IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Rusia detiene a más de 1,300 personas por protestar contra las órdenes de movilización de Putin

Por primera vez, muchos hombres rusos en edad de ser reclutados y sus familias se enfrentan a la perspectiva de luchar y morir en un conflicto que el Kremlin acaba de intensificar.

Por Matthew Bodner - NBC News

LONDRES — El Kremlin ha luchado durante meses por mantener una sensación de normalidad interna mientras proseguía su tambaleante guerra en Ucrania. La declaración del presidente ruso, Vladimir Putin, de una “movilización parcial” ha roto, al menos para algunos rusos, esa ilusión. 

Cuando el anuncio grabado por Putin terminó de emitirse en la televisión el miércoles, los rusos se apresuraron a comprar los últimos vuelos disponibles para salir del país y los grupos de la oposición convocaron protestas, ya que su orden generó una sensación de malestar en el país, al igual que sus amenazas nucleares intentaron hacer en el extranjero.

A última hora de la tarde, más de 1,300 personas habían sido detenidas en las protestas que denunciaban la medida, según un grupo de derechos.

Por primera vez, muchos hombres rusos en edad de ser reclutados y sus familias se enfrentan a la perspectiva de luchar y morir en un conflicto que Rusia acaba de intensificar. Es una línea que Putin sido reacio a cruzar a pesar de la creciente presión, y que los analistas advirtieron que podría volverse en contra del Kremlin.

La policía antidisturbios detiene a un manifestante durante una protesta contra la movilización en Moscú, Rusia, el miércoles 21 de septiembre de 2022.
La policía antidisturbios detiene a un manifestante durante una protesta contra la movilización en Moscú, Rusia, el miércoles 21 de septiembre de 2022.Alexander Zemlianichenko / AP

“Siento rabia por quienes han tomado esta decisión”, opinó Ksenia, de 28 años, gerente de productos en Moscú, que no quiso dar su apellido por temor a su seguridad. “Siento miedo por mis familiares, amigos, conocidos y colegas. Me imagino en su lugar, obligada a ir a una guerra que no has elegido, que no apoyas, que te cogen de la calle para ir a luchar”. 

[Rusia y Ucrania se acusan del peligro que rodea una importante central nuclear en plena visita de un equipo de la ONU]

Para muchos rusos de a pie, esta mañana de finales de verano les trajo recuerdos del 24 de febrero, cuando se despertaron con la noticia de que su presidente ya había lanzado lo que el Kremlin insiste en llamar su “operación militar especial”. Putin esperó hasta las horas de trabajo en Moscú para anunciar la llamada a filas de los reservistas el miércoles, pero la conmoción fue la misma.

Una valla publicitaria que promueve el servicio militar por contrato con la imagen de un militar y el eslogan 'Servir a Rusia es un trabajo de verdad', en San Petersburgo, Rusia, el 20 de septiembre de 2022.
Una valla publicitaria que promueve el servicio militar por contrato con la imagen de un militar y el eslogan 'Servir a Rusia es un trabajo de verdad', en San Petersburgo, Rusia, el 20 de septiembre de 2022.Olga Maltseva / AFP via Getty Images

“La noticia ha sido peor de lo que esperaba”, lamentó Andrei, de 30 años, un analista financiero en Moscú que igualmente se negó a proporcionar su apellido por temor a su seguridad. “Estoy estupefacto por el grado de absurdo y locura del que ahora somos testigos”, agregó.

Los manifestantes salieron a las calles de todo el país para expresar su oposición a la medida. Hasta el miércoles por la noche, 1,311 personas habían sido detenidas en 38 ciudades en virtud de las leyes antiprotestas rusas, según el grupo independiente de seguimiento de protestas OVD-Info.

[Muere al caer por la ventana de un hospital el director de una importante petrolera de Rusia que criticó la invasión de Ucrania]

Entre esas cifras figuran al menos 502 en Moscú y 524 en San Petersburgo, la segunda ciudad más poblada de Rusia.

A lo largo del mandato de Putin, el Kremlin ha fomentado la reputación de poner a prueba los límites de un acuerdo en el que los ciudadanos rusos aceptan en gran medida mantenerse al margen de la política si el Estado se mantiene al margen de sus vidas. Pero siempre ha demostrado un sentido de moderación, una vacilación para llevar las cosas demasiado lejos y arriesgarse a provocar una reacción a gran escala. 

Con su Ejército en retirada y el avance de Ucrania, los analistas dicen que Putin parece haber hecho la mayor apuesta política de su carrera.

“El contrato social ha sido violado”, afirmó Andrei Kolesnikov, miembro de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.

“A medio plazo, esto es un problema para la confianza de la opinión pública en Putin y su régimen. A corto plazo, no van a conseguir protestas serias, sino más bien sabotajes”, opinó, refiriéndose a la posibilidad de que las personas reclutadas socaven el esfuerzo bélico.

