IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un alto comandante estadounidense en Afganistán dimitirá este lunes, marcando un final simbólico a 20 años de guerra

La dimisión del general Austin 'Scott' Miller de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN marca el fin simbólico de la misión militar del país en Afganistán, que este año cumplió dos décadas y cuyo fin está programado por el presidente Biden para el 11 de septiembre.

Por Courtney Kube - NBC News

KABUL, Afganistán — El comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán dimitirá el lunes, según los funcionarios de defensa de Estados Unidos, una medida que marca el fin simbólico de la misión militar estadounidense en este país.

El general Austin Scott Miller ha estado al mando de la coalición militar en Afganistán desde agosto de 2018, más tiempo que cualquier comandante general anterior en ese puesto.

["Es hora de poner fin a la guerra más larga de EE.UU.": Biden anuncia la retirada total de las tropas en Afganistán]

Entrega el mando de las fuerzas estadounidenses en Afganistán al comandante del Comando Central de Estados Unidos, el general de marina Frank McKenzie.

Como director del Mando Central de los Estados Unidos (CENTCOM, por su sigla en inglés) McKenzie ya tenía autoridad sobre Afganistán y muchos de los países vecinos. Continuará trabajando desde la sede de CENTCOM en Tampa, Florida, y su sede avanzada en la Base Aérea Al Udeid en Doha, Qatar.

El general Austin 'Scott' Miller, a la derecha, habla con el Comandante Supremo Aliado en Europa, el general estadounidense Curtis Scapparrotti, a la izquierda, durante una reunión en la sede de la OTAN en Bruselas, Bélgica, el miércoles 5 de diciembre. 2018.AP Photo/Francisco Seco


La Administración Biden anunció en abril que todas las tropas estadounidenses se retirarían de Afganistán antes del 11 de septiembre de este año.

[Conoce a Soraya Shahidy, la primera mujer tatuadora de Afganistán]

Pero la retirada de Estados Unidos está siendo mucho más rápida. Cuando Biden anunció la decisión el país tenía entre 2,500 y 3,500 soldados desplegados en el país, pero más del 90% del personal y el equipo de Estados Unidos se habían ido a principios de julio.

Después del final oficial de la misión militar el 31 de agosto, Estados Unidos mantendrá alrededor de 650 soldados en Kabul para la seguridad de la embajada y varios cientos más para ayudar con la seguridad en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai.

Se espera que Miller se retire, según tres funcionarios de defensa.