IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las restricciones al aborto basadas en estereotipos asiáticos preocupan a los defensores de este derecho

Los expertos dicen que en los últimos años se han aprobado prohibiciones del aborto selectivo por razón de sexo en varios estados. Los críticos dicen que se han justificado apelando a la supuesta preferencia de las familias asiáticas por los hijos varones.

Por Kimmy Yam - NBC News

En medio del debate sobre los derechos reproductivos, los activistas y académicos asiático-americanos resaltan que las restricciones basadas en estereotipos raciales han asolado por mucho tiempo a la comunidad, y temen que haya más casos por venir. 

Los expertos afirman que en los últimos años se han aprobado y propuesto repetidamente en varios estados prohibiciones del aborto selectivo por razón de sexo, o restricciones que se perciben en función del sexo previsto del feto. Los críticos dicen que los legisladores lo han justificado invocando una supuesta preferencia de las familias asiáticas por los hijos varones.

[Estas son las leyes sobre el aborto en el resto del mundo: ¿en qué países es más fácil y cuáles son más restrictivos?]

En 2019, el juez de la Corte Suprema Clarence Thomas, al responder a una petición de revisión de una prohibición de Indiana, escribió: “En Asia, los abortos selectivos por sexo generalizados han provocado hasta 160 millones de mujeres ‘desaparecidas”, y añadió que “los abortos selectivos de niñas son comunes entre ciertas poblaciones de Estados Unidos”, en referencia a las familias chinas e indio-americanas.

Estos estereotipos han sido desmentidos, pero sus defensores afirman que eso no ha impedido que se propongan proyectos de ley que ponen en peligro los derechos reproductivos de las mujeres asiático-estadounidenses.

Y ahora, tras la filtración de un borrador de opinión la semana pasada que muestra que es probable que la Corte Suprema anule el caso Roe v. Wade, los críticos temen que más estados, incluso los progresistas como Minnesota y Nueva York, se animen a proponer o reintroducir estas restricciones. 

“Lo llamamos ‘un lobo con piel de cordero”, explicó a NBC Asian America Becca Asaki, responsable de organización en Nueva York del Foro Nacional de Mujeres Asiáticas y del Pacífico, un grupo de defensa de los derechos. “Es un intento realmente horrible de socavar nuestros derechos e intentar aprovechar los estereotipos sobre nuestras comunidades que no son realmente ciertos y que están profundamente impregnados de racismo”.

Desde 2009, aproximadamente la mitad de los estados de Estados Unidos y el Gobierno federal han considerado la posibilidad de prohibir el aborto selectivo por razón de sexo. Y varios estados, como Pennsylvania, Oklahoma y Arkansas, las han promulgado.

[Algunas religiones apoyan el derecho al aborto. Sus líderes hablan al respecto]

Asaki explicó que la medida se hizo popular después de que un proyecto de ley nacional de alto perfil de 2012 trató de castigar a los proveedores que realizaron abortos selectivos por sexo con multas o incluso tiempo de prisión. Aunque el proyecto de ley fue finalmente rechazado por la Cámara, Asaki dijo que varios estados siguieron su ejemplo, tratando de aprobar una copia de la legislación. 

Los activistas afirman que los legisladores de zonas “seguras” han intentado aplicar también estas medidas. La prohibición del aborto selectivo por sexo se ha propuesto varias veces en el estado de Nueva York.

No fue hasta 2021 que el Ayuntamiento de Nueva York aprobó una resolución, instando al Congreso y a la Legislatura estatal a oponerse a la prohibición de los abortos selectivos por sexo, “que perpetúan los estereotipos raciales y socavan el acceso a la atención.” 

Lisa Ikemoto, profesora especializada en derechos reproductivos y leyes y políticas de atención sanitaria en la Facultad de Derecho de la Universidad de California Davis, dijo que aunque la raza no se invoca explícitamente en la legislación, el apoyo a la prohibición se basa en una retórica que perpetúa estereotipos arcaicos y perjudiciales sobre las familias inmigrantes, al tiempo que coopta la retórica de la igualdad de género. 

“Se trata de trasladar el racismo antiinmigrante a la lucha por el aborto para imponer otra restricción al acceso al aborto en forma de atención médica”, explicó Ikemoto.

[Prohibir el aborto no lo impide: por qué preocupa que la Corte Suprema llegue a anular Roe v. Wade]

Los defensores del aborto afirman que, en el pasado, algunos legisladores se han basado en historias de infanticidios en China e India para defender la prohibición del aborto selectivo por razón de sexo.

