La Guardia Nacional de México te dedica esta ranchera

El cuerpo de seguridad mexicano cumple un año, ante críticas de opacidad, ineficacia y de abusos a los derechos humanos. Los esfuerzos para mejorar su imagen pasan por la música.
/ Source: Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO.- La mañana del domingo transcurría con la tranquilidad cotidiana de cualquier plaza mexicana, con familias de paseo o desayunando, artesanos intentando vender sus productos y turistas curioseando en los puestos, cuando un saxofón y una trompeta rompieron inesperadamente el silencio.

Era una trompeta tocada por un militar, pero no se trató, esta vez, de un sonido bélico.

Eran las primeras estrofas de “Bésame Mucho” y en el plazo de segundos, decenas de otros músicos cónsumes empezaron a tocar sus instrumentos al unísono, para una rendición sorpresa de la banda mariachi y de la orquesta sinfónica de alientos que forman parte del principal cuerpo de seguridad pública del país.

La tocada tipo flash-mob es una de varias recientes que ha organizado la Guardia Nacional mexicana en zócalos, estaciones de transporte público y centros comerciales en el país, con la intención de tener un “acercamiento con la ciudadanía” sin armas, en momentos en que la violencia en el país se encuentra en números históricos –hay casi 100 homicidios por día– y la inseguridad es de las principales preocupaciones de los mexicanos.

“Les queremos decir que somos realmente sus amigos, que estamos para servirles” con una “perspectiva amable”, declaró a Noticias Telemundo el subagente Israel Posadas, director del mariachi que también canta y toca la guitarra y la vihuela. “Es importante poder transmitir y crear lazos con la ciudadanía” porque “tenemos que ponernos la camiseta de nuestro México”, agregó la oficial Norma Casillas, vocalista principal del mariachi.

En esta ocasión surtió efecto: la gente se puso a bailar, se tomó fotos con los músicos y un hombre aprovechó cuando cantaban “Sentimental”, de Joan Sebastian, para proponerle matrimonio a su pareja.

“A mí me fascinó”, dijo Manuel Illescas, empresario jubilado y una de las personas que se detuvo a escuchar las interpretaciones los clásicos de mariachi, un popurrí de música jalisciense y hasta canciones de Santana y de Broadway.

“Nuestras instituciones tienen que aprender a ser amadas por nuestro pueblo, ante el flagelo que vivimos de violencia y de narcotráfico, y qué mejor manera que a través de iniciativas culturales”, dijo Illescas.

Reacciones del público durante la presentación de la banda mariachi y la orquesta sinfónica de la Guardia Nacional.Marina Franco

 

No se sabe públicamente qué parte de su presupuesto, de unos 2 mil millones de pesos para este año, es dedicado a la promoción de la guardia, pero además de las tocadas muestran anuncios en el cine y en la televisión para fomentar el reclutamiento, y organizan jornadas para que niños conozcan a los agentes.

‘Si nos dejan’: Atribuciones amplias y criticadas

Fue hace un año que se empezó a gestar la Guardia Nacional como institución mexicana, con la aprobación de una reforma constitucional en el Congreso para que las fuerzas armadas pudieran incorporarse a temas de seguridad pública más cotidianas. Una iniciativa similar del gobierno anterior había sido declarada ilegal por la Suprema Corte de Justicia.

La guardia fue formalmente inaugurada en junio pasado, al absorber a la mayoría de los integrantes de la Policía Federal (entre ellos, a los músicos de la banda mariachi y de la sinfónica establecidas hace unos años), así como a miles de soldados del Ejército y de la Marina.

La Guardia Nacional es la pieza central de la estrategia de seguridad de Andrés Manuel López Obrador, pero a un año expertos y organizaciones alertan que todavía falta afinar mucho su instrumentación.

Indican que hay una gran deuda pendiente para volverla un cuerpo de carácter civil, como se prometió que sería; es liderada por un general que se retiró en septiembre tras 45 años.

Además, los académicos y activistas advierten que al mantener un enfoque de militarización hay peligro de que la guardia sea ineficaz, porque la atención exacerbada del gobierno federal en desplegar a ese organismo está dejando sin ton ni son a instituciones que históricamente han tenido un mayor impacto en la reducción de la violencia.

[Los peores casos de brutalidad policial y de las fuerzas de seguridad en México]

“Son militares ahora vestidos de Guardia Nacional, pero con mayores facultades de seguridad pública, y hoy por hoy no se está haciendo nada para quitarle el carácter de militar”, señaló Catalina Pérez-Correa, profesora investigadora experta en temas de seguridad. “Y si se insiste en mantener un despliegue de ese modo, pues la estrategia de seguridad no puede funcionar”.

Explicó que “se está exacerbando el uso de la Guardia Nacional, permitiendo que haya menos formación de policías locales y menos asignación de recursos” para fuerzas locales,, “que es lo que sabemos que sí sirve en términos de reducir los delitos y la violencia a largo plazo”.

Los elementos de la Guardia Nacional ya están movilizados de manera semipermanente a estados como Michoacán, Guanajuato y Morelos; en Ciudad de México incluso tienen operativos de resguardo en el concurrido Metro capitalino.

