IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Fiscalía de Manhattan presenta cargos criminales contra la Organización Trump por una conspiración para defraudar impuestos

El máximo responsable financiero de la empresa del expresidente se entregó a la justicia pero se declara no culpable de haber hecho pagos irregulares a altos ejecutivos.

La Organización Trump y su director financiero, Allen Weisselberg, fueron acusados ​​este jueves de elaborar un esquema fraudulento de compensación de altos ejecutivos de la compañía que duró 15 años y con el que se evitó pagar impuestos.

La Organización Trump se declaró no culpable de los cargos, entre los que se incluye fraude fiscal y falsificación de registros comerciales.

"Al contrario de lo que ha afirmado hoy el exdirector de la empresa, esta no es una 'práctica aceptada en la comunidad empresarial' ni fue el acto aislado de un empleado deshonesto", dijo en la corte este jueves Carey Dunne, asistente del fiscal de distrito de Manhattan. "En cambio, fue orquestado por los ejecutivos más importantes, que se beneficiaban económicamente a sí mismos al obtener aumentos salariales secretos a expensas de los contribuyentes estatales y federales".

Weisselberg, de 73 años, se declaró no culpable de los cargos de hurto mayor y fraude fiscal, entre otros, después de que los fiscales lo acusaron de evadir impuestos sobre 1.7 millones de dólares de sus propios ingresos.

Los fiscales aseguraron que se trató de un plan "orquestado" para compensar a los ejecutivos "fuera de los registros" para evitar pagar impuestos.

La abogada de Weisselberg, Mary Mulligan, afirmó antes de la audiencia en un tribunal de Manhattan que su cliente luchará contra los cargos.

 Allen Weisselberg, director ejecutivo de la Organización Trump, comparece en una corte de Nueva York, el 1 de julio de 2021.AP

Weisselberg se entregó a las autoridades este jueves por la mañana.

[La Fiscalía de Nueva York amplía las investigaciones a Trump por supuesto fraude fiscal]

Un portavoz de la Organización Trump dijo que las acusaciones tenían motivaciones políticas y afirmó que Weisselberg “está siendo utilizado por el fiscal de distrito de Manhattan como un peón en una estrategia de tierra quemada para dañar al expresidente”.

“El fiscal de distrito está iniciando un proceso penal que involucra los beneficios destinados a empleados [de la Organización Trump] que ni el IRS ni ningún otro fiscal de distrito pensarían en presentar”, dijo el portavoz. “Esto no es justicia, es política”.

Tanto el fiscal de distrito de Manhattan como la Oficina del Fiscal General de Nueva York obtuvieron las acusaciones, dijeron el miércoles a NBC News dos personas familiarizadas con el asunto. Un portavoz de la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan se negó a comentar el miércoles sobre un informe de las acusaciones.

NBC News ya había reportado que se esperaba que la oficina del fiscal de distrito Cyrus Vance acusaría a la Organización Trump a partir de esta semana.

Los cargos surgen en medio de una investigación que Vance realizó sobre una variedad de acusaciones de irregularidades financieras supuestamente cometidas por la empresa del expresidente Donald Trump. Según establecen documentos judiciales previos, la oficina de Vance ha estado investigando conductas delictivas en la Organización Trump como falsificación de registros comerciales, fraude de seguros y fraude fiscal.

El entonces presidente electo Donald Trump y su director de Finanzas Allen Weisselberg, en una fotografía de archivo del 11 de enero de 2017.AP

The Wall Street Journal informó por primera vez que los cargos se presentarían el jueves, incluso contra Weisselberg.

[La Fiscalía de Nueva York investiga si la Organización Trump exageró sus activos y pide que testifique uno de sus hijos]

En marzo, NBC News reportó que la exnuera de Weisselberg, Jennifer Weisselberg, había hablado varias veces con los investigadores y que Vance estaba investigando si los empleados de Trump, incluidos los Weisselberg, podían evitar pagar impuestos a cambio de beneficios adicionales, como un apartamento.

La investigación se aceleró presuntamente cuando la oficina de Vance ganó una larga batalla en febrero para obtener las declaraciones de impuestos personales y corporativos de Trump y los documentos fiscales relacionados.

La semana pasada, un abogado de los Trump, Ron Fischetti, calificó los cargos inminentes como “completamente indignantes” y dijo que estaban siendo procesados ​​porque Weisselberg no cooperó con los investigadores.

“No pudieron lograr que cooperara porque no dijo que Donald Trump tuviera conocimiento o cualquier información sobre el uso de autos o un departamento”, dijo.

Con información de NBC News