'Juanito Pistola', el niño sicario, muere decapitado a tiros por la policía

Tenía 16 años, pertenecía a la Tropa del Infierno, al Cártel del Noreste. Acabó en el interior de una camioneta Ram con placas de Texas, agujereado por las balas de alto calibre de la policía
Fotografía de archivo de la policía de Reynosa, Tamaulipas, mientras custodian a unos reos
Fotografía de archivo de la policía de Reynosa, Tamaulipas, mientras custodian a unos reos.AFP/Getty Images / AFP/Getty Images

‘Juanito Pistola’ murió baleado. Su cuerpo fue hallado sin la cabeza dentro de una camioneta, las balas de alto calibre de la policía de Tamaulipas, México, se la habrían cercenado. Era un adolescente de 16 años, pertenecía a la Tropa del Infierno, un brazo armado del Cártel del Noreste.

Falleció este miércoles durante un enfrentamiento con el Grupo de Operaciones Especiales del Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas (CAIET). Fue uno de 11 presuntos sicarios abatidos en una carretera que iba de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a Piedras Negras, Coahuila, según la web informativa Sinembargo.

La noticia de su muerte se difundió en redes sociales tan rápido como la pólvora se quema, era tal su fama, tenía una larga lista de seguidores, y más de canción del género narco rap que le habían dedicado. Comandante Chikitín hacía alusión a su afiliación al cártel del noreste a los 13 años:

“No importa la edad para andar aquí jalando / yo soy un chavalo pero aquí ando laborando / ‘Juanito Pistolas’, así me han apodado”, dice el coro de la canción basada en su vida y que se ha compartido en internet.

Según el diario Vanguardia, citando usuarios de redes sociales, "Juanito" había sido detenido por la policía en 2015, cuando apenas tenía 13 años y ya se juntaba con La Tropa del Infierno, pero fue puesto en libertad.

LOS HECHOS

En un inicio, el martes, se habían reportado al menos siete presuntos sicarios abatidos en el enfrentamiento en Nuevo Laredo. "Los hechos sucedieron pasadas las 13:00 horas (18,00 GMT)”, informó a la agencia de noticias EFE un portavoz de la Secretaría de Seguridad estatal.

Según el diario mexicano La Silla Rota, los oficiales tenían un retén en la carretera que va a Piedras Negras, Coahuila, cuando los emboscaron hombres armados e indiscriminadamente abrieron fuego contra ellos. EFE reportó que los presuntos sicarios primero habían intentado evadir el retén.

"Informes iniciales indican que los policías circulaban realizando recorridos de vigilancia cuando desde una camioneta color azul con matrícula texana, los sujetos comenzaron a dispararles", dijo a EFE el portavoz.

Los presuntos criminales utilizaban uniforme tipo militar y portaban insignias del CDN, grupo señalado de agredir en días anteriores a policías estatales mientras instalaban un filtro de seguridad y más tarde en un hotel de Nuevo Laredo. Según el diario La Silla Rota pertenecían a un brazo armado de esta organización conocido como La Tropa del Infierno.

Los sicarios del CDN, grupo que controla la plaza de Nuevo Laredo, han cometido en los últimos días ataques frecuentes a las fuerzas de seguridad estatal que han dejado ya un policía muerto y dos heridos.

Los choques a tiros y la violencia no han disminuido a pesar del reforzamiento de la seguridad por la llegada de policías militares de la recién creada Guardia Nacional.

Nuevo Laredo tiene una importancia estratégica para el crimen organizado, porque por los puentes internacionales de esta ciudad cruza alrededor del 75% del comercio terrestre entre México y Estados Unidos.

El cártel del Noreste, antes los Zetas, ha mantenido el control de Nuevo Laredo desde que en 2004 se la arrebató al cártel de Sinaloa en una lucha que duró más de un año y provocó unos 2.000 muertos y más de 1.000 desaparecidos, según EFE.