IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los abogados de la Organización Trump ultiman el plazo para evitar la imputación por cargos criminales

Los abogados que representan al entramado empresarial del expresidente Donald Trump tienen de plazo hasta este lunes para convencer a los fiscales de que no presenten cargos contra ese conglomerado.

Los fiscales de Nueva York dieron a los abogados del expresidente Donald Trump de plazo hasta este lunes por la tarde para presentar argumentos finales sobre por qué la Organización Trump no debería enfrentar cargos penales.

[Trump arranca su gira de la venganza en Ohio agitando el fantasma de la inmigración y con Georgia en la mira]

Según informa este lunes el diario The Washington Post, que cita fuentes familiarizadas con la investigación, esta iniciativa representa una "clara señal" para encarrilar el caso por parte del fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Jr., y la fiscal general de Nueva York, la demócrata Letitia James, que ahora trabajan juntos en esta investigación.

Anteriormente, ambos han pasado más de dos años investigando los negocios de Trump por separado y son los que planean presentar cargos criminales contra sus empresas.

Los fiscales investigan si las empresas de Trump usaron valoraciones falsas de sus propiedades para engañar a los prestamistas y a las autoridades tributarias, y si se pagaron impuestos sobre los beneficios complementarios de los directivos de la empresa, según documentos judiciales y personas familiarizadas con las investigaciones citadas por el rotativo.

[El Departamento de Justicia busca defender a Trump en una demanda por difamación de una escritora que le acusó de agresión sexual]

Las dos personas familiarizadas con el plazo fijado para los abogados de Trump que cita el Post hablaron bajo condición de anonimato.

Según la ley de Nueva York, los fiscales pueden presentar cargos contra corporaciones además de contra personas.

El expresidente Donald Trump
El expresidente Donald Trump aplaude a la multitud después de hablar en la Convención Republicana de Carolina del Norte el sábado 5 de junio de 2021 en Greenville.AP Photo/Chris Seward

 

El jueves pasado, los abogados que trabajaban para Trump personalmente y para su entramado empresarial se reunieron virtualmente con los fiscales para argumentar que los cargos no estaban justificados.

Reuniones como estas son comunes en las investigaciones financieras, lo que permite a los abogados defensores la oportunidad de mostrar pruebas antes de que los fiscales tomen una decisión sobre la presentación de cargos.

[Así reaccionó Trump a la decisión de Facebook de dejarlo fuera de la plataforma por dos años]

Los portavoces de Vance y James se negaron a comentar este domingo, al igual que un abogado de Trump, Ronald Fischetti, y un abogado de la Organización Trump, Alan Futerfas, estas gestiones.

Personas familiarizadas con la investigación confirmaron, por su parte, a The Washington Post que los fiscales estaban considerando presentar cargos contra la Organización Trump como entidad, así como contra su director financiero, Allen Weisselberg, tras la negativa de éste a ayudar en la investigación.

Trump, que el sábado por la noche inició una serie de actividades encaminadas a relanzar su nuevo proyecto electoral con un multitudinario mitin en Wellington, Ohio, todavía es dueño de sus negocios a través de un fideicomiso administrado por sus hijos mayores y Weisselberg.

El exmandatario renunció a la gestión diaria de la empresa mientras estuvo en la Casa Blanca, pero no está claro qué papel desempeña ahora en el entramado.

[Pese a que cortes y estados negaron un fraude, el 53% de los republicanos creen que Trump es el presidente legítimo]

El mes pasado, Trump calificó las investigaciones como una "caza de brujas" dirigida por demócratas que buscan dañar sus perspectivas políticas futuras.

"Comenzó el día en que bajé las escaleras mecánicas de la Torre Trump y nunca se detuvo", señaló Trump en un comunicado de prensa, refiriéndose al inicio de su campaña presidencial en 2015.

Los negocios de Trump utilizan una red de cientos de compañías individuales de responsabilidad limitada, la mayoría de las cuales están controladas en última instancia por un fideicomiso cuyo beneficiario es el propio expresidente, asegura el diario.

Con información de EFE y The Washington Post.