IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una mujer afgana da a luz a bordo de un vuelo militar de evacuación estadounidense

La bebé y su madre se encuentran en buenas condiciones de salud, tras recibir atención médica. Biden dijo este domingo que han evacuado a un total de 28,000 personas desde el 14 de agosto.

Personal de la aviación militar estadounidense ayudó a dar a luz a una bebé después de que una mujer afgana comenzó el trabajo de parto en un vuelo de evacuación que aterrizó en Alemania el sábado, dijo el Comando de Movilidad Aérea de Estados Unidos.

La mujer, cuya identidad no fue revelada, estaba a bordo de un avión C-17 que iba rumbo a la base aérea de Ramstein en el suroeste de Alemania, dijo el comando en un comunicado en su página de Facebook.

El vuelo despegó de “una base intermedia en el Medio Oriente”, dijo el comunicado. No estaba claro cuándo salió la mujer de Afganistán.

[Estados Unidos paraliza durante unas horas las evacuaciones de Afganistán porque no tenía dónde llevar a los refugiados]

La madre comenzó a experimentar complicaciones debido a la presión arterial baja. “El comandante de la aeronave tomó la decisión de descender en altitud para aumentar la presión del aire en la aeronave, lo que ayudó a estabilizar y salvar la vida de la madre”, detalla el comunicado.

Cuando el avión aterrizó en la base, los aviadores del Grupo Médico 86 se apresuraron a abordar y atendieron el parto de la bebé en el compartimento de carga de la aeronave, según explica el comunicado.

La niña y la madre fueron trasladadas a un centro médico cercano y se encuentran en buenas condiciones, dijo un portavoz del Comando 86 de Transporte Aéreo en la Base Aérea de Ramstein a NBC News.

El personal médico de la base aérea de Ramstein, Alemania, ayudó a la madre afgana que dio a luz en un avión C-17, el sábado.Getty Images

[Los errores de Estados Unidos en Afganistán: un reporte detalla 20 años de desaciertos y políticas fallidas]

Un funcionario de la base aérea le dijo a NBC News que 6,100 personas evacuadas de Afganistán han sido trasladadas a esas instalaciones desde el inicio de la Operación Refugio de los Aliados, y se esperan más vuelos en los próximos días. El Pentágono dijo el sábado que 17,000 personas han sido evacuadas de Afganistán desde el 14 de agosto.

Pero miles de personas intentan escapar de Afganistán, mientras los talibanes intentan consolidar su dominio del país. La situación de seguridad alrededor del aeropuerto de Kabul continúa deteriorándose y varias personas han muerto aplastadas cerca del aeropuerto.

"Difícil e impredecible"

El Reino Unido dijo el domingo que al menos siete civiles afganos murieron en una aglomeración de personas que intentaban ingresar al aeropuerto. Otros fueron pisoteados, asfixiados o sufrieron ataques cardíacos cuando los combatientes talibanes dispararon al aire para tratar de hacer retroceder a la multitud. Los soldados cubrieron varios cadáveres con ropa blanca.

[“Peor que a sus animales”. Estas son las prohibiciones y maltratos a las mujeres que imponen los talibanes en Afganistán]

Los talibanes han prometido amnistía para quienes trabajaron con Estados Unidos, la OTAN y el derrocado gobierno afgano, pero muchos afganos temen los ataques de venganza. En los últimos días se ha reportado que los talibanes están atacando a sus antiguos enemigos. Aún no se sabe si los líderes talibanes han ordenado esas acciones o si los combatientes están ejecutando represalias por su cuenta.

“La situación en el aeropuerto de Kabul sigue siendo extremadamente difícil e impredecible”, dijo un funcionario de la OTAN que pidió mantener su anonimato.

La Embajada de Estados Unidos, que ha sido trasladada al lado militar del aeropuerto, les ha dicho a los ciudadanos estadounidenses y a otras personas que no vayan a esas instalaciones hasta que reciban instrucciones precisas.

El presidente, Joe Biden, prometió llevar a los estadounidenses a casa y ayudar a los afganos que habían colaborado con las fuerzas estadounidenses y a otras personas que podrían estar en peligro el viernes. El mandatario calificó esa operación como “uno de los puentes aéreos más grandes y difíciles de la historia”.

[Los talibanes intentan tranquilizar a Estados Unidos sobre posibles ataques terroristas: "No sufrirán daño desde nuestra tierra"]

Pero los esfuerzos de Estados Unidos han sido muy criticados por el caos que se produjo en el aeropuerto de Kabul a principios de esta semana, cuando los talibanes tomaron el control de la capital.

El domingo, el Pentágono dijo que enviará aviones comerciales para ayudar a transportar a las personas que hayan sido evacuadas de Afganistán.

Los funcionarios de defensa de Estados Unidos también advirtieron sobre una posible amenaza del Estado Islámico contra el aeropuerto y los estadounidenses que intentan evacuar.

Los talibanes culpan de la evacuación caótica al ejército estadounidense, diciendo que no hay necesidad de que los afganos les teman, a pesar de que sus combatientes disparan al aire y golpean a la gente con porras mientras intentan controlar a las multitudes que se encuentran afuera del aeropuerto.

[Contratistas de seguridad latinos que trabajaron en Afganistán denuncian peligrosas irregularidades]

“Todo Afganistán es seguro pero el aeropuerto, que es administrado por los estadounidenses, es una anarquía”, dijo Amir Khan Motaqi, un alto funcionario talibán, el domingo. Estados Unidos “no debería avergonzar al mundo diciendo que nuestro pueblo [los talibanes] son una especie de enemigo”, agregó el funcionario.

Mohammad Naeem, portavoz de los talibanes, también culpó a los estadounidenses por las muertes sucedidas en el aeropuerto durante una entrevista con la televisión estatal iraní.

“Los estadounidenses prometieron que ‘los llevarían a Estados Unidos’ y por eso la gente se reunió en el aeropuerto de Kabul”, dijo Naeem. "Si eso se anunciara en cualquier país del mundo, ¿la gente no iría?”.

Los talibanes han tratado de proyectar una imagen más moderada que la última vez que gobernaron el país, desde 1996 hasta la invasión liderada por Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre.

Durante su gobierno anterior, las mujeres estaban confinadas en sus hogares, la televisión y la música estaban prohibidas y se realizaban ejecuciones públicas, según la estricta versión del régimen islámico que defienden los talibanes.

Con información de AP y NBC News