Charlie Collins, un republicano que ya no forma parte de la Cámara de Representantes de Arkansas, ha dicho que patrocinó una prohibición del aborto selectivo por sexo en 2017 en el estado después de las conversaciones que la política de un solo hijo de China había dado lugar a una proporción desigual de niños y niñas. 

Pero un estudio de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago de 2014 reveló que las estadounidenses chinas, indias y coreanas nacidos en el extranjero, en promedio, dan a luz a más chicas que las estadounidenses blancas.

Y cuando los investigadores analizaron los estados que habían aplicado una prohibición del aborto selectivo por sexo, como Pennsylvania, no se produjo ningún cambio en la proporción de sexos. Según el Instituto Guttmacher, un grupo de defensa del derecho al aborto, casi el 90% de los abortos se producen en el primer trimestre, antes de que la mayoría de las mujeres conozcan el sexo del feto. 

Seri Lee es la directora de la campaña nacional y de la membresía del Foro Nacional de Mujeres Americanas del Pacífico, y tiene su sede en Illinois, donde los legisladores continuaron con sus intentos, desde entonces fallidos, de aprobar la prohibición en 2019 a pesar de que había sido bloqueada por una orden judicial.

[Temen repunte de protestas, acoso y violencia en las clínicas de aborto tras filtración sobre Roe v. Wade]

Dijo que tales políticas ponen a las mujeres asiático-americanas a la discreción de los proveedores de atención médica, y permiten que los profesionales actúen con prejuicios y estereotipos racistas. La propia introducción de la prohibición, según Lee, es una señal de que los legisladores “no confían en la comunidad de Asiáticos Americanos e Isleños del Pacífico (AAPI, por su sigla en inglés) y aprueban el perfil racial, la discriminación sistémica".

“Algunos proveedores podrían utilizar esos estereotipos para presionar un poco más esa pregunta a los pacientes asiáticos y no a otros”, explicó Ikemoto. “Y así, las mujeres asiático-americanas podrían ser más propensas a enfrentarse a preguntas sobre las razones de su aborto”, agregó.

Una persona levanta un cartel en el que se lee "El aborto es un derecho civil" mientras los manifestantes se reúnen frente al edificio federal para defender el derecho al aborto en San Francisco, California, el 3 de mayo de 2022.
Una persona levanta un cartel en el que se lee "El aborto es un derecho civil" mientras los manifestantes se reúnen frente al edificio federal para defender el derecho al aborto en San Francisco, California, el 3 de mayo de 2022.Nick Otto / AFP via Getty Images

Lee señala que las mujeres asiáticas americanas ya se enfrentan a una serie de barreras en la atención sanitaria, como el idioma y la desconfianza en sus proveedores. Las prohibiciones de selección de sexo pretenden alejar aún más a la comunidad de una atención adecuada, y los obstáculos en la comunicación podrían oscurecer esos problemas. 

“Si tenemos esto en cuenta, es aún más probable que no se denuncie cualquier tipo de prejuicio o discriminación que pueda sufrir un paciente”, opinó Lee. 

Con la posible anulación de Roe v. Wade en el horizonte, además de las restricciones existentes sobre los derechos reproductivos, Lee cree que algunos estados, como California, tienen grupos que pretenden contrarrestar estas restricciones y garantizar que el acceso al aborto se amplíe. 

[¿Por qué el aborto será clave para los candidatos demócratas y republicanos en las elecciones de medio mandato?]

“Con el Consejo del Futuro del Aborto de California, en realidad tienen esta larga lista de lo que sería tener realmente la libertad reproductiva para asegurarse de que California sigue siendo un refugio seguro para el acceso al aborto para los californianos, pero también para la gente en todo el país”, afirmó Lee.

“Así que incluso en los estados en los que el aborto seguirá siendo legal, se sigue haciendo un trabajo productivo”, añadió.

Por ahora, Ikemoto dijo que a ella y a muchos otros les queda procesar la posibilidad de una nueva realidad, tal vez más restrictiva. 

“Hay demasiado que asimilar. Yo nací en 1961. Soy la primera generación que recibió la plena protección del caso Roe v. Wade”, recordó Ikemoto. “Crecí con la idea de que las mujeres tienen la capacidad de tomar decisiones sobre su propio cuerpo. Y ahora parece que estamos a punto de ser empujados a un mundo diferente”, lamentó.