El secretario de Seguridad Pública y Ciudadana, Alfonso Durazo, dijo que la guardia operará en 200 regiones para finales de este año. A principios de febrero se inauguraron sus primeros cuarteles formales (en algunos casos se habían estado hospedando en hoteles).

Hasta el momento, sin embargo, la situación de violencia ante la cual fue creada la guardia se mantiene en un statu quo: los reportes de homicidio no dan tregua y sigue habiendo casos muy sonados de violencia hacia grupos como mujeres y niñas.

“Para que sea sustentable la seguridad, necesita estar basada en la capacidad de policías locales y debe surgir desde las comunidades, las localidades”, no de una fuerza nacional que llega a sustituir los elementos de seguridad estatales, como sucede en este momento.

En ese sentido, para aliviar las penas de la ciudadanía mexicana sobre la seguridad se requiere más que tocar rancheras.

[Trata de mujeres en México: Tlaxcala alimenta la prostitución a ambos lados de la frontera]

En partes de Guerrero que se sienten desamparadas algunas comunidades incluso han decidido formar su propia policía, hasta con el reclutamiento de menores de edad.

La guardia también acumula críticas de que se han mantenido los abusos de uniformados a los derechos humanos, incluidos los de migrantes en la frontera sur.

“Se está disminuyendo la legitimidad que podría tener este nuevo cuerpo, que fue promocionado como una instancia de seguridad que iba a ser distinta a las demás”, sentenció Pérez-Correa.

Las funciones de la Guardia Nacional mexicana incluyen la vigilancia de las fronteras, como el río Suchiate que divide al estado de Chiapas de Guatemala.AP

Parte del problema, según activistas y académicos, son las leyes que rigen a la guardia.

Les dan “amplios poderes” para “el uso de la fuerza y la investigación de delitos, incluida la interceptación de comunicaciones privadas”, que “no incorporan de manera precisa los principios de legalidad, proporcionalidad, prevención y protección de la vida” y dan cabida “al uso de la fuerza letal en circunstancias no previstas por el derecho internacional”, según un reporte de Amnistía Internacional sobre los temas pendientes de México en materia de derechos humanos.

‘Amor eterno’: Bien sintonizados y bien recibidos

A pesar de las críticas de que el único cambio institucional es de nombre y de uniforme, sí hay iniciativas para cambiar el actuar de los guardias y otras fuerzas de seguridad en ciertos aspectos, como una ley aprobada en mayo que obliga, por primera vez, a hacer públicos los registros de personas detenidas y en qué circunstancias fueron arrestadas.

Con las fuerzas previas hay un historial de casos de tortura y de violencia sexual para hacer que las personas se declararan culpables en falso de algún delito, según informes de la ONU.

[Las mujeres desaparecidas de México que son localizadas... tras huir de la violencia doméstica]

Desde la creación de la guardia también se han reportado menos instancias de enfrentamientos en los que muere una cantidad elevada de civiles en circunstancias no aclaradas, mientras que en los gobiernos de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto hubo varios casos así, que organizaciones como la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la ONU han descrito como eventos de ejecuciones extrajudiciales.

“Si nada más cambias de uniforme, las prácticas van a seguir igual cuando las personas son las mismas”, aseveró Pérez-Correa. Pero, al menos en cuestión de muertos por enfrentamientos, dijo que sí hay una diferencia.

“Hay que reconocerlo: hay un esfuerzo dentro de la administración de López Obrador para que no haya una política de exterminio como lo hubo” durante las dos presidencias previas, dijo la académica.

Los integrantes de la guardia también ganan un mejor sueldo que lo que recibían los cuerpos anteriores, y reciben más prestaciones, como servicio médico y fondo de ahorro, con la idea de que así será más difícil corromperlos.

La Guardia Nacional de México fue establecida tras una reforma constitucional e inaugurada en junio de 2019.AP / AP

Con todo, la Guardia Nacional se mantiene como una de las instituciones públicas de México con mejores índices de aprobación. En encuestas, entre la mitad y tres cuartos de los mexicanos sondeados dice confiar en la guardia, un contraste con la confianza que había en la desaparecida policía federal, que rondaba el 25%.

Queda por verse si ese respaldo a la guardia se mantendrá conforme se involucren en más aspectos de la vida cotidiana que le competían a la policía, como disputas vecinales, y la ciudadanía les atribuya directamente los problemas en los casos en los que no puedan resolverlos. En ese caso, la guardia necesitará hacer más que tocadas musicales para seguir cayendo en gracia.

Al menos el domingo, caló entre los espectadores el lado musicalmente favorecedor del cuerpo de seguridad, y el ambiente era de fiesta con aplausos.

“Justo hoy leí sobre nuevas fugas y fosas clandestinas”, dos de los problemas de seguridad que la Guardia Nacional está encomendada para atender, “y ando dolida”, dijo Virginia Rosas, una mujer de tercera edad que lució conmovida durante todo el concierto.

Pero añadió: "Escuchar toda esta música sí me alegra el corazón en estos momentos”.

 

Lea también:

Una paleta de colores para celebrar a mujeres que recuperan sus vidas y superan la violencia

La violencia no da tregua en México: deja cifras récord de homicidios

Quejas en la Guardia Nacional por las condiciones de su despliegue