IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El primer ministro de Eslovaquia sufre un atentado que sacude a toda Europa y se encuentra en estado grave

Robert Fico recibió múltiples impactos de bala en el ataque armado. El político fue elegido el pasado octubre como líder de un partido de izquierda favorable a Rusia y contrario a EE.UU.

Por Bela Szandelsky y Karel Janicek - The Associated Press

El primer ministro populista de Eslovaquia, Robert Fico, recibió múltiples disparos y resultó gravemente herido este miércoles mientras saludaba a sus partidarios durante un acto político, en un intento de asesinato que conmocionó al pequeño país y resonó en toda Europa semanas antes de unas elecciones.

Los médicos seguían luchando por mantenerlo con vida varias horas después de que el líder prorruso, de 59 años, fuera herido de bala en el abdomen, según declaró a la prensa el ministro de Defensa, Robert Kalina, en el hospital donde Fico estaba siendo tratado de sus heridas.

Kalina afirmó que la cirugía de Fico aún no había terminado y describió su estado como “extraordinariamente grave”.

Robert Fico.
El primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, en Bruselas, el 18 de abril de 2024. Kenzo Tribouillard / AFP - Getty Images

Se produjeron cinco disparos frente a un centro cultural de la localidad de Handlova, a casi 140 kilómetros al noreste de la capital, según informaron fuentes gubernamentales. Fico recibió los disparos mientras asistía a una reunión de su Gobierno en esta localidad de 16,000 habitantes que fue en su día un centro de explotación de minas de carbón.

El ministro del Interior, Matus Sutaj Estok, informó a los periodistas junto al ministro de Defensa de que había un sospechoso detenido y de que la investigación inicial había revelado “una clara motivación política” detrás del intento de asesinato.

“No hay ninguna duda”, añadió Kalinak.

Fico ha sido durante mucho tiempo una figura divisiva en Eslovaquia y fuera de ella, pero su regreso al poder el año pasado con un mensaje prorruso y antiestadounidense desató  preocupaciones aún mayores entre los miembros de la Unión Europea de que alejaría a su  país aún más de la corriente occidental.

[Nueve personas pierden la vida en Rusia tras caer un autobús a un río]

Su Gobierno detuvo el suministro de armas a Ucrania, y los críticos temen que lleve a Eslovaquia –una nación de 5.4 millones de habitantes que pertenece a la OTAN– a abandonar su rumbo prooccidental y seguir los pasos de Hungría bajo el populista primer ministro, Viktor Orbán.

A person is detained in the ground.
Una persona parece ser arrestada, tras el tiroteo en el que fue herido el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, en Handlova, Eslovaquia, el 15 de mayo de 2024.Radovan Stoklasa / Reuters

Miles de personas se han manifestado repetidamente en la capital y en toda Eslovaquia para protestar contra la política de Fico.

Un mensaje publicado en la cuenta de Facebook del primer ministro indicó que había sido trasladado a un hospital de Banská Bystrica, a 29 kilómetros de Handlova, porque tardaría demasiado en llegar a la capital, Bratislava.

El atentado se produce en plena campaña política, a tres semanas de las elecciones europeas al Parlamento Europeo. Han aumentado las preocupaciones ante la posibilidad de que populistas y nacionalistas afines a Fico se impongan en el bloque de 27 miembros.

“Un ataque físico al primer ministro es, en primer lugar, un ataque a una persona, pero también es un ataque a la democracia”, afirmó en una declaración televisada la presidenta saliente, Zuzana Caputova, rival política de Fico. “Toda violencia es inaceptable. La retórica de odio que hemos estado presenciando en la sociedad conduce a acciones de odio. Por favor, pongamos un alto a esto”.

[Develan el primer retrato del rey desde que se coronó y el rojo predomina]

El presidente electo Peter Pellegrini, aliado de Fico, calificó el tiroteo de “amenaza sin precedentes para la democracia eslovaca”. Si expresamos las opiniones políticas con pistolas en las plazas, y no en los colegios electorales, estamos poniendo en peligro todo lo que hemos construido juntos a lo largo de 31 años de soberanía eslovaca”.

Las recientes elecciones que llevaron al poder a Fico y sus aliados han puesto de manifiesto profundas divisiones sociales.

Gábor Czímer, periodista político del medio eslovaco de noticias Ujszo.com, afirmó que los resultados mostraban que “la sociedad eslovaca estaba fuertemente dividida en dos bandos”: uno que se mostraba amistoso con Rusia y otro que abogaba por unas conexiones más fuertes con la Unión Europea y Occidente.

“Al mismo tiempo, no podía imaginar que se llegara a la violencia física”, comentó Czímer.

El presidente, Joe Biden, se mostró alarmado y afirmó en un comunicado que “condenamos este horrible acto de violencia”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, publicó en la red social X que estaba “conmocionado y horrorizado” por el atentado contra la vida de Fico, mientras que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, lo calificó de “vil ataque”.

[Biden propone dos debates electorales en televisión y Trump acepta: uno será en junio en CNN, el otro en septiembre en ABC]

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, denunció la violencia contra el jefe de Gobierno de un país vecino.

“Hay que hacer todo lo posible para que la violencia no se convierta en la norma en ningún país, forma o ámbito”, declaró.

Fico, que cumple su cuarto mandato, y su partido de izquierdas Smer (Dirección), ganaron las elecciones parlamentarias eslovacas del 30 de septiembre.

Pero la política fue echada a un lado mientras la nación se enfrenta a la conmoción del atentado contra la vida de Fico.

Las sesiones del Parlamento eslovaco fueron suspendidas hasta nuevo aviso. Los principales partidos de la oposición, Eslovaquia Progresista y Libertad y Solidaridad, cancelaron una protesta prevista contra un controvertido plan del Gobierno para revisar la radiodifusión pública que, según ellos, daría a las autoridades el control total de la radio y la televisión públicas.

[Antony Blinken canta y toca la guitarra en un club nocturno de la capital de Ucrania]

El líder de Eslovaquia Progresista, Michal Simecka, pidió a todos los políticos “que se abstengan de cualquier expresión o medida que pueda contribuir a aumentar aún más la tensión”, declaró Simecka.

El primer ministro checo, Petr Fiala, deseó a Fico una pronta recuperación. “No podemos tolerar la violencia, no hay lugar para ella en la sociedad”.

La República Checa y Eslovaquia conformaban Checoslovaquia hasta 1992.