La Casa Blanca limitó la investigación del FBI sobre las acusaciones contra Kavanaugh

Al FBI no se le ha permitido investigar los reclamos de Julie Swetnick, confirmó un funcionario de la Casa Blanca a NBC News.

La Casa Blanca está limitando el alcance de la investigación del FBI sobre las acusaciones de mala conducta sexual contra el candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh, dijeron varias personas informadas sobre el asunto a NBC News.

Aunque el FBI examinará las acusaciones de Christine Blasey Ford y Deborah Ramirez, no se ha permitido que la oficina investigue los reclamos de Julie Swetnick, quien acusó a Kavanaugh de participar en actos sexuales inapropiados en fiestas mientras era estudiante en la Escuela Preparatoria Georgetown en la década de 1980, dijeron personas familiarizadas con la investigación.

Un funcionario de la Casa Blanca confirmó que las acusaciones de Swetnick no se analizarán como parte de la investigación de antecedentes reabierta de Kavanaugh.

Ford dijo el jueves en el Senado que estaba 100% segura de que Kavanaugh la agredió sexualmente cuando ambos estaban en la escuela secundaria. Ramírez alegó que él se desnudó ante ella cuando eran alumnos de Yale. Kavanaugh ha negado tajantemente las denuncias de Ford, Ramirez y Swetnick.

Relacionado: Una de las 3 mujeres que acusa a Kavanaugh de abuso, contactada por FBI

En lugar de investigar los reclamos de Swetnick, la oficina del abogado de la Casa Blanca le ha dado al FBI una lista de testigos a los que podrá entrevistar, de acuerdo con varias personas relacionadas con la investigación que hablaron bajo la condición del anonimato.

Aseguraron que la Casa Blanca había puesto restricciones en la investigación del FBI y advirtieron que las mismas, aunque no son inusuales en circunstancias normales, pueden dificultar investigar pistas adicionales en un caso en el que un candidato a la Corte Suprema ha sido acusado de asalto sexual

Las supuestas restricciones parecen estar en contradicción con lo que algunos miembros del comité judicial del Senado parecían esperar cuando acordaron darle al FBI hasta una semana para investigar las acusaciones contra Kavanaugh, un juez federal que creció en el área de Washington DC y asistió una escuela secundaria de élite antes de ir a Yale.

Relacionado: ACLU rechaza a Kavanaugh por acusaciones, un posicionamiento atípico de la entidad

El presidente Donald Trump dijo el sábado que el FBI tiene "libertad total" en la investigación. "Van a hacer lo que tengan que hacer", dijo. "Lo que sea que hagan, lo estarán haciendo, cosas en las que nunca pensamos. Y con suerte en la conclusión todo estará bien".

El presidente también dijo que cree que el papel de Flake en el retraso de la votación está bien. "En realidad, esto podría ser una bendición disfrazada", continuó Trump. "Debido a que el FBI sale a la calle, hace una investigación exhaustiva, ya sean tres o siete días, creo que será menos de una semana. Pero al hacer una investigación exhaustiva, creo que será una bendición disfrazada. Será algo bueno ".

"No necesito un plan de respaldo", aseguró Trump y agregó que cree que Kavanaugh "va a estar bien".

El senador Chris Coons, demócrata de Delaware, dijo a Chris Hayes de MSNBC el sábado que apoya que la investigación sea de una semana.

El senador Jeff Flake, republicano de Arizona, quien exigió una investigación del FBI, dijo que pensaba que la agencia decidiría cómo llevarlo a cabo. Su colega demócrata, el senador Sheldon Whitehouse de Rhode Island, dijo que esperaba que la investigación del FBI incluya "personal adecuado", apoyo del comité para "decisiones rápidas de inmunidad y citación obligatoria según sea necesario, más la capacidad de investigar de las acusaciones de una "inclinación por la embriaguez y tratamiento inadecuado de las mujeres, particularmente cuando se relaciona específicamente con incidentes bajo investigación".

Una portavoz del FBI se negó a comentar y remitió las preguntas a la Casa Blanca.

Un funcionario de la Casa Blanca no discutió específicamente las limitaciones sobre el alcance de la investigación del FBI, pero negó que la Casa Blanca estuviese "microadministrando" la investigación.

El portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, dejó claro que "el alcance y la duración han sido establecidos por el Senado. La Casa Blanca está dejando que los agentes del FBI hagan lo que estén capacitados para hacer".

El Senado solo ha dicho que la investigación complementaria del FBI "se limitará a las acusaciones creíbles actuales contra el nominado y debe completarse a más tardar dentro de una semana a partir de hoy".

El abogado de la Casa Blanca Don McGahn, quien ha guiado la nominación de Kavanaugh desde que el presidente Trump lo eligió para la Corte Suprema el 9 de julio, se encarga de lidiar con el FBI por parte de la Casa Blanca al tratar la investigación, dijeron los involucrados en el proceso a NBC News.

Un funcionario al tanto del proceso dijo que no es inusual que la Casa Blanca establezca parámetros en una investigación de antecedentes del FBI para un candidato presidencial. El FBI no tuvo más remedio que aceptar estos términos, dijeron las fuentes a NBC News, porque está llevando a cabo una investigación de antecedentes en nombre de la Casa Blanca.

Si el FBI se entera de que otros pueden corroborar lo que dicen los testigos, no está claro si los agentes podrán contactarlos en los términos establecidos por la Casa Blanca, dijeron las dos fuentes informadas sobre el asunto.

Algunas áreas están fuera de los límites, dijeron las fuentes.

Los investigadores planean reunirse con Mark Judge, un compañero de clase de la escuela secundaria y amigo de Kavanaugh a quien Ford nombró como testigo y participante de su presunto asalto.

Pero a partir de ahora, el FBI no puede pedirle al supermercado que empleó a Judge que verifique registros cuando estaba empleado allí, dijo una de las fuentes. Ford dijo en un testimonio en el Congreso el jueves que esos registros la ayudarían a reducir el período de tiempo del presunto incidente, que recuerda haber tenido lugar en el verano de 1982 en el condado de Montgomery, Maryland.

Dos fuentes familiarizadas con la investigación dijeron que el FBI tampoco podrá examinar por qué el relato de Kavanaugh sobre su consumo de alcohol en la Universidad de Yale difiere del de algunos ex compañeros de clase, que han dicho que era conocido como un gran bebedor. Esos detalles pueden ser pertinentes para investigar los reclamos de Ramírez, quien describió un presunto incidente de mala conducta sexual que ella dijo que ocurrió mientras Kavanaugh estaba ebrio. El abogado de Ramírez dijo el sábado que había sido contactada por el FBI y que cooperaría.

Las condiciones bajo las cuales se produce la verificación de antecedentes reabierta del FBI parecen diferir de las previstas por Flake, quien usó su influencia como un voto decisivo para presionar a la administración Trump a ordenar la investigación del FBI.

Flake dijo el viernes que pensaba que el FBI debería decidir el alcance de la investigación.

“Tendrán que decidir: el FBI ya sabes, qué tan lejos va eso", dijo a los periodistas. "Esto tiene un límite de tiempo y alcance, y creo que es apropiado cuando se trata de un puesto vitalicio y denuncias tan graves, y debemos informar a la gente de que lo tomamos en serio".