IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Corte Suprema acepta analizar un caso sobre aborto que le permitirá decidir si impone nuevos límites a este derecho de las mujeres

Los magistrados estudiarán el veto aprobado por Mississippi para la mayoría de interrupciones del embarazo tras 15 semanas, pero podría ir más allá y recortar las provisiones del dictamen histórico de Roe vs. Wade.

Por Pete Williams - NBC News

La Corte Suprema comunicó este lunes que tomará la apelación de Mississippi de un fallo de un tribunal inferior que anuló la prohibición de la mayoría de los abortos después de 15 semanas de embarazo.

El anuncio es un impulso para los que se oponen al aborto, quienes esperaban que un tribunal, de mayoría conservadora, especialmente después del nombramiento de la jueza Amy Coney Barrett, fuera más receptivo a las restricciones al aborto.

La de Mississippi fue la primera en llegar a la corte tras una ola de leyes estatales destinadas a impugnar el caso Roe contra Wade de 1973, por el cual la Corte Suprema de despenalizó el aborto inducido en ese país.

[Religiosos protagonizan en República Dominicana una marcha contra la despenalización del aborto]

Mississippi aprobó una de las leyes más restricctivas sobre el aborto en 2018, permitiendolo después de 15 semanas solo en caso de emergencias médicas o de anomalías fetales graves. Los partidarios dijeron que tenía la intención de regular "procedimientos inhumanos" y argumentaron que un feto era capaz de detectar y responder al dolor en ese estado gestacional.

La Corte Suprema ha dictaminado sistemáticamente que los estados no pueden restringir el aborto antes de la viabilidad fetal [la capacidad de un recién nacido de sobrevivir fuera del útero materno], pero Mississippi argumentó que debe tener la libertad de tener en cuenta los avances en el conocimiento médico que cambiarían el punto de viabilidad en una etapa más temprana del embarazo.

El juez de la Corte Federal de Distrito, Carlton Reeves, anuló la norma y dijo que el estado "eligió aprobar una ley que sabía que era inconstitucional para hacer cumplir una campaña de décadas, impulsada por grupos de interés, para pedirle a la Corte Suprema que revoque el caso Roe contra Wade".

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU. confirmó el fallo, lo que provocó la apelación del estado ante la Corte Suprema.

[El gobernador de Oklahoma firma tres leyes que buscan restringir el aborto con sanciones a los médicos que lo practiquen]

El juez Patrick Higginbotham alegó al panel de apelaciones que los estados "pueden regular los procedimientos de aborto antes de la viabilidad fetal siempre que no impongan una carga indebida sobre los derechos de la mujer, pero no pueden prohibir los abortos".

El Centro de Derechos Reproductivos, que representa la única clínica de abortos del estado, señaló que la Corte Suprema ha sostenido sistemáticamente que "antes de la viabilidad  fetal, corresponde a la persona embarazada, y no al estado, tomar la decisión final de continuar con el embarazo".

La viabilidad fetal ha permanecido igual desde 1992 y se determina entre las 23 y 24 semanas, según la organización.

La Corte Suprema escuchará el caso en otoño.