IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden y los principales grupos de derechos civiles critican a la Corte Suprema por su fallo contra la acción afirmativa

“Las oportunidades deben ser para todos no para unos pocos", enfatizó el presidente: “No podemos dejar que esta decisión sea la última palabra”. La NAACP reaccionó diciendo: “En una sociedad aún con cicatrices por las heridas de las disparidades raciales, la Corte Suprema ha mostrado ignorancia y un desconocimiento deliberado de nuestra realidad”.

Son muchas las voces que se han pronunciado este jueves contra la decisión de la Corte Suprema que determina que la raza no debe ser considerada en los procesos de admisión de las universidades. Entre estas se encuentra la del presidente, Joe Biden, así como de las principales organizaciones de derechos civiles, y del expresidente Barack Obama.

La mayoría conservadora del Alto Tribunal decidió por seis votos a favor y tres en contra eliminar la acción afirmativa al considerar que vulnera el concepto de igualdad, respaldando así las demandas interpuestas por la organización Students for Fair Admissions (SFFA, en inglés) contra la Universidad de Harvard y la Universidad de Carolina del Norte.

Pero los jueces no descartaron por completo la raza en los programas de admisión, y señalaron que nada “prohíbe a las universidades considerar la discusión de un solicitante sobre cómo la raza afectó a su vida”.

Fair Admissions
Protesta frente a la Corte Suprema en Washington, el jueves 29 de junio de 2023.Jose Luis Magana / AP

"Las oportunidades deben ser para todos"

El presidente, Joe Biden, expresó su desacuerdo y decepción en una rueda de prensa después del fallo.

“Estoy totalmente en desacuerdo con la decisión porque han entendido mal la discriminación positiva”, afirmó, "la decisión es decepcionante para muchos.

"Las oportunidades deben ser para todos no para unos pocos, enfatizó, "no podemos dejar que esta decisión sea la última palabra".

El mandatario hizo un llamado a las universidades a que sigan garantizando la diversidad racial entre sus alumnos y recordó que durante décadas las universidades han usado la raza como uno de los muchos factores a tener en cuenta a la hora de admitir a los estudiantes, con el objetivo de favorecer la diversidad.

Pero aclaró que este sistema en ningún caso ha permitido que estudiantes con peores cualificaciones accedieran a la universidad antes que otros alumnos mejor preparados solo por su color de piel.

En ese sentido, el presidente propuso que las universidades utilicen un nuevo sistema en sus procesos de admisión que primero seleccione a los estudiantes mejor cualificados y que luego tengan en cuenta las “adversidades” por las que estos han pasado, como los bajos ingresos o la discriminación racial.

“La discriminación todavía existe en Estados Unidos y el fallo de hoy no va a cambiar eso”, subrayó Biden.

Harvard dice que "acatará la decisión"

La Universidad de Harvard afirmó en una carta dirigida a la comunidad que acatará la decisión del tribunal, en la que resaltan la importancia de una comunidad universitaria de distintos backgrounds, perspectivas y experiencias.

“Harvard siempre debe ser un lugar de oportunidades, un lugar cuyas puertas permanezcan abiertas para aquellos a quienes por mucho tiempo estuvieron cerradas, un lugar donde muchos tendrán la oportunidad de vivir sueños que sus padres o abuelos no pudieron haber soñado”, dice la carta.

“En las semanas y meses venideros, aprovechando el talento y la experiencia de nuestra comunidad de Harvard, determinaremos cómo preservar, de acuerdo con el nuevo precedente de la Corte, nuestros valores esenciales”, añade el comunicado firmado por 18 dirigentes de la universidad, entre ellos el presidente y los decanos de las facultades.

Movilización contra el fallo

Varias organizaciones manifestaron su desacuerdo frente a la decisión de la Corte, entre ellas, la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, en inglés).

“Hoy, la Corte Suprema se ha plegado a las creencias personales de una minoría extremista”, afirmó en un comunicado Derrick Johnson, presidente y director ejecutivo de la organización. “No permitiremos que personas en el poder inspiradas por el odio hagan retroceder el reloj y socaven las victorias que tanto nos ha costado conseguir. No se tolerarán las artimañas del oscuro pasado de Estados Unidos”.

Johnson dijo que otro miembro de la NAACP encabezará a un grupo de estudiantes y activistas en una “movilización” en los escalones de la Corte Suprema este jueves por la tarde.

“La raza desempeña un papel innegable en la configuración de las identidades y la calidad de vida de los estadounidenses negros”, añadió Johnson. “En una sociedad todavía marcada por las heridas de las disparidades raciales, la Corte Suprema ha mostrado una ignorancia voluntaria de nuestra realidad”, agregó.

"La raza juega un factor en las admisiones"

El reverendo Al Sharpton, presidente y fundador de la Red de Acción Nacional, dijo que la corte había “clavado una daga en la espalda de la América negra”. Sharpton, que presenta un programa de noticias de fin de semana en MSNBC, defendió las políticas de admisión basadas en la raza como un baluarte contra siglos de injusticias raciales y desigualdades sociales.

“La acción afirmativa fue una política comúnmente adoptada porque servía de control a un proceso de admisión plagado de racismo, nepotismo y favoritismo durante generaciones”, afirmó Sharpton en un comunicado. “La realidad es que la raza juega un factor en las admisiones, desde el preescolar hasta el posdoctorado, y las instituciones acaban de ver proscrita su mejor herramienta para la equidad”.

El director del programa de justicia racial de la Unión Americana de Libertades Civiles señaló que las sentencias de la Corte Suprema no impiden a las universidades considerar “la raza de formas alternativas” y dijo que corresponde a los responsables de admisiones encontrar vías para diversificar su alumnado.

“La decisión de hoy de la Corte Suprema no cambia la responsabilidad de los colegios y universidades de aumentar las oportunidades educativas para los estudiantes de color”, aseguró la directora, ReNika Moore.

La Liga Nacional Urbana, una de las mayores organizaciones de derechos civiles de Estados Unidos, compartió en Twitter una imagen con un mensaje en mayúsculas sobre fondo rojo: “Un día histórico por las razones equivocadas”.

La Corte Suprema ha respaldado programas de discriminación positiva desde 1978, con la decisión en el caso Regentes de la Universidad de California v. Bakke.

En ese caso, un hombre blanco llamado Allan Bakke presentó una demanda tras ser rechazado dos veces en la facultad de medicina de la Universidad de California en Davis. El tribunal estuvo de acuerdo en que Bakke había sido discriminado cuando la facultad decidió reservar 16 plazas para estudiantes pertenecientes a minorías, pero los jueces permitieron el uso de la raza como factor en el proceso global de admisión.

"Hoy se me parte el corazón"

Mientras que los demócratas atacaron al máximo tribunal los republicanos (como Donald Trump) alabaron el fallo. El líder de la mayoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer, criticó al tribunal por poner “un enorme obstáculo en la marcha de Estados Unidos hacia la justicia racial”.

En una declaración conjunta, el expresidente Barack Obama y Michelle Obama expresaron su decepción por las decisiones.

“Hoy se me parte el corazón por todos los jóvenes que se preguntan qué les deparará el futuro y qué tipo de oportunidades tendrán”, declaró la ex primera dama.

El expresidente reconoció que, como política, “la discriminación positiva no fue perfecta. Pero permitió a generaciones de estudiantes como Michelle y yo demostrar que pertenecíamos a un grupo. Ahora depende de todos nosotros dar a los jóvenes las oportunidades que se merecen, y ayudar a los estudiantes de todo el mundo a beneficiarse de nuevas perspectivas”.

Con información de NBC News y Efe.