IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un joven que estaba a punto de ser papá entre los 13 soldados de EE.UU. que fallecieron en el ataque terrorista al aeropuerto de Kabul

"Estaba tan emocionado de ser padre". Si algo tenían en común los soldados estadounidenses que fallecieron como consecuencia del ataque terrorista, que también cobró la vida de más de 160 afganos, es su corta edad. Estas son algunas de sus historias.
/ Source: The Associated Press

Por Amy Beth Hanson, Janie Har y Amy Forliti - The Associated Press

Un joven esposo con un hijo en camino. Otro que siempre quiso estar en el Ejército y otro que planeaba convertirse en ayudante del sheriff cuando terminara su despliegue. Este sábado las autoridades confirmaron las identidades de los 13 soldados estadounidenses muertos en el atentado suicida ocurrido en el aeropuerto de Kabul en Afganistán, que también cobró la vida de más de 160 afganos.

Once infantes de Marina, un marine de la Armada y un soldado del Ejército estaban entre los muertos, mientras que otros 18 miembros del servicio estadounidense resultaron heridos en el atentado del jueves, que se atribuyó a la rama afgana del grupo extremista autodenominado Estado Islámico. Estados Unidos dijo que fue el día más letal para las fuerzas estadounidenses en Afganistán desde 2011.

La Casa Blanca dijo que el presidente, Joe Biden, buscará oportunidades para honrar a los miembros del servicio que perdieron la vida, muchos de los cuales eran hombres de poco más de 20 años.

Aquí las historias de algunas de las víctimas:

  • Rylee McCollum, 20 años

Rylee McCollum, un infante de Marina y nativo de Bondurant, Wyoming, estaba casado y su esposa está esperando un bebé en tres semanas, le dijo su hermana, Cheyenne McCollum, a la agencia de noticias The Associated Press.

“Estaba tan emocionado de ser padre, e iba a ser un gran padre”, dijo McCollum. Ella dijo que su hermano "ya era un infante de marina antes de que supiera que iba a poder serlo... Llevaba su rifle de juguete y usaba las botas de nieve rosa princesa de su hermana, y estaba jugando a cazar o a ser un infante de Marina".

McCollum dijo que su hermano quería ser profesor de historia y entrenador de lucha una vez que completara su servicio. Otra hermana, Roice McCollum, le dijo al diario Casper Star Tribune que su hermano estaba en su primer despliegue cuando comenzó la evacuación en Afganistán.

[Estados Unidos mata en un ataque con dron a un supuesto terrorista de ISIS que planeaba nuevos ataques en Afganistán]

"Queremos asegurarnos de que la gente sepa que estos son los chicos que se están sacrificando, y que él tiene una familia que lo ama y una esposa que lo ama y un bebé que nunca conocerá", dijo Cheyenne McCollum.

Regi Stone, el padre de uno de los amigos de Rylee McCollum, lo describió como "un buen chico", que era resistente, inteligente y valiente.

Eli Stone, izquierda, y Rylee McCollum, en Navidad en la casa de Stone en Jackson, Wyoming, diciembre de 2019.Cortesía Regi Stone vía AP

Stone compartió una nota que su esposa, Kim, le envió a su hijo Eli Stone, quien también está en el Ejército y está desplegado en otros lugares. En la nota, Kim escribió que recordaba haberle dicho a los amigos que huyeran si tenían que entrar primero y que ambos dijeron: "Si morimos haciendo esto, morimos haciendo lo que amamos".

  • Kareem Mae'Lee Grant Nikou, 20

El cabo Kareem Mae’Lee Grant Nikoui, de Norco, California, envió videos a su familia horas antes de morir interactuando con niños en Afganistán. En uno de los clips, le pidió a un niño que saludara.

"¿Quieres grabar un video juntos, amigo?" dijo Nikoui, inclinándose para tomar un video de sí mismo con el chico. "Muy bien, ahora somos héroes, hombre".

El amigo cercano de la familia Paul Arreola dijo que los videos muestran "el corazón de este joven, el amor que tiene".

“La familia está desconsolada”, dijo. Arreola describió a Nikoui como un "joven increíble" lleno de potencial, que siempre quiso ser un infante de marina y se propuso lograr su objetivo. Le sobreviven sus padres y tres hermanos.

“Amaba este país y todo lo que representamos. Es tan difícil saber que lo hemos perdido", dijo llorando.

Nikoui también estaba en el JROTC, y el JROTC de la Fuerza Aérea de Norco High School publicó en Facebook que era "uno de nuestros mejores cadetes del JROTC de la Fuerza Aérea" y que "Kareem estaba decidido a ser un infante de marina y siempre quiso servir a su país".

La ciudad de Norco dijo el viernes en una publicación en las redes sociales que el nombre de Nikoui será consagrado en un muro conmemorativo en la ciudad.

  • Jared Schmitz, 20

El cabo marine Jared Schmitz creció en el área de St. Louis y estaba entre un grupo de marines enviados de regreso a Afganistán para ayudar con los esfuerzos de evacuación, dijo su padre, Mark Schmitz, a KMOX Radio.

Según él, su hijo siempre quiso ser infante de marina. Dijo que se enteró de su muerte cuando los marines llegaron a su casa en Wentzville, Missouri, a las 2:40 am del viernes.

"Esto era algo que siempre quiso hacer, y nunca había visto a un joven entrenarse tan duro como él para ser el mejor soldado que podía ser", dijo Schmitz sobre su hijo. “Su vida significó mucho más. Estoy tan increíblemente devastado que no podré ver al hombre en el que se estaba convirtiendo rápidamente".

