IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La modelo Linda Evangelista denuncia que quedó desfigurada por un procedimiento cosmético para congelar la grasa corporal

Dice que cayó en una profunda depresión y las “más bajas cotas de autodesprecio”, pero con esta demanda avanza para librarse de su “vergüenza” y “salir por la puerta con la cabeza alta”… y 50 millones de dólares.

Por Minyvonne Burke y Diana Dasrath — NBC News

La supermodelo Linda Evangelista presentó una demanda judicial alegando que un procedimiento de congelación de grasa la dejó permanentemente desfigurada y arruinó su carrera profesional.

“Hoy he dado un gran paso para reparar un mal que he sufrido y que me he guardado durante más de cinco años. Para mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras la carrera de mis compañeras ha prosperado, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq, que hizo lo contrario de lo que prometió”, escribió este miércoles en una publicación en la red social Instagram.

La demanda afirma que, entre agosto de 2015 y febrero de 2016, Evangelista se sometió a siete tratamientos con CoolSculpting de Zeltiq. La empresa, que figura como acusada en la demanda, anunció el procedimiento como una “alternativa a la cirugía de liposucción sin operación, sin anestesia y sin tiempo de reposo”, plantea la acusación.

El proceso de CoolSculpting estira la piel entre dos paletas y la enfría por debajo del punto de congelación durante al menos 30 minutos, con la promesa de que las zonas tratadas quedarán más contorneadas.

Evangelista se sometió al procedimiento “con la esperanza de moldear pequeñas zonas de su cuerpo”, pero después de la última ronda notó que las zonas tratadas aumentaron de tamaño, afirma la demanda.

Al cabo de unos meses le aparecieron “masas duras, abultadas y dolorosas bajo la piel en esas zonas”, según la acusación.

La modelo Linda Evangelista en una cena de CHANEL Fine Jewelry el 9 de octubre de 2012 en Nueva York.EVAN AGOSTINI | INVISION | AP

La modelo se sometió a dos cirugías para tratar de corregir el daño, pero ninguna tuvo éxito, dice la demanda que plantea que, como resultado, Evangelista no ha trabajado como modelo desde 2016 y sufre dolor severo, angustia emocional y ansiedad.

La supermodelo busca una indemnización de 50 millones de dólares por daños y perjuicios. Zeltiq no respondió a la solicitud de comentarios realizada este jueves por NBC News.

[Madre e hija son acusadas de asesinato tras un procedimiento de aumento de glúteos que causó la muerte de una mujer]

En su publicación en Instagram Evangelista escribió que la desfiguración provocada por los procedimientos la empujó “a un profundo ciclo de depresión, profunda tristeza y las más bajas profundidades del autodesprecio”.

“En el proceso, me he convertido en una prisionera”, lamentó, “con esta demanda, estoy avanzando para librarme de mi vergüenza y hacer pública mi historia. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza alta, aunque ya no me vea como antes”.