IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Corte Suprema dicta que los presos por cargos menores de drogas no podrán ver reducida su sentencia

La decisión unánime de los magistrados ensombrece la reforma criminal aprobada por el Congreso, uno de los pocos logros bipartidistas de Donald Trump.

Por Pete Williams - NBC News

La Corte Suprema dictaminó este lunes que los presos condenados por delitos menores relacionados con el crack no podrán solicitar una reducción de sentencia por posesión de pequeñas cantidades de esta droga.

El tribunal alegó que la redacción de uno de los raros logros bipartidistas de la Administración de Donald Trump, la Ley de Primeros Pasos, que aprobó cambios radicales en el sistema de justicia penal, no permite aplicarla a los infractores menores, a pesar de que los partidarios dijeron que tenían la intención de hacerlo.

["Somos nosotros quienes mueren": la pandemia dispara las sobredosis de opioides y los latinos son los más vulnerables]

La decisión fue unánime.

Durante la epidemia de crack de la década de 1980, el Congreso aprobó una ley que estipulaba que alguien arrestado por poseer una pequeña cantidad de esta droga en forma de roca recibiría la misma sentencia que alguien que tuviera 100 veces esa cantidad de cocaína en polvo.

El crack se produce disolviendo la cocaína en polvo en una mezcla de agua y amoníaco o bicarbonato de sodio y se vende en forma de roca o piedra.

La Corte Suprema en Washington, el 5 de noviembre de 2020.AP Photo/J. Scott Applewhite

En 2010, el Congreso redujo esa disparidad para los futuros acusados, pero no aplicó el cambio a los ya condenados. La Ley de Primeros Pasos, aprobada en 2018, tenía la intención de aplicar la reducción a las personas en prisión, permitiéndoles solicitar también sentencias reducidas.

La pregunta para el tribunal era si la nueva ley se aplicaba solo a las personas condenadas por poseer grandes cantidades de crack o también a los arrestados con solo una pequeña cantidad.

[Oregon se convierte en el primer estado en despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de cualquier droga]

El caso fue presentado por un hombre de Florida, Tarahrick Terry, quien fue sentenciado a 15 años y medio de prisión por poseer 3.9 gramos de crack, aproximadamente el peso de cuatro sujetapapeles. Su sentencia bajo la antigua ley era la misma que habría recibido alguien por poseer casi una libra de cocaína en polvo.

Terry solicitó que se redujera su sentencia en virtud de la Ley de Primeros Pasos, pero los tribunales inferiores alegaron que la disposición de retroactividad de la ley se aplicaba solo a otras dos categorías de sentencias por cantidades mayores de la droga, no a delitos menores.

La jueza Sonia Sotomayor estuvo de acuerdo con la decisión, pero sugirió que el Congreso debería solucionar el problema.

“No hay ninguna razón aparente por la que los infractores reincidentes”, como el hombre de Florida en este caso, “deban dejar cumplir sentencias que fueron indebidamente influenciadas por la proporción de 100 a 1”, una referencia a la cantidad de cocaína en polvo y crack que en el pasado había desencadenado una sentencia mínima obligatoria.

[La ONU retira el cannabis de la lista de drogas más peligrosas y le reconoce importantes propiedades medicinales]

La magistrada agregó que "desafortunadamente, el texto no soportará esa lectura". "Afortunadamente, el Congreso tiene numerosas herramientas para corregir esta injusticia", concluyó.

El fallo de la Corte Suprema significa que cientos de reclusos que, como Terry, fueron condenados por poseer solo pequeñas cantidades de crack, no pueden solicitar una reducción de sus condenas. Está previsto que Terry salga de la cárcel en septiembre de este año.