IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Gobierno de Biden relaja las reglas para enviar remesas y viajar a Cuba, revirtiendo una política de Trump

El Departamento de Estado anunció que eliminará restricciones al envío de remesas, permitirá vuelos a otros lugares además de La Habana y restablecerá el programa de Reunificación Familiar Cubana, entre otras medidas.

El Gobierno que preside Joe Biden anunció este lunes que reducirá las restricciones para los viajes y el envío de remesas a Cuba que impuso su antecesor, Donald Trump.

El Departamento de Estado dijo en un comunicado que eliminará la restricción de envío de remesas de 1,000 dólares por familia por trimestre y permitirá las remesas no familiares, lo que beneficiará a los pequeños empresarios cubanos.

Turistas en la playa del hotel Iberostar Selection Varadero en Varadero, Cuba, el 29 de septiembre de 2021.
Turistas en la playa del hotel Iberostar Selection Varadero en Varadero, Cuba, el 29 de septiembre de 2021.Ramon Espinosa / AP

Además, se permitirán vuelos regulares y chárter desde Estados Unidos a otros lugares de la isla, además de La Habana.

También se restablecerá el programa de Reunificación Familiar Cubana y se aumentarán los servicios consulares y el procesamiento de visas.

“Con estas acciones, tenemos el objetivo de apoyar las aspiraciones de libertad y mayores oportunidades económicas de los cubanos para que puedan llevar una vida exitosa en casa”, agregó el Departamento de Estado. “Seguimos pidiendo al Gobierno cubano que libere de inmediato a los presos políticos, que respete las libertades fundamentales del pueblo cubano y que permita que el pueblo cubano determine su propio futuro”, añadió.

Los cambios de política se producen tras el clamor en Cuba por un cambio político y económico durante las protestas generalizadas en la isla en julio del año pasado.

Legisladores republicanos criticaron las medidas de la Casa Blanca, alegando que benefician al régimen cubano sin impulsar un cambio democrático en la isla.

"En lugar de apoyar las súplicas de libertad [del pueblo cubano] ampliando la programación democrática, la radiodifusión, la diplomacia global y las sanciones contra sus opresores, la Casa Blanca de Biden está recompensando a la dictadura comunista de más larga data en el hemisferio occidental con conversaciones de alto nivel, suavizando las sanciones, aumentando los viajes y Acceso a instituciones financieras de Estados Unidos", escribieron en un comunicado conjunto los represenantes por Florida Mario Diaz-Balart y Maria Elvira Salazar; así como los senadores Marco Rubio, por Florida, y Ted Cruz, por Texas, entre otros.

El congresista demócrata Bob Menéndez, senador por Nueva Jersey y presidente del Comité de Relaciones Exteriores, también lamentó que se hubieran relajado ciertas medidas contra el régimen.

"Para ser claros, aquellos que todavía piensan que el aumento de viajes a Cuba fomentará la democracia en la isla niegan la realidad de la situación insolentemente", declaró Menéndez, el senador latino de más alto rango.

Por su parte, la cancillería de Cuba calificó la medida de la Administración Biden "como un paso limitado en la dirección correcta", que "no modifica en lo absoluto el bloqueo".

[Mueren al menos 11 migrantes que naufragaron en la costa de Puerto Rico]

El expresidente Donald Trump había aumentado las sanciones contra Cuba, incluida la cancelación de permisos para enviar remesas y sanciones paralos buques petroleros que suministran a la isla.

Estas medidas y la pandemia de coronavirus contribuyeron a una crisis económica en Cuba, donde la gente sufre escasez de productos básicos, cortes de energía y racionamiento.

La situación económica llevó a miles de personas a las calles el 11 de julio de 2021, las protestas más grandes en décadas en la isla. Mucha gente estaba frustrada con la escasez y los bajos salarios, así como con el Gobierno comunista. Según organizaciones no gubernamentales, hubo más de 1,400 arrestos y 500 personas condenadas hasta 20 años de prisión por vandalismo o sedición.

El relajamiento de las medidas hacia la isla también se produce en un momento en el que han llegado un número histórico de migrantes cubanos a Estados Unidos. Funcionarios de cubanos y estadounidenses han conversado en días recientes sobre el tema migratorio, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

En la primera semana de abril, la embajada de Estados Unidos en Cuba reanudó el procesamiento de visas para cubanos, aunque de forma limitada, más de cuatro años después de que Trump congeló los servicios consulares en la isla.