IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Hijo mío, no te vayas". Desconsuelo y sed de justicia en el funeral del niño muerto en el accidente del metro de México

Brandon Giovanni, de 12 años, fue recordado por su familia como un niño alegre, al que le gustaba el fútbol y quería aprender a cocinar tacos. "Que se esclarezca esto y se haga justicia", exige su padre.
/ Source: Telemundo

La familia de Brandon Giovanni Hernández Tapia despidió este miércoles en un emotivo funeral al niño de 12 años fallecido en el derrumbe del puente de la Línea 12 del metro de Ciudad de México.

El velorio tuvo lugar en la humilde casa familiar, ubicada en la alcaldía Tláhuac, en el sur de la capital, donde estuvo expuesto el pequeño féretro blanco con flores blancas y una foto de Giovanni sonriente.

Brandon fue recordado por su familia como un niño alegre, al que le gustaba el fútbol y quería aprender a cocinar tacos.

Familiares y amigos despiden a Brandon Giovanni, el niño fallecido en el colapso del metro, en Ciudad de México, México, este miércoles.  EFE/ Carlos Ramírez

Decenas de familiares y vecinos acudieron al velorio, en el que la madre se abalanzó llorando encima del féretro mientras gritaba desconsolada: "Hijo mío, no te vayas".

Los seres queridos del menor le dedicaron un aplauso final, le cantaron una porra y sacaron el féretro entre gritos de "justicia" para depositarlo en la carroza fúnebre.

"Fue muy doloroso, cuando me dijo su mamá que estaba muerto no me lo podía creer. Todavía tenía esperanza de encontrarlo en un hospital pero desgraciadamente lo encontré muerto", explicó su padre, Pedro Hernández. Con la voz rota, exigió que "se esclarezca esto y se haga justicia".

[En fotos: Así colapsó el metro de Ciudad de México]

La comitiva abandonó la casa, a medio construir y ubicada en una zona de caminos de tierra y asentamientos irregulares, para ir hasta el cementerio de San Lorenzo Tezonco, donde fue sepultado.

Fue la única víctima mortal menor de edad de las 25 que hasta el momento ha dejado el trágico accidente del metro capitalino, por el cual todavía permanecen 38 personas hospitalizadas y se decretaron tres días de luto oficial. Todavía hay nueve personas sin localizar.

La tragedia ocurrió en la noche del lunes cuando cedió una viga de un puente elevado de la línea 12, entre las estaciones Olivos y Tezonco, en el suroriente de la capital, provocando la caída de un tren con pasajeros que quedó encallado en forma de "V".

Familiares y amigos despiden a Brandon Giovanni, el niño fallecido en el colapso del metro en Ciudad de México, México.   EFE/ Carlos Ramírez

El caso del menor, quien viajaba en el metro con la pareja de su mamá, fue emblemático, puesto que su madre y su abuela estuvieron buscándolo toda la noche sin descanso entre las ruinas del accidente y en los hospitales de la zona.

“Nadie sabe nada de él, nadie sabe de él, nadie sabe nada de mi nieto. Si está vivo o está muerto que nos diga dónde está. Su papá está grave en el hospital, a él ya lo encontramos, pero mi nieto dónde está. ¿¡Dónde está mi nieto!?”, exclamaba su abuela ante el centro médico Belisario Domínguez a 10 horas de la tragedia.

Aunque hallaron al adulto ingresado en un centro médico, no encontraron ni rastro del menor, por lo que la fiscalía emitió una alerta de búsqueda hasta que su cuerpo fue identificado en la morgue el martes por la noche.

El panteón se encuentra a tan solo unos metros del lugar donde Giovanni perdió la vida al regresar esa trágica noche junto a la pareja de su madre del restaurante en el que ayudaba lavando platos.

El menor llamó a su madre a solo dos estaciones del accidente, contándole que ya llegaba a la casa. Por televisión supieron que un tren se había accidentado y comenzó la búsqueda de casi 24 horas.

["Jamás hubiéramos esperado ver el metro volar", asegura una rescatista que atendió la emergencia]

La línea 12 del metro, inaugurada en 2012 como la gran obra del entonces alcalde y actual secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha estado envuelta de polémica desde el principio. El tren acabó costando mucho más de lo que se había prometido y entre 2014 y 2015 se suspendieron parte de sus operaciones por numerosas fallas.

Además, vecinos habían denunciado desperfectos en el puente tras el potente terremoto del 19 de septiembre de 2017.

La alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum, anunció que una empresa noruega se encargará de hacer una investigación independiente de lo sucedido en la mayor tragedia que se recuerda en la ciudad desde el sismo.

Con información de Efe.