IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

EE.UU. mata al líder de ISIS en un operativo de las fuerzas especiales en Siria

"Hemos eliminado del campo de batalla a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi", dice Biden. El terrorista hizo estallar una bomba suicida al verse acorralado y mató así a su familia.

Por Chantal Da Silva, Ammar Cheikh Omar, Courtney Kube y Phil Helsel - NBC News

Las fuerzas especiales de Estados Unidos llevaron a cabo en la madrugada de este jueves un operativo en el noroeste de Siria que acabó con la vida del máximo líder del grupo Estado Islámico (ISIS), Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, según informó el presidente, Joe Biden.

Al-Qurayshi murió tras detonar una bomba suicida, en un acto que Biden calificó de "desesperada cobardía", que también mató a su esposa y a sus dos hijos, mientras las fuerzas estadounidenses se acercaban, dijo John Kirby, portavoz del Pentágono, durante una rueda de prensa este jueves por la tarde.

Kirby también detalló que durante el operativo —que se planeó durante meses— las fuerzas estadounidenses pudieron evacuar a 10 civiles del edificio donde ocurrió el hecho, entre ellos a ocho niños, y que se identificaron los restos de Al Qurayshi mediante análisis de ADN y huellas dactilares.

"Esta operación es el testimonio del alcance de Estados Unidos para eliminar amenazas terroristas de todo el mundo", aseguró Biden durante la mañana, "la operación de anoche envió un mensaje claro a los terroristas: iremos por ustedes y los vamos a encontrar".

El líder del Estado Islámico, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi.
El líder del Estado Islámico, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi.AFP - Getty Images

“Gracias a la habilidad y valentía de nuestras Fuerzas Armadas, hemos sacado del campo de batalla a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, el líder del ISIS”, dijo antes en un comunicado la Casa Blanca, precisando que todos los militares que participaron en la operación regresaron sanos y salvos.

Al-Qurayshi fue designado líder del ISIS en octubre de 2019 después de que su predecesor, Abu Bakr al-Baghdadi, muriera durante un operativo estadounidense en la misma región ese mes.

El Pentágono también dijo a primera hora del jueves que las fuerzas especiales ejecutaron una “exitosa” operación antiterrorista en el noroeste de Siria. Al menos 13 personas murieron, entre ellas seis niños y cuatro mujeres, confirmó el servicio de rescate local Cascos Blancos.

“Nuestros equipos atendieron a los heridos y recuperaron los cadáveres”, dijo en un comunicado el grupo de ayuda voluntaria conocido formalmente como Defensa Civil Siria.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, declaró en un breve comunicado que no había víctimas estadounidenses en la misión de las fuerzas de operaciones especiales.

Un funcionario del Gobierno dijo a NBC News que un helicóptero militar tuvo un problema de mantenimiento durante la operación. El helicóptero aterrizó de forma segura a una milla de distancia del objetivo, pero se consideró que no era seguro volar de vuelta y fue detonado en el lugar, precisó el funcionario.

Helicópteros se escucharon repentinamente a primera hora del jueves sobre el pueblo de Atmeh, cerca de la frontera con Turquía en la provincia siria de Idlib, controlada por los rebeldes, según un residente que describió un enfrentamiento nocturno de varias horas en un edificio que posteriormente quedó reducido a escombros.

La defensa civil siria evacua un cadáver en el lugar de los hechos tras una incursión nocturna de las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses contra presuntos yihadistas en Atme, en la provincia noroccidental siria de Idlib.
La defensa civil siria evacua un cadáver en el lugar de los hechos tras una incursión nocturna de las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses contra presuntos yihadistas en Atme, en la provincia noroccidental siria de Idlib.Mohammed Al-Rifai / AFP via Getty Images

En Atmeh, que en su día fue un pequeño y tranquilo pueblo conocido por sus olivos, pero que ahora alberga varios campamentos de desplazados por la larga guerra civil del país, los residentes describieron una dramática y mortal escena.

Mohamed al-Omar, de 65 años, dijo a NBC News que el edificio que fue atacado pertenece a su hijo, que vive en Alemania desde 2016, y que lo había estado alquilando desde su partida.

