IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

 "Necesitamos ayuda": el Gobierno interino de Haití solicita el envío de tropas estadounidenses

A la petición hecha por parte del Gobierno interino se suma la de cientos de haitianos que se congregaron este viernes frente a la sede de la embajada de Estados Unidos con la esperanza de que les concedan un visado para abandonar su país. Esto es lo que se sabe hasta ahora sobre el reciente magnicidio.
/ Source: Telemundo

El Gobierno interino de Haití solicitó a Estados Unidos el despliegue de tropas para proteger sus infraestructuras, como el puerto y el aeropuerto, mientras intenta estabilizar la situación en la nación y prepara el camino para las próximas elecciones tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse. Mientras tanto, cientos de haitianos se congregaron el viernes frente a la sede de la embajada de EE.UU. con la esperanza de que les concedan un visado para abandonar su país.

"Definitivamente necesitamos asistencia y hemos pedido ayuda a nuestros socios internacionales", dijo el primer ministro interino Claude Joseph a la agencia de noticias The Associated Press en una entrevista telefónica a última hora del viernes. "Creemos que nuestros socios pueden ayudar a la policía nacional a resolver la situación", agregó.

Policías custodian la embajada de Estados Unidos, en Puerto Príncipe, mientras cientos de haitianos se congregan el viernes con la esperanza de que les concedan un visa para abandonar su país.  EFE/ Orlando Barría

El presidente, Joe Biden, no ha dicho hasta ahora que vaya a proporcionar ayuda militar. Por lo pronto, solo tiene previsto enviar a funcionarios del FBI para que colaboren en la investigación en curso de un crimen que ha sumido a Haití, un país ya asolado por la pobreza extrema y la violencia, en una batalla desestabilizadora por el poder.

Petición masiva de visados

Cientos de haitianos se congregaron este viernes frente a la sede de la embajada de Estados Unidos con la esperanza de que les concedan un visado para abandonar su país, ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir después del asesinato de presidente.

Con pasaporte en mano, agitándolo y mostrando su foto ante las cámaras, cientos de personas esperaban ser atendidas frente a la embajada, situada en el barrio de Tabarre, en la capital haitiana, Puerto Príncipe.

[Detienen a dos haitianos-estadounidenses y a 13 colombianos por el asesinato del presidente de Haití]

Uno de los presentes, Jeferson Javeus, dijo a la agencia Efe en nombre del grupo que "después de la muerte del presidente no es posible vivir en Haití" y que por eso han acudido a la embajada "a buscar la manera de salir de este país", apuntó, rodeado de otros compatriotas desesperados, entre ellos mujeres y niños.

Cientos de haitianos se congregan el viernes frente a la sede de la embajada de Estados Unidos con la esperanza de que les concedan un visa para abandonar su país, en Puerto Príncipe, Haití.   EFE/ Orlando Barría

"Todo el mundo está en peligro en Haití", insistió, "si mataron al presidente" quién no lo está, se preguntó.

Esto es lo que se sabe hasta ahora sobre el reciente magnicidio.

Joseph Lambert, presidente provisional

El viernes, un grupo de legisladores reconoció a Joseph Lambert, jefe del desmantelado Senado de Haití, como presidente provisional, en un desafío directo a la autoridad del Gobierno interino. También reconocieron como primer ministro a Ariel Henry, a quien Moïse había seleccionado para sustituir a Joseph un día antes de que fuera asesinado, pero que aún no había tomado posesión ni formado Gobierno.

En el ataque, que tuvo lugar en la casa de Moïse el miércoles en la madrugada, también resultó gravemente herida su esposa, que fue trasladada a Miami para ser operada.

El asesinato del mandatario haitiano tiene cada vez más un aire de turbia conspiración internacional en la que están implicados un actor de Hollywood, un tiroteo con hombres armados atrincherados en una embajada extranjera y una empresa de seguridad privada que opera en un almacén de Miami.

Los haitianos-estadounidenses detenidos

Entre los detenidos se encuentran dos estadounidenses de origen haitiano, uno de los cuales trabajó junto al actor Sean Penn tras el devastador terremoto de 2010.

El juez de instrucción Clément Noël declaró al periódico francófono Le Nouvelliste que los hombres detenidos, James Solages y Joseph Vincent, dijeron que los atacantes originalmente solo planeaban arrestar a Moïse, no matarlo. Noël dijo que Solages y Vincent actuaban como traductores para los atacantes, informó el viernes el periódico.

Solages, de 35 años, se describió a sí mismo como un "agente diplomático certificado", un defensor de los niños y un político en ciernes en un sitio web ahora eliminado para una organización benéfica que comenzó en 2019 en el sur de Florida para ayudar a los residentes de su ciudad natal de Jacmel, en la costa sur de Haití.

