieren darles vacunas que previenen la varicela en la prisión. Es muy inhumano que no provean vacunas”, dijo Solano.

El año pasado la Unión Americana de Libertades Civiles reportó que algunos de sus clientes iraquíes habían sido intimidados por los guardias de Aurora para que solicitaran su deportación voluntaria. También investigaron la muerte de dos personas en el centro, que murieron de ataques cardiacos que al parecer no fueron atendidos de manera correcta.

Este jueves, los activistas se reunieron afuera de una iglesia en Colorado para protestar contra el centro de Aurora.