IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Corte Suprema evita evaluar el caso de un estudiante transgénero a quien le negaron el uso del baño que le correspondía

La decisión de los magistrados valida la sentencia de un tribunal inferior a favor de Gavin Grimm, que considera ilegal tratar a los alumnos transgénero de forma diferente al resto.
/ Source: Telemundo

Por Pete Williams - NBC News

La Corte Suprema se negó este lunes a abordar la cuestión de si las escuelas deben permitir que los estudiantes usen el baño que coincida con su identidad de género.

El tribunal rechazó, sin emitir comentarios, escuchar el caso de Gavin Grimm, quien ha estado en el centro de una larga batalla legal con la junta escolar en el condado de Gloucester, Virginia. Grimm nació mujer pero se identificó como hombre después de su primer año en la escuela secundaria, se cambió legalmente su nombre y comenzó una terapia hormonal.

Al principio, el director le dio permiso para usar el baño de niños, pero la junta escolar adoptó más tarde una política que decía que los baños estaban "limitados al género biológico correspondiente".

[Elliot Page, estrella conocida por 'Umbrella Academy' y 'Juno', se declara una persona transgénero]

"Tanto para los funcionarios escolares, como para los padres, la pregunta de cuál es la mejor manera de responder a un adolescente que se identifica con el sexo biológico opuesto es a menudo terriblemente difícil", le indicaron los abogados del distrito escolar a la Corte Suprema.

Pero los derechos de privacidad de millones de estudiantes están en riesgo si a sus compañeros transgénero se les permite usar baños que coincidan con sus identidades de género, opinaron los letrados de la escuela.

Los abogados de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU en inglés), que representan a Grimm, dijeron al tribunal que ese trato "lo estigmatizaba como no apto para usar el mismo baño que sus compañeros".

Alegaron que no era necesario que la Corte Suprema aceptara la apelación, porque los tribunales inferiores que han considerado el tema llegaron a la misma conclusión: que tratar a los estudiantes transgénero de manera diferente viola una ley federal, conocida como Título IX, que prohíbe la discriminación sexual en los programas escolares.

La orden del lunes que niega la revisión del caso significa que la victoria de Grimm en la corte de apelaciones permanece intacta.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles celebró la decisión: “Esta es una victoria increíble para Gavin y para los estudiantes transgénero de todo el país”, dijo Josh Block, un abogado senior del personal.

[Las mujeres trans conservan la ventaja atlética después de un año de terapia hormonal, según un estudio]

Grimm dijo que está contento de que la pelea legal haya terminado.

“Ser forzado a usar la enfermería, un baño privado y los baños de niñas fue humillante para mí, y tener que ir a baños apartados interfirió severamente con mi educación”, dijo, “los jóvenes trans merecen usar el baño en paz sin ser humillados y estigmatizados por sus propias juntas escolares y funcionarios electos”.

Los jueces Clarence Thomas y Samuel Alito dijeron que la Corte Suprema debería haber tomado el caso.

Es posible que pronto se dirijan casos relacionados a la Corte Suprema, incluyendo disputas sobre permitir que los estudiantes transgénero jueguen en los equipos deportivos de la escuela que coincidan con sus identidades de género.

Un participante sostiene un cartel fuera de la Corte Suprema. Cientos de defensores LGBTQ + se reunieron en Washington, DC para un día nacional de acción como respuesta comunitaria a las históricas audiencias de la Corte Suprema que podrían legalizar la discriminación en el lugar de trabajo, principalmente contra personas LGBTQ +, por motivos de orientación sexual, identidad y presentación de género.Erik McGregor/LightRocket via Getty Images

Grimm llevó su caso originalmente a la Corte en 2015, argumentando que la política de la junta escolar lo hacía sentir avergonzado y aislado, y la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito, con sede en Richmond, falló a su favor.

Dictaminó que negarse a permitir que los estudiantes usen los baños correspondientes a su identidad de género viola la ley federal.

Ese fallo citó una carta del Departamento de Educación de la era del expresidente Barack Obama que decía que "una escuela generalmente debe tratar a los estudiantes transgénero de acuerdo con su identidad de género".

La corte de apelaciones determinó que era una interpretación razonable del Título IX y el distrito escolar apeló a la Corte Suprema.

[Desapareció en México, solo se hallaron sus restos: la historia de la doctora María Elizabeth Montaño y su importancia para la comunidad trans]

Pero cuando la Administración del expresidente Donald Trump anuló la carta del Departamento de Educación en 2017, los jueces dijeron que no escucharían el caso y anularon el fallo de la corte de apelaciones.

Entonces Grimm volvió a presentar su demanda y ganó nuevamente en los tribunales inferiores, lo que llevó a esta apelación actual ante la Corte Suprema.

Dos cosas han cambiado desde la primera vez que el caso llegó a los jueces. La Corte Suprema dictaminó el año pasado que una ley federal de derechos civiles prohíbe la discriminación en el empleo por motivos de identidad de género, y ahora la Administración de Joe Biden ha interpretado que esa decisión también se aplica al Título IX.

"La política o las acciones de una escuela que amenacen a los estudiantes gay, lesbianas o transgénero de manera diferente a otros estudiantes pueden causar daño", dijo un memorando legal del Departamento de Educación.