[Rusia libera a dos estadounidenses que viajaron a Ucrania a combatir en la guerra]

La declaración del miércoles es sólo la tercera vez en la historia de Rusia que el Gobierno llama a la movilización militar. Las otras dos fueron en 1914 y 1941, durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, habla en declaraciones televisadas en Moscú, el miércoles 21 de septiembre de 2022.
El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, habla en declaraciones televisadas en Moscú, el miércoles 21 de septiembre de 2022.AP

Aunque el Kremlin insiste en que la movilización está “limitada” a 300,000 reservistas, la redacción de la orden no especifica ni aplica ninguna limitación significativa a las órdenes de reclutamiento.

Esto ha hecho que muchos se apresuren a averiguar si están a punto de ser llamados a filas.

“El decreto presidencial es intencionadamente vago en cuanto al número previsto de reclutas, sus cualificaciones y el periodo total de reclutamiento, lo que significa que el alcance siempre puede ampliarse”, dijo Andrei, el analista financiero. Añadió que no esperaba ser llamado a filas en la primera oleada, pero que sí esperaba ser enviado a la batalla si la guerra se prolongaba lo suficiente.

[Rusia “resuelve” el asesinato de la hija del ‘cerebro’ de Putin en un atentado en Moscú]

Tatiana Stanovaya, analista política rusa y fundadora de la consultora política R.Politik, dijo: “Hay muchas señales que indican que esto se convertirá en una cuestión social y política importante para Putin. La gente está buscando en Google cosas como ‘Cómo salir del país’, ‘Qué es la movilización’ y ‘Quién puede ser convocado”.

Sin embargo, no todos los rusos están alarmados por la perspectiva de ser reclutados.

Desde hace semanas, cuando Ucrania ha organizado con éxito dos contraofensivas que han puesto en jaque al ejército de Putin, los activistas a favor de la guerra han pedido al Kremlin que se quite los guantes, criticando la forma en que se ha permitido a gran parte de la sociedad rusa quedarse al margen. 

Alexander, de 32 años, de Moscú, dijo que no le preocupaba ser llamado a filas. “No pasa nada. Iremos a luchar un poco”, afirmó. Alexander, que no quiso dar su apellido, dijo que tiene experiencia militar -fue comandante de un tanque T-90- y que estaba preparado para ir a combatir. 

En los primeros días y semanas del conflicto, hubo una verdadera sensación de conmoción en Rusia al convertirse el país en un paria mundial abandonado por las empresas occidentales.

Pero, con el tiempo y con el amplio estímulo del Kremlin, la gente fue capaz de seguir con su vida y no pensar demasiado en la guerra. En Moscú y San Petersburgo especialmente, el verano de 2022 se disfrutó como cualquier otro. 

[Biden responde ante la ONU a las amenazas de Putin: “Una guerra nuclear nunca puede ganarse y nunca debería librarse”]

La guerra parecía un mundo aparte. Ahora, de repente, la guerra se siente bastante cerca de casa.

En las redes sociales rusas volvió a cundir el pánico, que se había visto por última vez en febrero. 

Los precios enormemente inflados de los vuelos a cualquier destino que aún acepte viajeros rusos -como Turquía y Armenia- no fueron un factor de disuasión. Según algunos sitios web de viajes rusos, los vuelos están totalmente reservados desde hace casi una semana.

Se difundieron rumores no verificados de que las autoridades estaban rechazando a los hombres que intentaban salir del país. El Kremlin se negó a comentar si las fronteras se cerrarían a los sujetos de la orden de movilización, y pidió a la gente que tuviera paciencia mientras se aclara la ley.

“La gente está preocupada. Tienen muchas preguntas”, dijo Stanovaya. “Se dijo que se trataba de una operación militar especial muy limitada y de corta duración y que no era necesaria la participación de los rusos de a pie. Ahora esto ha cambiado, pero mucho dependerá de la escala de esta movilización”. 

Podrían pasar meses hasta que se produjera algún cambio tangible en la suerte de Rusia en el campo de batalla. Y si los esfuerzos limitados de movilización fracasan, Putin puede tener ya las herramientas que necesita para reclutar a cualquier hombre en edad militar en todo el país.

“Me siento como si fuera rehén de un maníaco loco que cada día cambia los planes de mi muerte por algo aún más loco”, señaló Maxim, de 30 años, un gerente de TI que también se negó a dar su apellido por temor a su seguridad. “Mis empleados son todos jóvenes y tienen familia. Reciben estos trozos de papel y no entienden qué hacer a continuación", explicó.

“Están asustados”, dijo Maxim. “Esta no es su guerra. Quieren vivir una vida normal en un país normal”, añadió.