IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un juez anula una condena por violación al considerar que el joven "ya tuvo suficiente castigo" con cinco meses en prisión

“Mi corazón está destruido por la víctima”, dice la fiscal sobre la adolescente de 16 años que denunció la agresion sexual y tuvo que salir corriendo de la corte para llorar en el baño.

Por Marlene Lenthang - NBC News

La decisión de un juez de Illinois de reducir la condena por agresión sexual a un joven de 18 años, diciendo que los 148 días que ya ha pasado en la cárcel a la espera de juicio son suficiente castigo, ha provocado enojo e indignación.

Robert Adrian, juez del condado de Adams, determinó que Drew Clinton, de 18 años, era culpable de un cargo de agresión sexual criminal en un juicio sin jurado celebrado en octubre. Ese cargo conlleva una sentencia mínima obligatoria de 4 años de prisión.

El adolescente había sido denunciado por Cameron Vaughan, de 16 años, quien explicó que Clinton la agredió sexualmente en una fiesta de graduación el pasado 30 de mayo.

Pero el juez anunció durante la audiencia para imponer su sentencia el pasado 3 de enero que no enviaría al adolescente a la cárcel, modificando así su veredicto original.

[“Estamos destrozados”, dice el padre de un joven de 17 años asesinado en un caso de ira al volante]

Cameron Vaughan.
Cameron Vaughan.NBC

“Clinton ha cumplido casi cinco meses en la cárcel del condado, 148 días. Por lo que sucedió en este caso, eso es suficiente castigo”, dijo, según una transcripción obtenida por el periódico Herald-Whig.

El juez señaló que Clinton acababa de cumplir 18 años dos semanas antes del incidente y no tenía antecedentes penales. “Por ley, se supone que el tribunal debe sentenciar a este joven a acabar en el Departamento Correccional. Esta corte no hará eso”, aseguró.

Así, decidió dictaminar que la Fiscalía "no había podido probar su caso”, pese a su condena inicial en sentido contrario. "Esta corte va a reconsiderar su veredicto, va a encontrar al acusado no culpable", dijo el juez, “el acusado será puesto en libertad”.

La decisión se produjo después de que el abogado de Clinton, Andrew C. Schnack III, presentara dos mociones posteriores al juicio pidiendo que se declararan inconstitucionales las disposiciones de sentencia obligatoria y solicitando un fallo de no culpabilidad, según la transcripción judicial.

La joven que denunció a Clinton contó a la estación local WGEM que salió corriendo de la sala del tribunal para llorar en el baño al escuchar la decisión.

Vaughan relató la agresión al periódico: “Me desperté en la casa de mi amiga con una almohada sobre mi cara para que no pudiera ser escuchada y Drew Clinton dentro de mí”.

Le pedí que se detuviera varias veces y no lo hizo. Finalmente me levanté del sofá y lo empujé fuera de mí, y él saltó y comenzó a jugar videojuegos como si nada hubiera pasado”, agregó.

Durante la audiencia, el juez increpó a los padres en cuya casa se celebró la fiesta donde tuvo lugar la agresión por dejar que los menores bebieran y nadaran en la piscina en ropa interior.

La fiscal estatal adjunta, Anita Rodríguez, dijo que estaba sorprendida por la decisión y agregó que no había visto algo así en 40 años de carrera.

Mi corazón está destruido por la víctima”, dijo al Herald-Whig. “Fue un testimonio muy difícil para ella. Hizo mucho por su proceso de curación, pero ahora ha vuelto a donde empezó”, señaló. 

El abogado del joven acusado dijo que las mociones posteriores al juicio son usuales. “La mayoría de las veces, pero no todo el tiempo, son rechazadas. Esta es una de esas veces en que se concedió la moción y eso es lo que tiene a todo el mundo alborotado”, dijo el jueves a NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo. 

Y agregó: “Adrian es un juez muy bueno. Sé que está siendo acusado de dañar a esta víctima o evitar que se recupere, pero concedió cinco mociones que presentó el estado. Protegió a la niña con sus fallos tanto como pudo”.

Sostuvo que su cliente debería haber sido declarado inocente de los tres cargos de agresión sexual en el juicio sin jurado, en el que fue declarado inocente de dos cargos y culpable de uno.

La Red del Área de Quincy contra el Abuso Doméstico dijo en un comunicado que está “indignada” por la decisión.

“El veredicto y los comentarios de Adrian envían un mensaje escalofriante a otras víctimas de violación de que se juzgará su comportamiento, no el de los violadores. Avergonzar a las víctimas, liberar a los violadores”, dice el comunicado.

“Esta sentencia refuerza el hecho de que los estándares para las mujeres siempre han sido imposiblemente altos, mientras que son increíblemente bajos para los hombres”, concluyó.