También trabajó brevemente como conductor y guardaespaldas para una organización de ayuda creada por Sean Penn tras el terremoto de 2010 y en la Embajada de Canadá en Haití.

Algunos de los sospechosos fueron detenidos en una redada en la embajada de Taiwán, donde se cree que buscaron refugio. El jefe de la Policía Nacional, Léon Charles, dijo que otros ocho sospechosos seguían prófugos y estaban siendo buscados.

Cuatro compañías de seguridad, bajo investigación

La policía haitiana también ha detenido o matado a lo que describió como más de una docena de "mercenarios" que eran antiguos miembros del Ejército colombiano. Las autoridades colombianas aseguraron que los hombres fueron reclutados por cuatro compañías y viajaron al país caribeño en dos grupos a través de República Dominicana. Los soldados colombianos entrenados en Estados Unidos son muy solicitados por empresas de seguridad privada y Ejércitos mercenarios en zonas de conflicto mundial debido a su experiencia en una guerra de décadas contra grupos rebeldes y cárteles de la droga.

Varios sospechosos del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse permanecen en el suelo el jueves 8 de julio de 2021 tras su captura, en la Dirección General de la Policía, en Puerto Príncipe, Haití.AP

Algunos de estos hombres publicaron en Facebook fotos de ellos mismos visitando el palacio presidencial y otros lugares turísticos de la República Dominicana, que comparte la isla La Española con Haití.

La hermana de uno de los sospechosos abatidos, Duberney Capador, dijo a AP que habló por última vez con su hermano la noche del miércoles —horas después del asesinato de Moïse— cuando los hombres, atrincherados en una casa y rodeados, intentaban desesperadamente negociar su salida de un tiroteo.

"Me dijo que no se lo dijera a nuestra madre, para que no se preocupara", dijo Yenny Capador mientras intentaba contener las lágrimas.

 [La Administración Biden renueva el TPS para los haitianos en Estados Unidos: "Debemos hacer lo posible para apoyarlos"]

La mujer dijo que su hermano, que se retiró del Ejército colombiano en 2019 con el rango de sargento, fue contratado por una empresa de seguridad privada con el entendimiento de que proporcionaría protección a personas poderosas en Haití.

Capador dijo que no sabía casi nada sobre el empleador, pero compartió una foto de su hermano con un uniforme con el logotipo de CTU Security, una empresa hasta ahora desconocida con sede en Doral, un suburbio de Miami popular entre los inmigrantes colombianos.

La esposa de Francisco Uribe, otro de los detenidos, declaró a la emisora colombiana W Radio que la compañía ofreció pagar a los hombres unos 2,700 dólares al mes, una suma insignificante para una peligrosa misión internacional, pero mucho más de lo que la mayoría de los hombres, suboficiales y soldados profesionales ganan con sus pensiones de jubilación.

Uribe está siendo investigado por su presunta participación en el asesinato de un civil desarmado en 2008, que trató de presentar como muerto en combate, como parte de una serie de miles de ejecuciones extrajudiciales que sacudieron al Ejército colombiano entrenado por Estados Unidos hace más de una década.

CTU Security fue registrada en 2008. El venezolano Antonio Intriago, quien figura como su presidente, también está afiliado a otras entidades registradas en Florida, algunas de ellas disueltas desde entonces, como la Academia Federal de la Unidad Antiterrorista, el Concejo Nacional Venezolano Americano y Doral Food Corp.

Miembros de la élite haitiana, en el punto de mira

Joseph se negó a señalar a ningún atacante, pero dijo que Moïse se había ganado muchos enemigos al atacar a poderosos oligarcas que durante años se beneficiaron de contratos estatales excesivamente generosos.

Algunos de esos miembros de la élite están ahora en el punto de mira de los investigadores, y las autoridades han pedido que el candidato presidencial y conocido empresario Reginald Boulos, así como el expresidente del Senado Youri Latortue se reúnan con los fiscales a principios de la próxima semana para ser interrogados.

Los analistas afirman que quienquiera que haya planeado el descarado ataque probablemente tenía vínculos con un submundo criminal que ha florecido en los últimos años a medida que la corrupción y el tráfico de drogas se han afianzado. Incluso antes del asesinato de Moïse, Puerto Príncipe ya estaba en vilo debido al creciente poder de las bandas que, solo el mes pasado, desplazaron a más de 14,700 personas al incendiar y saquear viviendas en una lucha por el territorio.

Los fiscales también quieren interrogar a los miembros del equipo de seguridad de Moïse, incluido el coordinador de seguridad del presidente, Jean Laguel Civil, y Dimitri Hérard, jefe de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional.

"Si usted es el responsable de la seguridad del presidente, ¿dónde ha estado?", dijo el fiscal de Puerto Príncipe Bed-Ford Claude a Le Nouvelliste. "¿Qué ha hecho usted para evitar este destino del presidente?", preguntó.

Con información de AP y Efe.