IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Por qué los pasaportes incautados a Trump por el FBI podrían ser un problema para el expresidente?

Los fiscales federales explicaron que los pasaportes estaban en un cajón del escritorio que también contenía documentos clasificados y que son “pruebas relevantes”.

Por Dareh Gregorian - NBC News

Donald Trump se ha quejado de que la incautación de sus pasaportes por parte de los agentes del FBI demostró que los investigadores se desbocaron al registrar su complejo turístico de Florida, pero la nueva información sobre cómo y dónde se encontraron los documentos podría suponer un gran problema para el expresidente, según expertos legales consultados por nuestra cadena hermana, NBC News.

En una nota a pie de página en la presentación del tribunal del martes que tumba la demanda de Trump de un inspector especial para ordenar las pruebas que se incautaron en su propiedad de Mar-a-Lago, funcionarios del Departamento de Justicia respondieron a su argumento de que era una exageración para tomar tres pasaportes que fueron devueltos más tarde.

[Los abogados de Trump responden al Departamento de Justicia sobre documentos clasificados en Mar-a-Lago]

En consonancia con los términos de la orden de registro, el Departamento de Justicia dijo en la presentación que “el Gobierno incautó el contenido de un cajón del escritorio que contenía documentos clasificados y registros gubernamentales mezclados con otros documentos".

“Los otros documentos incluían dos pasaportes oficiales, uno de los cuales estaba caducado, y un pasaporte personal, que estaba caducado”, explicó. “La localización de los pasaportes es una prueba relevante en una investigación sobre la retención no autorizada y el mal manejo de información de defensa nacional”.

La analista legal de NBC News Barbara McQuade, exfiscal de Estados Unidos, dijo que la razón por la que los pasaportes son “evidencia relevante” es clara: apuntan directamente a Trump.

“En la mayoría de los registros buscas documentos de identidad para relacionar a un sospechoso con las pruebas que buscas: fotografías, identificaciones, facturas de servicios públicos. Si se encuentra el contrabando en la misma habitación que los documentos de identidad, se puede inferir que esa persona tenía dominio y control sobre los documentos”, explicó McQuade, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan.

Según el Departamento de Justicia, el cajón con los documentos clasificados y los pasaportes estaba en la “oficina 45” de Trump en Mar-a-Lago.

[El Departamento de Justicia dice que el equipo de Trump probablemente “ocultó y eliminó” documentos clasificados en Mar-a-Lago]

“Encontrar los pasaportes al lado de los documentos clasificados sugiere que él mismo fue quien los manejó”, indicó McQuade.

También hace que sea difícil para Trump argumentar que los mozos de mudanza o ayudantes manejaron mal los documentos o que él no era consciente de su presencia, dijo McQuade, argumentando: “Eso es una evidencia bastante condenatoria".

El analista legal de NBC News, Glenn Kirschner, ex fiscal federal, estuvo de acuerdo.

“Las dos cosas que siempre tomamos cuando ejecutamos órdenes de registro son las pruebas del delito y las pruebas de propiedad o información posesoria”, señaló Kirschner. “Si hay facturas de servicios públicos en el lugar de los hechos, se incautan las facturas, no porque sean pruebas de un delito, sino porque son pruebas de posesión y propiedad”, agregó.

Trump se quejó una semana después del registro del 8 de agosto de que los agentes del FBI “robaron mis tres pasaportes”, justo después de que un funcionario del Departamento de Justicia enviara un correo electrónico a los abogados de Trump para decir que el Departamento de Justicia tenía los pasaportes y los estaba devolviendo.

[“Nos preocupaba todo el tiempo”: así manejaba Trump los documentos secretos cuando era presidente]

En su presentación pidiendo un maestro especial, los abogados de Trump argumentaron que al devolver los pasaportes, los investigadores reconocieron que “no fueron incautados válidamente.” Su equipo legal respondió a la presentación del Departamento de Justicia el miércoles por la noche, con argumentos sobre la solicitud de maestro especial fijada para el jueves.

Esta es una vista aérea del club Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump en Palm Beach, Florida, el miércoles 31 de agosto de 2022.
Esta es una vista aérea del club Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump en Palm Beach, Florida, el miércoles 31 de agosto de 2022.Steve Helber / AP

La abogada de Trump, Christina Bobb, declaró a Fox News el mes pasado que la incautación de los pasaportes por parte de los agentes “va a mostrar el nivel de audacia que tienen".

“Creo que demuestra lo agresivos que fueron, lo exagerados que fueron, que estaban dispuestos a ir más allá de las cuatro esquinas de la orden y tomar cualquier cosa que consideraran apropiada o que sintieran que podían tomar”, explicó Bobb.

[Demandas por abuso sexual, difamación y el asalto al Capitolio: las causas que Trump tiene pendientes con la justicia]

La presentación del Gobierno el martes señaló que la orden de registro permitía expresamente que los agentes se llevaran artículos que estuvieran mezclados con “documentos con marcas de clasificación”, y McQuade y Kirschner estuvieron de acuerdo en que lo más probable es que no hubiera ninguna razón para que el Gobierno se quedara con los pasaportes, que según ellos habrían sido fotografiados y copiados antes de ser devueltos a los abogados de Trump. “Sólo hay que poder documentar que el pasaporte se encontró junto al contrabando”, dijo Kirschner.

McQuade dijo que los investigadores devolvieron los pasaportes “porque obtuvieron lo que necesitaban de ellos”.