IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

México demanda a fabricantes de armas de Estados Unidos por no evitar el tráfico ilegal

"Es una acción legal que pudiera tener éxito en contra de quienes producen las armas que están íntimamente vinculadas a la violencia que México vive hoy", dicen las autoridades, que podrían requerir miles de millones de dólares en compensaciones.

El Gobierno mexicano presentó este miércoles una demanda contra los principales fabricantes y distribuidores de armas de Estados Unidos ante un tribunal federal de Boston, argumentando que sus prácticas comerciales negligentes han desatado el derramamiento de sangre en México.

"Esta demanda son dos años de trabajo. Es una acción legal que pudiera tener éxito en contra de quienes producen las armas que están íntimamente vinculadas a la violencia que México vive hoy y que ha vivido todo el siglo XXI”, dijo Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de México, en un encuentro con los medios.

[Al menos 10 heridos de bala en un ataque de pandillas en Queens, Nueva York]

Ebrard sostuvo que el incremento en la disponibilidad de armas ocasionó un aumento de la violencia en su país y precisó que se trata de una demanda civil de daños que fue presentada contra los fabricantes para que compensen al Gobierno mexicano "por los daños causados por sus prácticas negligentes". "El monto de esta exigencia será determinado en el juicio", agregó.

La demanda fue presentada ante una corte federal en Boston, Massachusetts, y consta de un documento de 139 páginas en el que se alega la presunta responsabilidad de unas 10 empresas estadounidenses entre las que se destacan compañías como Smith & Wesson, Barrett Firearms, Beretta, Century International Arms, Colt’s Manufacturing Company, Glock, Sturm, Ruger & Co y Witmer Public Safety Group, entre otras.

Armas de Smith & Wesson en una exposición celebrada en Las Vegas, en junio de 2016. AP

[Detienen a un hombre de 22 años que mató a un agente e hirió a otros cuatro en Texas tras más de 10 horas de enfrentamientos]

El Gobierno mexicano argumenta que esas empresas saben que sus prácticas contribuyen al tráfico de armas a México y lo facilitan.

"Las empresas argumentan que cuando [las armas] salen a venta y comercialización ya no tienen ninguna responsabilidad, pero sí la tienen y por supuesto que tienen información precisa si alguien adquiere cinco Barrett de 50, y si las compran tres veces también tienen toda esa información", aseguró Ebrard.

La demanda pide que los fabricantes implementen estándares razonables, verificables, para monitorear y disciplinar a los distribuidores porque, según Ebrard, saben cuál es el destino final de muchos de sus productos.

Además, requiere que se incorporen mecanismos de seguridad en las armas para que se pueda prevenir que sean usadas por personas no autorizadas o vinculadas a la delincuencia con el fin de prevenir el tráfico ilícito.

[Se refuerza la presencia policial en carreteras por el incremento de incidentes violentos de furia al volante por todo el país]

Ebrard aseguró que los fabricantes están desarrollando modelos que “tienen diferentes tipos de arreglos desde el punto de vista estético y de uso” para que sean utilizados por el narcotráfico.

El Gobierno mexicano “inicia esta acción para poner fin al daño masivo que los acusados ​​causan al facilitar activamente el tráfico ilegal de sus armas a los cárteles de la droga y otros criminales en México”, dice la demanda.

El 70% de las armas que se trafican a México provienen de Estados Unidos, según la Secretaría de Relaciones Exteriores. Y solo en 2019, al menos 17,000 homicidios estuvieron vinculados al tráfico de armas, agrega.

[Un juez culpa a la Fuerza Aérea del peor asesinato masivo a tiros en una iglesia de Texas]

Alejandro Celorio, asesor legal de la cancillería mexicana, dijo a los periodistas el miércoles que el daño causado por las armas traficadas equivaldría del 1.7% al 2% del Producto Interior Bruto de México.

El año pasado, el PIB de México fue de más de 1.2 billones de dólares. El Gobierno podría buscar así una compensación de al menos 10,000 millones de dólares, dijo Celorio.

“No lo hacemos para presionar a Estados Unidos”, dijo, “lo hacemos para que no haya muertes en México”. “No buscamos cambiar las leyes estadounidenses”, indicó por su parte Ebrard.

[Biden anuncia órdenes ejecutivas para prevenir la violencia con armas, tras varios tiroteos recientes]

“Si no hacemos una demanda de esta naturaleza, y si no la ganamos, no van a entender. Van a seguir haciendo lo mismo y vamos a seguir teniendo muertos todos los días en nuestro país”, aseveró Ebrard.

También especificó que México presento 17 acciones a Estados Unidos que se están trabajando de manera conjunta para atacar esa problemática y esta acción “no sustituye otros esfuerzos”.

México tiene que hacer más y mejor para controlar su frontera, de hecho, tenemos que pensar en otro tipo de supervisión de la frontera contra las armas y en eso estamos”, explicó.

[La pandemia disparó la venta de armas de fuego en Estados Unidos. Y todavía sigue en aumento]

La venta de armas de fuego está severamente restringida en México y es controlada por las autoridades. Pero miles de armas son introducidas de contrabando por los poderosos carteles de la droga del país.

El año pasado hubo más de 36,000 asesinatos en México y el número de víctimas sigue siendo alarmantemente alto a pesar de la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de pacificar el país. En 2020, la tasa de homicidios a nivel nacional se mantuvo en 29 por cada 100,000 habitantes. En comparación, la tasa de homicidios de Estados Unidos en 2019 fue de 5.8 por 100,000 habitantes.

En agosto de 2019, un hombre armado mató a 23 personas en un Walmart de El Paso, Texas, incluidos algunos ciudadanos mexicanos. En ese momento, Ebrard, dijo que el Gobierno exploraría sus opciones legales.

Según las autoridades mexicanas, los recientes fallos de los tribunales estadounidenses contribuyeron a su decisión de presentar la demanda.

Citaron una decisión en California que permitió demandar a Smith & Wesson, una demanda presentada la semana pasada contra Century Arms relacionada con un tiroteo sucedido en 2019 en Gilroy, California, y el acuerdo de 33 millones de dólares logrado por algunas familias cuyos hijos murieron en el tiroteo masivo perpetrado en una escuela de Newtown, Connecticut.

Con información de AP, The Washington Post y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.