  • Taylor Hoover, 31

El sargento Taylor Hoover, de Utah, había estado en la Infantería de Marina durante 11 años y fue recordado como un héroe que murió sirviendo a los demás, dijo su padre Darin Hoover.

"Él es un héroe. Dio su vida protegiendo a aquellos que no pueden protegerse a sí mismos, haciendo lo que amaba al servir a su país”, agregó Darin Hoover, quien vive en un suburbio de Salt Lake City.

Dijo que escuchó de los Marines durante todo el día del viernes que dijeron que estaban agradecidos de tener a su hijo como sargento. "Cuando lo piensan dicen que aprendieron mucho de él", recordó. "Un gran líder".

Su hijo, aseguró, también era el mejor amigo de sus dos hermanas y amaba a toda su familia extendida. Tenía una novia en California y era el tipo de hombre que "iluminaba la habitación" cuando entraba.

Nate Thompson de Murray, Utah, conoció a Hoover cuando tenían 10 años en las ligas menores de fútbol americano. Siguieron siendo amigos hasta la escuela secundaria. Era más pequeño de lo usual para su posición en el equipo, pero su corazón y su arduo trabajo compensaban con creces lo que le faltaba en estatura, dijo Thompson. Como amigo, era desinteresado y amable.

“Si teníamos problemas con las calificaciones, problemas con la familia o problemas en la cancha, siempre llamábamos a Taylor. Siempre es sensato, incluso si él mismo está luchando con algo", dijo.

  • Deagan William-Tyeler Page, 23

El cabo Daegan William-Tyeler Page sirvió en el 2° batallón, 1° regimiento de la infantería de la Marina con sede en Camp Pendleton, California. Planeaba ir a la escuela de oficios y posiblemente convertirse en liniero después de que terminara su alistamiento, dijo su familia en un comunicado.

Page se crió en Red Oak, Iowa, y en el área metropolitana de Omaha. Se unió a los marines después de graduarse de Millard South High School. Su novia, sus padres, su madrastra y su padrastro, sus cuatro hermanos y sus abuelos lo lloran, dijo la familia en un comunicado emitido por un amigo de la familia. El comunicado dijo que la familia no deseaba hablar con los medios en este momento.

"Daegan siempre será recordado por tener una coraza resistente y un corazón gigante", dijo el comunicado. “Nuestros corazones están rotos, pero estamos agradecidos por los amigos y familiares que nos rodean durante este tiempo. Nuestros pensamientos y oraciones también están con las otras familias de la Marina, cuyos seres queridos murieron junto a Daegan".

Heridos son llevados a un hospital tras el atentado cerca del aeropuerto de Kabul, Afganistán; el 26 de agosto de 2021.via REUTERS
  • Ryan Knauss, 23

El sargento del Ejército Ryan Knauss es recordado como un hombre motivado que amaba a su país y estaba ansioso por regresar a EE. UU. y finalmente mudarse a Washington, D.C., dijeron miembros de la familia al medio WATE-TV en Knoxville, Tennessee.

El abuelo de Knauss, Wayne Knauss, dijo a la estación de televisión que la familia recibió la noticia de la muerte de Knauss el viernes y que se estaban planificando los servicios funerarios. Knauss dijo que su nieto asistió a Gibbs High School y creció en un hogar cristiano.

"Un joven motivado que amaba a su país", dijo Wayne Knauss. "Él era un creyente, así que lo veremos de nuevo en el cielo de Dios".

Su madrastra Linnae Knauss dijo que Ryan planeaba mudarse a Washington después de su regreso a Estados Unidos.

"Era un joven súper inteligente y gracioso", dijo.

  • Hunter Lopez, 22

Hunter Lopez, cuyos padres trabajan en el Departamento del Sheriff del condado de Riverside en el sur de California, fue aprendiz del alguacil durante tres años antes de unirse a la Infantería de Marina en septiembre de 2017, dijo el alguacil Chad Bianco.

Bianco dijo que López planeaba seguir los pasos de sus padres y convertirse en ayudante del alguacil del condado de Riverside después de su despliegue.

  • David Lee Espinoza, 20

El cabo David Lee Espinoza, un infante de marina de Laredo, Texas, se unió al ejército después de la escuela secundaria y su madre lo recuerda como un héroe.

“Fue lo suficientemente valiente como para ir a hacer lo que quería y ayudar a la gente. Él era él, simplemente perfecto”, dijo su madre, Elizabeth Holguin al Laredo Morning Times.

Personal médico atiende a un hombre herido tras las dos explosiones registradas en el aeropuerto de KabulWAKIL KOHSAR/AFP via Getty Images

La muerte de Espinoza fue confirmada por el representante federal Henry Cuellar. La secretaria de prensa del congresista, Dana Youngentob, dijo que representantes del Pentágono visitaron la oficina de Cuellar en Washington para informarle de la muerte de Espinoza. La oficina de Cuéllar también recibió un aviso oficial de defunción del Pentágono.

En un comunicado, Cuellar dijo que Espinoza “personifica los valores de Estados Unidos: determinación, dedicación, servicio y valor. Cuando se unió al ejército después de la escuela secundaria, lo hizo con la intención de proteger a nuestra nación y demostrar sus desinteresados ​​actos de servicio".

Cuellar concluyó: “Los valientes nunca mueren. El señor Espinoza es un héroe”.