IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Volveremos a los mismos días oscuros": las mujeres afganas temen perder libertades ahora que los talibanes han retomado el poder

Cuando este grupo extremista gobernó en los 90, le prohibía a las niñas estudiar, a las mujeres trabajar, y salir de su casa sin un pariente hombre. Ahora sienten terror al ver cómo todo lo que avanzaron en lo social, económico y político en 20 años se viene abajo: "Estoy esperando que me maten", dijo una alcaldesa.
/ Source: Telemundo

“Estoy sentada aquí esperando a que vengan”, dijo Zarifa Ghafari, alcaldesa de Maidan Shar, una de las pocas ciudades afganas con mujeres al mando. “No hay nadie que me ayude a mí ni a mi familia. Solo estoy sentada con ellos y mi esposo. Y vendrán por gente como yo y me matarán. No puedo dejar a mi familia. Y de todos modos, ¿adónde iría?".

Ghafari le dijo a un medio británico que huyó del país este domingo cuando los talibanes comenzaron, ciudad por ciudad, a tomar el control de este país de Asia Central tras la caótica retirada de las tropas militares estadounidenses tras 20 años de combate contra los extremistas. Los sueños y ambiciones de miles de mujeres afganas se fueron al piso en cuestión de días. En su lugar ahora hay terror e impotencia.

Afganistán ha estado en guerra por décadas, incluso antes de que Estados Unidos entrara al país a pelear contra el talibán y fuerzas extremistas desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Por los cinco años anteriores, el grupo fundamentalista gobernó el país.

Durante ese tiempo, prohibió a las niñas educarse y a las mujeres el derecho a trabajar, y se negó incluso a dejarlas salir de sus hogares sin un pariente masculino que las acompañara. Los talibanes también llevaron a cabo ejecuciones públicas, le cortaban las manos a los ladrones y apedreaban a mujeres acusadas de adulterio.

Ghafari, de 27 años, es desde 2018 la alcaldesa más joven de Afganistán y la primera mujer en ocupar el cargo en la conservadora ciudad de Maidan Shar en la provincia de Wardak. A medida que los talibanes comenzaron a resurgir, Ghafari fue puesta a cargo del bienestar de los soldados y civiles heridos en ataques terroristas, en el Ministerio de Defensa en Kabul, la capital.

["Nunca habrá un buen momento": Biden defiende su decisión de retirar las tropas de EE.UU. de Afganistán]

No ha habido informes confirmados de medidas tan extremas como lo que ocurría en la década de los 90 en las zonas que los talibanes se tomaron recientemente. Pero se reportó que algunos militantes se apoderaron de varias casas e incendiaron al menos una escuela.

En un parque en Kabul, transformado desde la semana pasada en un refugio para desplazados, algunas familias le dijeron a la agencia de noticias The Associated Press el viernes que unas niñas que regresaban a casa en la provincia norteña de Takhar fueron detenidas y atadas por usar "sandalias reveladoras".

Zarmina Kakar, una activista por los derechos de las mujeres, llora durante una entrevista en la que habla sobre el miedo que sienten las mujeres ahora, en Kabul, Afganistán, el viernes 13 de agosto de 2021.AP/Mariam Zuhaib

El portavoz principal de los talibanes, Zabihullah Mujahid, prometió el domingo que protegerían la vida de las mujeres y de sus opositores.

Mujahid dijo que los combatientes "estarán a la espera en todas las entradas de Kabul hasta que se acuerde una transferencia de poder pacífica y satisfactoria". En una declaración separada a NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo, un portavoz talibán dijo que los combatientes que ingresaban a Kabul estaban desarmados por instrucciones de altos mandos.

El avance de los talibanes y el colapso del Gobierno enviaron a miles de civiles a huir de sus hogares y buscar refugio, tanto del combate como del regreso del régimen islamista ultraconservador.

[Caos en el aeropuerto de Kabul: cientos de afganos intentan huir desesperados de los talibanes tras la retirada de EE.UU.]

A Zahra, una mujer de 26 años residente de Herat, la tercera ciudad más grande del país, se le llenaron de lágrimas los ojos al considerar que quizá no pueda volver a trabajar, le dijo a AP; que su hermana de 12 años no podrá seguir yendo a la escuela (“le encanta aprender”, dijo); que su hermano mayor no podrá jugar fútbol; o que no podrá volver a tocar la guitarra libremente.

Zahra dejó de ir a la oficina y comenzó a trabajar desde casa hace casi un mes cuando los militantes se acercaban a Herat. Pero el jueves, los talibanes rompieron las líneas de defensa de la ciudad y desde entonces no ha podido trabajar.

Marianne O'Grady, subdirectora de CARE International en Kabul, dijo que los avances logrados por las mujeres en las últimas dos décadas han sido dramáticos. Pero añadió que no ve cómo las cosas podrían volver a ser como antes, aún si los talibanes retoman el poder.

"No se puede deseducar a millones de personas", le dijo a AP. Si las mujeres "están encerradas y no pueden salir, al menos ahora pueden educar a sus primas y vecinas y a sus propias hijas de una manera que era imposible hace 25 años".

Sin embargo, la sensación de terror es omnipresente, especialmente entre las mujeres, ya que las fuerzas talibanes ganan más terreno cada día.

Una maestra de escuela desplazada de la provincia de Takhar, llamada Nilofar, a la izquierda, usa una burka dentro de su carpa en un parque público en Kabul, Afganistán, el viernes 13 de agosto de 2021.AP/Rahmat Gul

"Siento que somos como un pájaro que hace un nido para sobrevivir y se pasa todo el tiempo construyéndolo, pero luego, de repente y sin poder hacer nada, observa cómo otros lo destruyen", le dijo a AP Zarmina Kakar, una activista por los derechos de las mujeres de 26 años en Kabul.

Kakar tenía un año cuando los talibanes entraron a Kabul por primera vez en 1996, y recordó un momento en que su madre la llevó a comprar un helado, cuando gobernaban los talibanes. Su madre fue azotada por un combatiente talibán por dejar al descubierto su rostro durante un par de minutos.

“Hoy, de nuevo, siento que si los talibanes llegan al poder, volveremos a los mismos días oscuros”, dijo.

Con información de The Associated Press y NBC News.