Inusuales inundaciones invernales amenazan casas en Missouri

Las lluvias torrenciales durante los últimos días llevaron a los ya abultados ríos y arroyos a alturas inauditas en partes de Missouri e Illinois

ST. LOUIS, Missouri, EE.UU. (AP) — Una inusual inundación invernal bloqueó el martes partes de dos carreteras interestatales estadounidenses, amenazó cientos de casas y causó que las aguas residuales fluyeran sin filtrar a las vías fluviales.

Las lluvias torrenciales durante los últimos días llevaron a los ya abultados ríos y arroyos a alturas inauditas en partes de Missouri e Illinois. Se pronosticaron inundaciones récord en algunas ciudades a orillas del río Mississippi, y se esperaba que el río Meramec, cercano a St. Louis, alcanzara casi un metro (tres pies) por arriba de su anterior récord para finales de esta semana.

Al menos 18 muertes se atribuyen a las inundaciones en Missouri e Illinois, la mayoría relacionadas con vehículos que circulaban en caminos inundados.

El río se derramó el martes sobre la parte superior del dique en West Alton, Missouri, unos 32 kilómetros (20 millas) al norte de St. Louis. El alcalde William Richter ordenó a cualquiera de los casi 520 residentes que aún no hubieran evacuado salir del peligro.

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, activó a la Guardia Nacional para que ayudara con la seguridad en las zonas evacuadas y a desviar el tránsito en los lugares cerrados de las carreteras.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense indicó el martes que el crecimiento del Mississippi y sus afluentes amenazan con rebasar 19 diques federales en la zona de St. Louis. Las áreas amenazadas incluyen los condados de Perry y Ste. Genevieve en Missouri, y el condado Randolph en Illinois. No se cree que el dique que protege el centro histórico de Ste. Genevieve esté amenazado.

En otra ciudad del este de Missouri, Union, el agua del normalmente dócil río Bourbeuse alcanzó los techos de un McDonald's, un QuikTrip y varios otros negocios. El río llegó a su máxima altura el martes, casi 6 metros (20 pies) arriba del nivel de inundación.

La autopista interestatal 44 fue cerrada cerca de la ciudad central de Rolla, en Missouri, y el acceso a una sección de la interestatal 70 también fue cancelado al sur de Illinois. Cientos de pequeñas vías y carreteras también fueron cerradas en ambos estados y las advertencias de inundaciones estaban en vigor.

En St. Louis, más de 100 voluntarios acudieron en condiciones tempestuosas de frío para llenar sacos de arena y colocarlos en una vía fluvial que amenazaba a cientos de casas.

El río Des Peres es un canal de desagüe hecho por el hombre para el agua de las tormentas que fluye a través del sur de St. Louis hacia el río Mississippi, unos pocos kilómetros al sur de la cervecería Anheuser-Busch. El canal es lo suficientemente profundo para que las inundaciones no preocupen bajo condiciones normales.

Pero esta inundación decembrina no tiene nada de normal.

Se espera que el río Mississippi alcance cerca de 4,5 metros (15 pies) por arriba de su nivel de inundación el jueves en St. Louis, lo cual sería la segunda peor inundación histórica, sólo detrás de la devastadora de 1993.

La Guardia Costera estadounidense cerró una porción de 8 kilómetros (5 millas) del río Mississippi cerca de St. Louis debido a las inundaciones. El capitán Martin Malloy argumentó para ello los altos niveles de agua y corrientes rápidas en el río, que es un eje vital de transporte para embarcaciones que trasladan productos agrícolas y otros bienes.