La segunda caravana de migrantes cruza a pie el río que divide México y Guatemala

En medio de las peligrosas corrientes del río Suchiate, estos migrantes tuvieron que soportar también las ráfagas de viento causadas por un helicóptero de la policía de México.

La segunda caravana de migrantes, conformada mayormente por hondureños, cruzó hoy a pie por la parte menos profunda de Suchiate. el río que separa a Guatemala de México.

En un nuevo intento por continuar su travesía hacia Estados Unidos, centenares de mujeres, hombres y niños atravesaron el caudal con el agua hasta el cuello, mientras que la policía mexicana esperaba de pie en la orilla.


Mientras que los migrantes se tomaban de las manos y formaban una cadena humana para combatir la corriente del río, un helicóptero de las Fuerzas Federales de México sobrevolaba la zona provocando fuertes ráfagas de viento que los desestabilizaban.


"Sí se puede", coreaban mientras atravesaban el caudal.

{iframely-embed-html}

Esta segunda caravana intentó el domingo cruzar a México por el puente fronterizo Rodolfo Robles, pero la policía les impidió el paso y les lanzó bombas de gas lacrimógeno.

Los migrantes respondieron con piedras y palos, lo que provocó un enfrentamiento de varias horas que se terminó con un muerto y varios heridos.


Otro grupo de salvadoreños, que también busca llegar a suelo estadounidense, atraviesa en estos momentos el sur de Guatemala.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha adoptado una postura muy dura, amenazando con enviar el Ejército a la frontera, y ha asegurado que recortará "sustancialmente" la ayuda económica que concede a Guatemala, Honduras y El Salvador como represalia por el avance de los migrantes, al tiempo que ha arremetido contra México por no detenerla.


Este mismo lunes advirtió a la caravana de migrantes que las Fuerzas Armadas les "están esperando" en lo que consideró una "invasión" e insistió en que "muchos pandilleros y alguna gente muy mala" se encuentran entre los migrantes, sin ofrecer detalles al respecto. 

La primera caravana de migrantes partió el 13 de octubre de San Pedro Sula, en Honduras con unas 7.000 personas y actualmente se encuentra en su paso por México.