Una viuda y su hijo habían estado viviendo en el tercer piso, mientras que su hermano, su esposa y sus hijos residían en el segundo, añadió. Al-Omar cree que todos murieron durante la noche. No sabe si alguien de los que vivían allí había estado involucrado en actividades yihadistas.

El tercer piso del edificio residencial fue completamente destruido, aseguró mientras que el segundo y el primer piso sufrieron daños.

El presidente, Joe Biden, la vicepresidenta, Kamala Harris, y miembros del equipo de seguridad nacional del Gobierno observan la operación antiterrorista que mató a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, el líder del ISIS.
El presidente, Joe Biden, la vicepresidenta, Kamala Harris, y miembros del equipo de seguridad nacional del Gobierno observan la operación antiterrorista que mató a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, el líder del ISIS.Casa Blanca

Idlib está ampliamente controlada por los combatientes respaldados por Turquía, pero también es un bastión de la red terrorista Al Qaeda y el hogar de varios de sus principales operativos. Otros militantes, incluidos extremistas del grupo rival Estado Islámico, también han encontrado refugio en la región.

Un vecino dijo que estaba durmiendo en su dormitorio cuando escuchó el sonido de los helicópteros que empezaban a ser “más fuertes” y “más fuertes” a medida que se acercaban.

"Fue aterrador, miré por la ventana y vi el lanzamiento aéreo hacia la casa de mi vecino”, dijo Abu Omar, de 39 años, en WhatsApp.

Después de eso, dijo que escuchó una voz que retumbaba a través de los altavoces, advirtiendo a los que estaban en la residencia que “salieran de la casa inmediatamente” o serían atacados.

Las llamadas continuaron durante una media hora, dijo, antes de que se escucharan disparos seguidos de una última advertencia. Omar dijo que una mujer parecía estar hablando con los que emitían la advertencia antes de que la casa “fuera bombardeada”.

Otros residentes y activistas de la zona describieron haber visto un gran asalto por tierra, y a las fuerzas estadounidenses utilizando altavoces pidiendo a las mujeres y a los niños que abandonaran la zona, según informó la agencia de noticias The Associated Press.

[Rusia y EE.UU. intercambian acusaciones sobre Ucrania en el Consejo de Seguridad de la ONU]

En las fotos que siguieron a la incursión, se ve a los equipos de socorro recuperando cadáveres mientras otros examinaban los daños, con el tejado de un edificio parcialmente derrumbado y rodeado de escombros.

Se veían pertenencias esparcidas por el suelo, entre ellas un zapato rosa brillante que parecía pertenecer a un niño pequeño. 

Siria lleva más de una década de guerra. La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas detalló en septiembre que la guerra ha dejado más de 350,000 muertos, y calificó la cifra de “un recuento insuficiente".

Unas personas inspeccionan una casa destruida tras una operación del ejército estadounidense en el pueblo sirio de Atmeh, en la provincia de Idlib, el jueves 3 de febrero de 2022.
Unas personas inspeccionan una casa destruida tras una operación del ejército estadounidense en el pueblo sirio de Atmeh, en la provincia de Idlib, el jueves 3 de febrero de 2022.Ghaith Alsayed / AP

Estados Unidos participó en una campaña aérea contra el grupo Estado Islámico, que en su día reclamó el control de partes de Siria e Irak. Las fuerzas estadounidenses también han realizado ataques aéreos desde entonces, incluso el año pasado.

En diciembre, Estados Unidos y sus aliados militares derribaron un avión no tripulado que se creía que amenazaba un puesto de avanzada de Estados Unidos en el sur de Siria, dijeron las autoridades.

[5 razones por las que Rusia podría invadir Ucrania y por qué EE.UU. está involucrado]

El puesto de avanzada había sido atacado por drones y disparos de cohetes. Las tropas estadounidenses de la base entrenan a las fuerzas de la oposición siria para luchar contra los combatientes del Estado Islámico en la zona.

En octubre, un ataque aéreo estadounidense en el noroeste de Siria mató a un alto dirigente de Al Qaeda, Abdul Hamid al-Matar, comunicó entonces el Mando Central de Estados Unidos.