IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Condado de Texas paga $5 millones a la familia de un hombre negro que murió a manos de la policía durante un arresto

Javier Ambler, un hombre negro de 40 años, murió durante un arresto en 2019 tras ser inmovilizado con varias descargas eléctricas y advertir a los agentes que no podía respirar.

Por Chantal Da Silva - NBC News

Un condado de Texas ha llegado a un acuerdo de 5 millones de dólares con la familia de Javier Ambler, un hombre negro de 40 años que murió durante un arresto en 2019 tras advertir a los policías que no podía respirar, según han informado las autoridades.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, el condado de Williamson, en Texas, dijo que el acuerdo había sido aprobado por el Tribunal de Comisionados del condado.

“El condado pagará aproximadamente 1.6 millones de dólares y el resto lo pagará el seguro del condado”, se indicó. 

Ambler murió el 28 de marzo de 2019, después de una persecución en automóvil que comenzó después de que el hombre de 40 años no bajara las luces delanteras frente el tráfico que se aproximaba, según un informe policial.

Los agentes del condado de Williamson, que estaban acompañados por un equipo de cámaras televisión durante la persecución, persiguieron a Ambler durante más de 20 minutos desde el condado de Williamson y hasta la cercana ciudad de Austin.

[Un niño de 4 años de Nueva Zelanda llamó a la policía. ¿La emergencia? Mostrarles sus juguetes]

Una vez que detuvieron a Ambler, las autoridades lo sujetaron y le inmovilizaron con varias descargas eléctricas, tal y como mostraban las imágenes de las cámaras corporales publicadas anteriormente por la policía de Austin y vistas por nuestra cadena hermana NBC News.

El vídeo también mostraba a Ambler advirtiendo a las autoridades que no podía respirar.

Agentes del condado de Williamson sostienen a Javier Ambler mientras uno de ellos usa una pistola eléctrica durante su arresto, en una imagen de archivo hecha a partir de un video de cámara corporal del 28 de marzo de 2019.
Agentes del condado de Williamson sostienen a Javier Ambler mientras uno de ellos usa una pistola eléctrica durante su arresto, en una imagen de archivo hecha a partir de un video de cámara corporal del 28 de marzo de 2019.Departamento de Policía de Austin vía AP

La familia de Ambler presentó el año pasado una demanda por homicidio involuntario, alegando que los agentes del sheriff habían iniciado una persecución temeraria para producir una televisión entretenida para Live PD.

En un comunicado en Twitter el martes, Edwards Law, el bufete que representa a la familia de Ambler, dijo que habían “llegado a un acuerdo que envía el mensaje de que ya no se tolerará que se ignoren las súplicas de una persona que no puede respirar”.

En una declaración separada al Austin American-Statesman, el abogado Jeff Edwards también dijo que “aunque la familia Ambler sigue devastada por la pérdida de su hijo y querido padre, están orgullosos de haber luchado por él”.

[“La mitad de la familia simplemente desapareció de la noche a la mañana”: la caótica respuesta a una llamada al 911 en Texas]

Según el periódico, el acuerdo debe pagarse en 14 días, y los dos hijos de Ambler recibirán 1.5 millones de dólares cada uno y sus padres 1 millón de dólares cada uno.

En marzo, un gran jurado acusó a los exagentes del condado de Williamson James Johnson y Zachary Camden de homicidio en segundo grado por la muerte de Ambler. 

En ese momento, los abogados de Johnson y Camden negaron que sus clientes fueran responsables de su muerte.

También se opusieron a las afirmaciones de que Ambler había sido detenido por no bajar las luces delanteras, afirmando que fue perseguido por un “delito grave de evasión de la detención en un vehículo”.

Ambler murió por homicidio, según un informe de la muerte en custodia presentado ante la Oficina del Fiscal General de Texas. El informe señala que falleció de insuficiencia cardíaca congestiva y de enfermedad cardiovascular hipertensiva asociada a la obesidad mórbida, en combinación con la restricción forzosa.