IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Extrañaré a mi abuelo”: William y Harry rinden homenaje al príncipe Philip con emotivas palabras

“Me siento afortunado de haber tenido no sólo su ejemplo para guiarme, sino su presencia duradera hasta bien entrada mi vida adulta, tanto en los buenos momentos como en los más difíciles”, expresó el duque de Cambridge.
/ Source: Telemundo

El príncipe William, segundo en la línea de sucesión al trono británico, publicó este lunes unas sentidas palabras sobre su abuelo, el príncipe Philip, quien falleció a sus 99 años el viernes 9 de abril.

“Me siento afortunado de haber tenido no sólo su ejemplo para guiarme, sino su presencia duradera hasta bien entrada mi vida adulta, tanto en los buenos momentos como en los más difíciles”, expresó en un comunicado.

 “Mi abuelo era un hombre extraordinario", añadió, "¡le extrañaré!”.

“Siempre estaré agradecido de que mi mujer tuviera tantos años para conocer a mi abuelo y por la amabilidad que le demostró. Nunca daré por sentado los recuerdos especiales que mis hijos siempre tendrán de su bisabuelo viniendo a recogerlos en su carruaje y viendo por sí mismos su contagioso sentido de la aventura, así como su travieso sentido del humor”, dijo en el comunicado, que acompañó una foto de su hijo, el príncipe George, con Philip. 

El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, también reaccionaron a la muerte de Philip con un mensaje, publicado en la página de Archewell, organización de los duques de Sussex, en el que la pareja expresó: “Gracias por tu servicio, tu dedicación a la abuela y por ser siempre tú mismo. Te echaremos mucho de menos, pero siempre te recordaremos, en la nación y en el mundo. Meghan, Archie y yo (así como tu futura bisnieta) siempre guardaremos un lugar especial para ti en nuestros corazones".

[El príncipe Philip de Edimburgo: casi un siglo de vida en imágenes]

"Mi abuelo era un hombre de servicio, de honor y de gran humor. Era auténticamente él mismo, con un ingenio muy agudo, y podía mantener la atención en cualquier sala gracias a su encanto, y también porque nunca se sabía lo que podría decir a continuación”, escribió Harry.

Atención en los jóvenes de la monarquía británica

La muerte del príncipe Philip, quien ha estado al lado de la reina Isabel II durante más de 70 años, llega en un momento en el que la familia real está sometida a un intenso escrutinio público y pone en el punto de mira a la próxima generación de miembros de la realeza, con observadores que se preguntan cómo podría tomar forma la institución tradicional en manos más jóvenes.

El duque de Edimburgo junto a sus nietos, Harry y William, en el estadio de Twickenham, Londres. Foto del 31 de octubre de 2015.AP / AP

La modernización de la monarquía puede significar un menor número de miembros de la realeza que trabajen; más compromisos virtuales, que comenzaron durante la pandemia del coronavirus; y una menor importancia a los eventos ceremoniales del calendario real, en línea con las tendencias de otras casas reales europeas, dijo Carolyn Harris, historiadora y escritora de la realeza.

"La monarquía existe desde hace más de mil años y se ha reinventado numerosas veces a lo largo de los siglos para reflejar los cambios en las normas sociales, las condiciones políticas y la opinión pública", dijo Harris a nuestra cadena hermana, NBC News.

[Una ceremonia sencilla con apenas 30 personas: así será el funeral del príncipe Philip el próximo sábado]

Añadió que es probable que la muerte de Philip "acelere" y aumente los deberes públicos otorgados a los miembros más jóvenes de la realeza y que haga que el príncipe Charles y su hijo, el príncipe William, reciban más atención.

La reina, de 94 años, es vista por muchos como una figura estabilizadora, definida por su tranquila custodia de la institución a través de controversias y crisis.

Pero con la muerte de su marido, el duque de Edimburgo, el relevo de la vieja guardia puede suponer también un cambio en las actitudes y valores reales.

"Las generaciones más jóvenes de la familia real son más proclives a decir lo que piensan y a dar prioridad a su vida personal además de a sus deberes reales", dijo Harris.

Señaló que el príncipe Charles fue criticado por hablar de temas como el cambio climático, los centros urbanos y los medicamentos homeopáticos, en contraste con la no injerencia y la personalidad privada y reservada que ha caracterizado el reinado de Isabel II.

[El príncipe Harry admite que se separó de la realeza porque la prensa estaba "destruyendo su salud mental"]

Las disputas públicas entre los miembros más jóvenes de la realeza -entre ellos el príncipe William y su esposa, y el autoexiliado príncipe Harry y su mujer, que generan titulares en la prensa británica y estadounidense, también han sometido a la familia a un importante escrutinio.

William y su esposa también podrían buscar un equilibrio más holístico entre sus obligaciones públicas y su vida familiar con sus tres hijos, dijo Harris.

A diferencia de la reina y Philip, que se casaron en 1947, la pareja ha llevado a menudo a sus hijos pequeños a las giras reales en el extranjero, como su visita de 2016 a Canadá, una tendencia que podría continuar.

Los duques de Cambridge también han realizado viajes internacionales más cortos y han llevado a cabo más compromisos reales virtuales, cambios que podrían ser más permanentes.

Se mantendrán las instituciones reales

Pero para algunos, aunque la propia familia abrace el cambio, el fondo de las instituciones reales seguirá atrincherado.

"La vieja guardia seguirá siendo la vieja guardia. El príncipe Charles es mayor", dijo Marlene Koenig, autora de biografías de la realeza europea y británica.

[La reina Isabel II reconoce la gravedad de las acusaciones de Harry y Markle y promete afrontarlas “en privado”]

"Él es lo que yo llamo una transición. El verdadero centro de atención son William y Catherine", añadió.

Koenig dijo que el hecho de que la monarquía haya sabido evolucionar se debe en parte a Philip, quien, al igual que el marido de la reina Victoria, Alberto, ha remodelado la institución al estar abierto a algunas ideas nuevas.

Getty Images

Philip apoyó la retransmisión por televisión de la coronación de Isabel en 1953, lo que permitió a las masas sintonizarla. También abogó por la supresión de la presentación formal de las debutantes de clase alta en la corte, una práctica que calificó de "absurda" y que terminó en 1958.

En su lugar, defendió las fiestas anuales de verano en los jardines del Palacio de Buckingham como forma de conocer y reconocer los logros de la gente corriente.

Años más tarde, también fue el impulsor de un raro documental de la cadena pública británica BBC sobre la vida real en 1969, que hizo que la familia fuera más accesible al público.

[Meghan Markle y el príncipe Harry informan que están a la espera de su segundo hijo]

Incluso en medio de la pandemia del coronavirus, el duque de Edimburgo, de 99 años, aprendió a adaptarse a las redes sociales y a las llamadas de Zoom. En una entrevista desenfadada, Harry contó que su abuelo solía cerrar de golpe su computador portátil para terminar abruptamente las llamadas en línea con la familia.

Ante las cámaras, demasiado "contundente pero divertido", Philip "era alguien dispuesto a decir lo que pensaba", dijo Koenig. Reconoció que a menudo esto le dejaba propenso a las meteduras de pata y a las críticas, lo que, en su opinión, le humanizaba.

Con información de NBC News.