IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Justin Trudeau retiene el poder tras ganar las elecciones en Canadá pero se queda lejos de la mayoría absoluta

El Partido Liberal de Canadá ganó las elecciones generales por tercera vez pero Trudeau se quedó lejos de alcanzar los 170 escaños. El primer ministro declaró que los electores canadienses han elegido "un plan progresista" y que está listo para formar Gobierno.

El Partido Liberal de Canadá (PLC) ganó las elecciones generales celebradas este lunes por lo que el primer ministro Justin Trudeau revalidó su mandato por tercera vez consecutiva aunque no logró la mayoría absoluta tras haber convocado elecciones anticipadas.

El PLC logró 156 escanños en la Cámara Baja, suficientes para formar un nuevo Gobierno pero lejos de la mayoría absoluta de 170 –de un total de 338– cuya búsqueda llevó Trudeau, de 49 años, a disolver el Legislativo y adelantar los comicios.

Los conservadores se quedaron en 123 asientos, el Bloc Québécois, con sede en Quebec, en 29, el izquierdista Nuevo Partido Democrático en 28 y los Verdes en dos.

[La Administración Biden considera enviar migrantes en vuelos hacia estados en la frontera con Canadá para enfrentar la llegada masiva]

Trudeau, hijo el icono liberal y fallecido primer ministro Pierre Trudeau, ganó las elecciones por primera vez en 2015 y esta vez obtuvo casi el mismo resultado que en 2019 tras 36 días de campaña.

El primer ministro tendrá que recurrir a la ayuda de otros partidos para aprobar las leyes y en la madrugada del martes declaró que los electores canadienses han elegido "un plan progresista" y que está listo para formar Gobierno.

La oposición fue implacable al acusar a Trudeau de convocar elecciones anticipadas -dos años antes del plazo- para tratar de conseguir la mayoría absoluta.

Trudeau apostó que los canadienses no querían un Gobierno conservador durante una pandemia. Canadá se encuentra ahora entre los países con mayor índice de vacunación contra el COVID-19 del mundo y la Administración de Trudeau gastó cientos de miles de millones de dólares para apuntalar la economía en medio de los bloqueos y argumentó que el enfoque de los conservadores, que se han mostrado escépticos ante los bloqueos y los mandatos de vacunación, sería peligroso.

La líder conservadora Erin O'Toole no exigió a los candidatos de su partido que se vacunaran y no quiso decir cuántos estaban sin vacunar. O'Toole describió la vacunación como una decisión personal, pero un número creciente de canadienses vacunados está cada vez más molesto con las personas que no quieren inmunizarse contra el coronavirus.

[El ataque "premeditado" a una familia musulmana en Canadá que dejó cuatro muertos]

Trudeau es partidario de que las vacunas sean obligatorias para que los canadienses viajen en avión o en tren, algo a lo que se oponen los conservadores. Y ha señalado que Alberta, dirigida por un Gobierno provincial conservador, está en crisis.

El primer ministro de Alberta, Jason Kenney, aliado de O'Toole, afirmó que la provincia podría quedarse sin camas y personal para las unidades de cuidados intensivos en cuestión de días. Kenney se disculpó por la grave situación y ahora está introduciendo a regañadientes un pasaporte de vacunación e imponiendo una orden de trabajo obligatorio desde casa, dos meses después de levantar casi todas las restricciones.

El primer ministro canadiense y líder del Partido Liberal, Justin Trudeau, junto a su esposa Sophie Gregoire, se dirige a sus seguidores mientras celebra su victoria electoral en Montreal, Quebec, Canadá, el 20 de septiembre de 2021. EFE/EPA/ERIC BOLTE

"La arrogancia llevó a Trudeau a convocar las elecciones. Él y los liberales las ganaron pero no consiguieron el premio que buscaban. Es solo una gran noche para los liberales porque hace dos semanas parecía que iban a perder el Gobierno, algo que no podían imaginar antes de apostar por unas elecciones", opinó Nelson Wiseman, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Toronto.

Wiseman señaló que los conservadores se vieron perjudicados por la situación en Alberta. "El estallido de la pandemia en Alberta en los últimos 10 días socavó los elogios de O'Toole a los conservadores de Alberta por cómo habían manejado la pandemia y reforzó el argumento de Trudeau a favor de la vacunación obligatoria", explicó.

["No hemos escuchado lo peor": Canadá enfrenta presión para seguir buscando restos de niños indígenas en antiguos internados]

Una victoria conservadora habría representado un reproche a Trudeau contra un político con una fracción de su reconocimiento. O'Toole, de 47 años, es un militar veterano, exabogado y miembro del Parlamento durante nueve años.

O'Toole se presentó a sí mismo hace un año como un "conservador de pura cepa". Se convirtió en líder del Partido Conservador con la promesa de "recuperar Canadá", pero inmediatamente empezó a trabajar para empujar al partido hacia el centro político.

La estrategia de O'Toole, que incluía renegar de las posiciones más apreciadas por las bases de su partido en temas como el cambio climático, las armas y los presupuestos equilibrados, estaba diseñada para atraer a un sector más amplio de votantes en un país que tiende a ser mucho más liberal que su vecino del sur.

Adrian Archambault, residente en Vancouver de 53 años, votó a los liberales y dijo que no le importaba que las elecciones se celebraran durante una pandemia. Señaló que las elecciones provinciales también se han celebrado durante la pandemia.

"Todo el mundo ha estado tan preocupado por el COVID-19 en el último año y medio, así que quizá no era mala idea hacer una especie de [examen] de revisión", señaló a la agencia de noticias The Associated Press.

[Canadá etiqueta a los Proud Boys como una entidad terrorista: “No toleraremos la violencia”]

El legado de Trudeau incluye la aceptación de la inmigración en un momento en que Estados Unidos y otros países cerraron sus puertas. También legalizó el cannabis en todo el país y estableció un impuesto sobre el carbono para luchar contra el cambio climático. Y preservó el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y México en medio de las amenazas del expresidente estadounidense Donald Trump de desechar el acuerdo.

El expresidente estadounidense Barack Obama y la excandidata del Partido Demócrata Hillary Clinton mostraron su apoyo a Trudeau a través de Twitter. No hubo ningún apoyo de Trump a O'Toole.

El copresidente de la campaña conservadora, Walied Soliman, dijo que no hay ningún tipo de alineación entre O'Toole y el trumpismo. Soliman dijo a primera hora del día que mantener a Trudeau en un Gobierno en minoría sería una victoria para O'Toole.

[La ola de calor deja más de un centenar de muertos en Canadá]

"Trudeau perdió su apuesta por conseguir una mayoría, así que yo diría que es una victoria agridulce para él", opinó Daniel Béland, profesor de ciencias políticas de la Universidad McGill.

"Básicamente volvemos a la casilla de salida, ya que el nuevo parlamento en minoría se parecerá al anterior. Trudeau y los liberales han salvado el pellejo y seguirán en el poder, pero a muchos canadienses que no querían estas elecciones pandémicas de finales de verano probablemente no les haga gracia toda la situación", afirmó.