Kerry llega a Bruselas entre críticas a gobierno belga

Sec. de Estado de EEUU llegó horas más tarde de que al menos seis personas fueran detenidas en redadas relacionadas con los atentados

BRUSELAS, Bélgica (AP) — El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, celebraba el viernes en Bruselas varias reuniones sobre lucha antiterrorista, mientras altos cargos del asediado gobierno belga afrontaban críticas por varios fallos de seguridad e inteligencia antes de los atentados de esta semana en la capital belga, en los que murieron 31 personas y 270 resultaron heridas.

Atacantes de Bruselas estaban en bases de datos de EEUU contra el terrorismo

La llegada de Kerry se produjo horas más tarde de que al menos seis personas fueran detenidas en redadas relacionadas con los atentados del martes contra el aeropuerto y el metro de Bruselas. Se esperaba que la fiscalía belga decidiera el viernes si los dejaba en libertad o presentaba cargos en su contra.

Terroristas usaron clavos en sus bombas para hacer el mayor daño posible

Por su parte, las autoridades francesas detuvieron a un hombre el jueves que según las autoridades estaba culminando la preparación de un atentado. Varias fuentes dijeron a Associated Press que el sospechoso, Reda Kriket, de 34 años, tenía una condena previa por terrorismo en Bélgica y estaba relacionado con el supuesto ideólogo de los atentados de noviembre en París, Abdelhamid Abaaoud.

Hermanos terroristas de Bruselas también participaron en ataques a París

Mientras Bruselas empezaba a recuperar una cierta normalidad en el tercer día de luto, las autoridades rebajaron en un nivel la alerta del país. Sin embargo, advirtieron que la situación sigue siendo grave y otro ataque es "probable y posible". Bélgica llevaba en el máximo nivel de alerta desde los atentados del martes.

Además de reunirse con autoridades belgas y de la Unión Europea, que tiene su sede en Bruselas, Kerry tenía previsto presentar sus respetos a las víctimas de los ataques. Durante su visita esta semana a Moscú, el diplomático estadounidense afirmó que los atentados resaltaban la urgencia de mostrar un frente unido ante el grupo Estado Islámico.

Kerry, que aterrizó en el aún cerrado aeropuerto de Bruselas, tenía previsto reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el primer ministro belga, Charles Michel, y el ministro de Exteriores Didier Reynders, así como con el rey Felipe de Bélgica.

Las autoridades belgas han recibido críticas por haber pasado por alto varias pistas que apuntaban a un ataque inminente, y la presión sobre el gobierno se acumula tanto dentro como fuera del país. Los ministros de Interior y Justicia presentaron su renuncia el miércoles, pero el primer ministro rechazó aceptar sus dimisiones. Ambos acudirán a una sesión parlamentaria sobre los atentados el viernes.

Las autoridades han relacionado oficialmente los ataques en Bruselas con los atentados del 13 de noviembre en parís, en los que murieron 130 personas. Ambos fueron realizados aparentemente pro la misma célula del grupo EI con base en Bélgica.

Algunos de los agresores estaban buscados por las autoridades en Francia y Bélgica, pero consiguieron ocultarse en pisos francos, construir bombas y cometer ataques coordinados.