IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un informe del Gobierno apunta al príncipe heredero de Arabia Saudita por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018

La Administración Biden publicará un informe de inteligencia este jueves que concluye que Mohammed bin Salman aprobó el asesinato del reportero de 59 años en 2018. La postura del presidente marcará un nuevo capítulo en la relación entre Estados Unidos y Arabia Saudita rompiendo con la política exterior de Trump.

Por Andrea Mitchell y Ken Dilanian - NBC News

La Administración Biden publicará un informe de inteligencia este jueves que concluye que el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, aprobó el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi, según tres funcionarios estadounidenses familiarizados con el asunto.

La evaluación de inteligencia, basada en gran parte en el trabajo de la CIA, no es nueva: NBC News, cadena hermana de Telemundo, fue una de las organizaciones que lo confirmaron en 2018. Pero su ratificación pública marcará un nuevo capítulo en la relación entre Estados Unidos y Arabia Saudita y una clara ruptura por parte del presidente Joe Biden con la política del expresidente, Donald Trump, que erró sobre el papel del estado saudí en un brutal asesinato que fue ampliamente condenado por miembros del Congreso, periodistas y un investigador de la ONU.

[La ONU encuentra "pruebas creíbles" que implican al príncipe saudí en el asesinato del periodista Khashoggi]

La agencia de noticias Reuters adelantó el resumen de inteligencia desclasificado que se publicará el jueves.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, declaró a los periodistas el miércoles que Biden se comunicaría con el rey saudí, en lugar de con su hijo, el príncipe heredero y que el informe desclasificado se estaba preparando para su publicación pronto.

Queda por ver cómo la publicación del informe afectará las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita. Los funcionarios de Biden se han comprometido con los saudíes desde que asumieron el cargo, según el Departamento de Estado.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, durante una conferencia de la Iniciativa de Inversión Futura en la capital de Arabia Saudita, Riad, el 23 de octubre de 2018.Fayez Nureldine/AFP via Getty Images

Khashoggi, de 59 años, era un ciudadano saudí que trabajaba como columnista de The Washington Post cuando fue convocado en el consulado saudí de Estambul el 2 de octubre de 2018 y asesinado por un equipo de agentes de inteligencia con estrechos vínculos con el príncipe heredero. Su cuerpo fue desmembrado con una sierra para huesos, según funcionarios estadounidenses. Los restos no fueron encontrados.

Después de negar primero el asesinato, el Gobierno saudí cambió de rumbo y admitió que Khashoggi murió por accidente cuando el equipo trató de extraditarlo por la fuerza. Los saudíes afirman que el equipo actuó por su cuenta y que el príncipe heredero no estuvo involucrado.

[Por qué el príncipe heredero de Arabia Saudita "hackeó" el teléfono del dueño de Amazon]

Ocho hombres fueron condenados en un juicio que los observadores internacionales calificaron de farsa y cinco fueron sentenciados a pena de muerte. Sus condenas fueron conmutadas por 20 años después de que supuestamente los familiares de Khashoggi los perdonaran.

Agnes Callamard, que investigó el homicidio para las Naciones Unidas, acusó a Arabia Saudita de una "ejecución deliberada y premeditada, un homicidio extrajudicial del que el estado de Arabia Saudita es responsable según el derecho internacional de los derechos humanos".

La CIA presentó a la Casa Blanca su evaluación en 2018, pero no pareció cambiar las relaciones amistosas de Trump con Arabia Saudita ni con bin Salman en particular.

[Riad impone cinco condenas de muerte por el asesinato del periodista del 'Washington Post' Jamal Kashoggi]

Trump se jactó en 2019 de haber protegido a bin Salman del escrutinio del Congreso en entrevistas grabadas con el periodista Bob Woodward.

"Le salvé el trasero", dijo Trump. "Logré que el Congreso lo dejara en paz. Logré frenarles", agregó.

"¿Crees que lo hizo?", preguntó Woodward.

"No, él dice que no lo hizo", respondió Trump.

Durante la campaña electoral de 2020, Biden prometió hacer que los saudíes "paguen el precio y los conviertan, de hecho, en los parias que son".

Biden ha puesto fin al apoyo estadounidense a la guerra de Arabia Saudita en Yemen, pero no ha tomado medidas para cortar la ayuda militar a un importante aliado de Oriente Medio y socio antiterrorista.

"La intención del presidente, como es la intención de este Gobierno, es recalibrar nuestro compromiso con Arabia Saudita", concluyó Psaki el miércoles.

Con información de Reuters.