IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Sentencian a líder de los Proud Boys a 5 meses de prisión por quemar pancarta de Black Lives Matter

Henry Tarrio, de 37 años, conocido por sus seguidores como Enrique, admitió haber quemado el mensaje que fue retirado de una histórica iglesia durante una manifestación a favor de Trump el pasado mes de diciembre.

Por Pete Williams - NBC News

Henry Tarrio, líder del grupo de extrema derecha Proud Boys fue sentenciado este lunes a más de cinco meses de cárcel después de admitir que quemó una pancarta de Black Lives Matter, tomada de una histórica iglesia negra en Washington D.C. durante una manifestación a favor de Donald Trump en diciembre. 

Tarrio, conocido por sus seguidores como Enrique, fue arrestado el 4 de enero en Washington por el incidente del 12 de diciembre, en el que los Proud Boys y otros grupos marcharon por el centro de esa ciudad y robaron la pancarta de la Iglesia Metodista Unida de Asbury, una de las iglesias negras más antiguas de Washington.

Tarrio, de 37 años, originario de Miami, Florida, también se declaró culpable de intentar adquirir un cartucho de arma de alto calibre, lo cual es ilegal en el estado. Los investigadores dijeron que tenía el cargador cuando regresó a la ciudad el 6 de enero para unirse a las manifestaciones por el conteo de votos electorales en el Congreso.

Ambos cargos son delitos menores que se castigan por lo menos con seis meses de cárcel.

Los fiscales federales recomendaron una sentencia de 90 días, seguida de tres meses de libertad condicional y una orden que le prohibía regresar a Washington. La quema de la pancarta, dijeron, “tuvo un profundo efecto emocional y psicológico en la iglesia y sus miembros” y Tarrio se jactó abiertamente de ello, diciendo en las redes sociales: “¡Estoy muy orgulloso de lo que hice!”.

Un pastor de alto rango de la iglesia, el reverendo Ianther Mills, intervino durante la audiencia antes de que se impusiera la sentencia y calificó la conducta de Tarrio como “un acto de intimidación y racismo” y lo acusó de publicitarlo como “un trofeo en las redes sociales”.

Tarrio dijo al juez que cometió “un grave error”. “Lo siento profundamente. No vi las consecuencias de mis acciones”, aseguró este lunes.

[Canadá etiqueta a los Proud Boys como una entidad terrorista: “No toleraremos la violencia”]

Los fiscales argumentaron que el video, tomado durante la manifestación de diciembre, demostraba que él estaba en la propiedad de la iglesia y sus alrededores mientras otros miembros de los Proud Boys robaban la pancarta. “Sabía dónde estaba y de dónde venía la pancarta que quemó, que tenía impreso el nombre de Asbury”.

Integrantes de los Proud Boys, entre ellos Enrique Tarrio, segundo de izquierda a derecha, en Portland en septiembre 2020 John Locher|AP / AP

El juez de la Corte Superior, Harold Cushenberg, aseveró que Tarrio “no expresó de manera creíble un remordimiento genuino” y lo condenó a un total de 155 días y se le ordenó entregarse en la cárcel de Washington D.C. el 6 de septiembre.

La declaración de culpabilidad y la sentencia no están relacionadas con los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, en los que al menos 30 miembros o seguidores de los Proud Boys han sido acusados. Los fiscales federales afirman en documentos judiciales que Tarrio, conocido como el 'presidente de los Proud Boys', publicó en las redes sociales mensajes asegurando que los miembros del grupo aparecerían ese día “en números récord".

[Supremacista de Charlottesville se declara culpable por crímenes de odio tras arroyar a multitud]

Después de que Tarrio fue arrestado, otros miembros del grupo se encargaron de planear el ataque al Capitolio el día que los congresistas se reunieron para contar el voto electoral en la elección presidencial, según los fiscales.

Funcionarios federales explicaron que la policía de Washington fue alertada sobre la visita de Tarrio a la ciudad para el evento de Trump, por lo que pudieron prepararse para arrestarlo por quemar la pancarta.