IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Guardia Costera advierte contra un posible éxodo de balseros tras la represión violenta de las protestas en Cuba

"Nunca es el momento adecuado para intentar la migración por mar. Para aquellos que arriesgan sus vidas haciéndolo, no vale la pena correr este riesgo. Permítanme ser claro, si se lanzan al mar, no entrarán a Estados Unidos", enfatizó el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Tras las históricas protestas que sacaron a las calles el domingo a miles de cubanos, y la violenta represión del régimen con decenas de arrestos y denuncias de desapariciones, la Guardia Costera estadounidense publicó un mensaje de apoyo al pueblo de la isla pero intentando disuadir tambien a quién pudiera estar planeando emigrar hacia Estados Unidos.

La Guardia Costera "está enterada y consciente" de la protesta pacífica contra "el aumento del sufrimiento y la represión en la isla", y "apoya" al pueblo cubano en la defensa de su "derecho fundamental a la libertad de expresión".

[Biden apoya el “clamoroso llamado de libertad” del pueblo cubano mientras el régimen culpa al embargo y la pandemia]

Pero, según el mensaje difundido en español por la embajada estadounidense en La Habana, también "recuerda a cualquier persona o grupo de personas que están considerando participar en un viaje ilegal que no salgan al mar de esta forma".

"El tránsito por el estrecho de Florida es peligroso e implacable. Casi 20 vidas se perdieron trágicamente en las últimas semanas como resultado de estos viajes", subrayó. 

Manifestantes protestan contra el Gobierno cubano afuera de la Casa Blanca en Washington D.C., el 13 de julio de 2021.AP

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, quien emigró de Cuba, también pidió a los cubanos y haitianos abstenerse de emigrar ilegalmente.

"Nunca es el momento adecuado para intentar la migración por mar. Para aquellos que arriesgan sus vidas haciéndolo, no vale la pena correr este riesgo. Permítanme ser claro, si se lanzan al mar, no entrarán a Estados Unidos", enfatizó.

 A pesar de los riesgos, cruzar el estrecho en frágiles embarcaciones es un recurso habitual para los cubanos que quieren llegar a Estados Unidos. En las décadas de 1980 y 1990, la isla vivió éxodos masivos de ciudadanos desesperados por un futuro mejor.

 

Muchas de estas travesías acaban en tragedia, con los ocupantes de las balsas ahogados o desaparecidos. Hace una semana, por ejemplo, una decena de personas fueron tragadas por el mar al sur de Key West cuando trataban de alcanzar la costa en plena tormenta tropical Elsa.

"La Guardia Costera y agencias locales, estatales y federales están monitoreando cualquier actividad que pueda indicar un aumento en la migración marítima ilegal e insegura en el estrecho de Florida, incluyendo las salidas de embarcaciones sin autorización desde Florida en dirección a Cuba" advirtió en un comunicado. 

 

Getty Images

 

Este lunes, un grupo de cubano-estadounidenses comenzó a organizar además un posible viaje en botes desde Florida hasta la isla para llevar alimentos y medicamentos en apoyo a las protestas, según informó la agencia de noticias The Associated Press.

Cuba vive su peor crisis económica desde la caída de la Unión Soviética en 1991, agravada además por la pandemia de coronavirus, que ha colapsado el sistema sanitario, y con un recrudecimiento de la represión contra los opositores políticos al régimen autoritario. 

En ese contexto, miles de cubanos salieron a las calles de múltiples provincias alrededor de la isla caribeña este domingo en una inusual protesta en la que los civiles gritaban consignas contra el régimen comunista como "Queremos libertad" y "Ya no tenemos miedo". 

El gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, respondió ese mismo día con amenazas: "La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios". Desde entonces, más de un centenar de personas han sido detenidas y hay denuncias de desapariciones. 

El lunes, sin embargo, Díaz-Canel admitió que la isla atraviesa una profunda crisis económica, que se traduce, por ejemplo, en escasez de alimentos, apagones y falta de medicamentos (sobre todo, ante la pandemia de coronavirus). Pero evitó cualquier viso de autocrítica y culpó de esta crisis al embargo comercial estadounidense, que dura ya décadas.

El régimen se ha felicitado en cualquier caso por haber apagado las protestas, de las que culpa también a Estados Unidos, tras blindar las calles con policías y militares, y recurrir a su líder retirado Raúl Castro para movilizar a sus seguidores y demostrar su fortaleza.

 

 

Las calles de las principales ciudades siguen fuertemente custodiadas por la policía y se respira un clima de tensión, según han explicado varios testigos a Noticias Telemundo. 

“La gente está en una situación en que no sabe lo que va a pasar mañana”, contó este martes el pintor Ernesto Estévez a Noticias Telemundo desde La Habana. 

["Queremos libertad": miles de cubanos toman las calles para denunciar escasez y represión]

El presidente Joe Biden se solidarizó el lunes con los manifestantes y dijo apoyar “el clamoroso llamado de libertad” del pueblo cubano. 

Este martes 13 de julio se cumplen 27 años del hundimiento del remolcador 13 de marzo. La embarcación, en la que 72 personas intentaban escapar de Cuba, fue atacada por las autoridades con potentes chorros de agua, hundiéndola y provocando la muerte de 41 personas, incluyendo 10 niños, según lo ha documentado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a partir del testimonio de los sobrevivientes.