IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El presidente de Afganistán huye del país, mientras EE.UU. apresura su salida tras 20 años y los talibanes toman el poder

El mandatario Ashraf Ghani abandonó el territorio afgano, luego de la exitosa ofensiva de los combatientes talibanes que tomaron la capital. Mientras tanto las fuerzas estadounidenses evacúan a todo el personal de la embajada.

Por Ahmed Mengli, Mushtaq Yusufzai, Rhea Mogul y Andrea Mitchell – NBC News

KABUL - El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, huyó del país el domingo, mientras los combatientes talibanes entraban a Kabul. 
 
La partida de Ghani, y la evacuación apresurada de todo el personal de la embajada estadounidense, siguió a una rápida ofensiva de los talibanes en todo el país que puso un final vergonzoso a la presencia militar estadounidense después de dos décadas y miles de millones de dólares gastados en ese país.
 
Pareciera que los funcionarios estadounidenses no habían anticipado la rápida caída de Kabul después de que el presidente Joe Biden anunciara la retirada total de las fuerzas estadounidenses, y estaban luchando tanto para proteger a su personal como para explicar la derrota.

Abdullah Abdullah, el jefe del Consejo de Reconciliación Nacional de Afganistán, confirmó los informes de que Ghani había abandonado Afganistán.
 
"Salió de Afganistán en un momento difícil, Dios lo haga responsable", dijo Abdullah, un viejo rival de Ghani, en un video en línea.
 
El equipo de Ghani también confirmó la salida a CNBC.

Los talibanes llegaron este domingo a Kabul, capital de Afganistán, para negociar una "rendición pacífica" de la ciudad, según un portavoz de la organización terrorista.

Tres funcionarios afganos comunicaron a la agencia de noticias The Associated Press que los talibanes estaban en los distritos de Kalakan, Qarabagh y Paghman. NBC News, candena hermana de Noticias Telemundo, no pudo verificar esta información de manera independiente.

[El avance imparable de los talibán arrincona a los últimos estadounidenses en Afganistán y obliga a actuar al Pentágono]

Las fuerzas estadounidenses han evacuado al personal de la embajada estadounidense de la ciudad y NBC News fue testigo de cómo los helicópteros entraban y salían del recinto con regularidad.

"Hasta que se llegue a un acuerdo de paz, la seguridad de la ciudad y sus residentes son responsabilidad del Gobierno y ellos deben garantizarla", indicó el portavoz talibán Zabihullah Mujahid en un comunicado.

Un portavoz talibán declaró a NBC News que los que ingresaban estaban desarmados por instrucciones de altos mandos.

Mujahid anunció que los combatientes del grupo militante "estarán en espera en todas las entradas de Kabul hasta que se acuerde una transferencia de poder pacífica y satisfactoria".

Los talibanes "no quieren vengarse" y el Gobierno y los trabajadores militares "serán perdonados" y puestos bajo la protección del grupo, según el portavoz.

[Biden anuncia que EE.UU. abandonará Afganistán el 31 de agosto pese al riesgo de guerra civil y el resurgir de los talibán]

En otras partes de la ciudad, las fuerzas estadounidenses continuaron evacuando al personal de la embajada de Estados Unidos.

Un helicóptero Chinook de Estados Unidos sobrevuela la Embajada de Estados Unidos en Kabul, Afganistán, el domingo 15 de agosto de 2021.AP Photo/Rahmat Gul

"Tenemos un pequeño grupo de personas que se van ahora mientras hablamos, la mayoría del personal está listo para irse. La embajada sigue funcionando", comunicó un funcionario estadounidense a la agencia de noticias Reuters este domingo.

En otras partes de Kabul, miles de civiles viven en parques y espacios abiertos. Aunque la capital afgana parece tranquila este domingo, algunos cajeros automáticos dejaron de funcionar.

[La guerra de Afganistán "es un fracaso absoluto", dice un veterano ante el nuevo avance del talibán]

Cientos de personas también se reunieron frente a bancos privados, tratando de retirar los ahorros de toda su vida.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el sábado que había mandado a 5,000 soldados a la región, frente a su número original de 3,000, pero matizó que la presencia del país en Afganistán tiene que terminar.

"Un año o cinco más de presencia militar estadounidense no habría hecho ninguna diferencia si el ejército afgano no puede o no quiere mantener su propio país", argumentó Biden. "Y una presencia estadounidense interminable en medio de la civilización de otro país no es aceptable para mí".

Los talibanes lograron avances en todo el país el domingo, capturando Maidan Shar, la capital de la provincia de Maidan Wardak el domingo. La ciudad se encuentra a unas 56 millas (90 kilómetros) de Kabul, según el legislador afgano Hamida Akbari y los talibanes.

[El Ejército de EE.UU. abandona la principal base aérea en Afganistán, después de casi 20 años]

En la mañana del domingo los insurgentes también capturaron la ciudad oriental de Jalalabad, dándoles el control de una de las principales carreteras hacia Afganistán sin salida al mar. También se apoderaron del cercano puesto fronterizo de Torkham con Pakistán, dejando al aeropuerto de Kabul como la única salida de Afganistán que todavía está en manos del Gobierno.

Estos se produjeron después de que Mazar-e-Sharif, la cuarta ciudad más grande del país, cayera el sábado, dado el control de los insurgentes sobre todo el norte de Afganistán.

Los talibanes cuentan con en torno a 60,000 combatientes, a los que se les sumarían decenas de miles de milicianos afines y colaboradores, según una estimación del Centro para el Combate del Terrorismo de West Point.