IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Putin presume de su “relación personal” con Trump en su primera entrevista tras la invasión de Ucrania

El líder ruso acepta conversar con el polémico periodista Tucker Carlson, que ha cuestionado el apoyo estadounidense a Ucrania y ha difundido teorías de la conspiración y bulos.

Por Yuliya Talmazan y Phil Helsel — NBC News

El presidente ruso, Vladimir Putin, concedió una entrevista de más de dos horas a Tucker Carlson, expresentador de la cadena de televisión Fox News, publicada el jueves en Internet, en la que abordó diversos temas, desde Ucrania hasta la economía rusa, pero en la que apenas aportó nada nuevo.

Putin le dijo a Carlson que Rusia no ha logrado sus objetivos bélicos en su ampliamente condenada invasión a la vecina Ucrania, y comenzó la entrevista con un discurso de unos 20 minutos de duración, casi ininterrumpido, sobre historia que versó sobre los días de Catalina la Grande, emperatriz de Rusia de 1762 a 1796.

En un momento dado, Carlson halagó a Putin y dijo que no era aburrido, pero añadió: “No sé por qué es relevante”.

NBC News no ha recibido detalles sobre las circunstancias en las que se grabó la entrevista. Putin habló en ruso y la traducción fue proporcionada por el programa de Carlson.

Russian President Vladimir Putin speaks during an interview with U.S. television host Tucker Carlson, in Moscow politics political politician
Tucker Carlson entrevista al presidente ruso Vladimir Putin en Moscú, el 6 de febrero de 2024.Tucker Carlson Network via Reuters

Putin no descartó que Rusia pueda liberar al periodista encarcelado del Wall Street Journal Evan Gershkovich, que según Estados Unidos está detenido injustamente, pero sugirió que EE.UU. tendría que llegar a un acuerdo.

Hay un “diálogo en curso entre los servicios especiales”, aceptó.

“Queremos que los servicios especiales estadounidenses piensen en cómo pueden contribuir a alcanzar los objetivos que persiguen los nuestros. Estamos dispuestos a hablar. Además, las conversaciones están en marcha”, explicó Putin.

El diario Wall Street Journal rechazó la afirmación de Putin de que Gershkovich, de 32 años, estuviera implicado en “espionaje”, pero informó el jueves que le animaba cualquier acuerdo que pudiera traerlo a casa.

“Evan es periodista, y el periodismo no es un delito. Cualquier representación que diga lo contrario es ficción total. Evan fue arrestado injustamente y ha estado detenido de manera injusta por Rusia durante casi un año por hacer su trabajo, y seguimos exigiendo su liberación inmediata”, declaró el rotativo.

Fue la primera entrevista de Putin con un medio de comunicación occidental desde que sus fuerzas invadieron Ucrania hace dos años. Pronunció muchos temas de conversación conocidos y casi no fue cuestionado por Carlson.

Carlson ha repetido constantemente falsedades, desinformación y teorías conspirativas, y ha criticado abiertamente el apoyo de Estados Unidos a Ucrania.

 Refiriéndose a las sanciones que Estados Unidos y otros países impusieron a Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania, Putin señaló: “Las herramientas que utiliza EE.UU. no funcionan”.

Putin también aseveró que tenía una buena relación personal con el expresidente George W. Bush. “Yo también tuve esa relación personal con Trump”, mencionó.

Preguntado sobre si podría haber una comunicación renovada entre Estados Unidos y Rusia en una Administración posterior a la del presidente Joe Biden, Putin acotó: “no se trata del líder, ni de la personalidad de una persona concreta”.

La entrevista se publicó en el sitio web de Carlson sobre las 6 de la tarde del jueves, y su cuenta en X también la compartió. X, la red social propiedad de Elon Musk, ha estado bloqueada en Rusia, junto con Facebook e Instagram, desde los primeros días de la guerra.

Rusia ha estado maquinando otra esperada victoria electoral de Putin en marzo, y su ejército ha estado ganando terreno en el campo de batalla, mientras que la ayuda a los ucranianos está retenida en el Congreso por los republicanos leales al expresidente Donald Trump.

Carlson, que fue despedido de Fox News en abril, se ha convertido desde entonces en un periodista independiente. Antes de la entrevista se jactó de ser el único de occidente dispuesto a hablar con Putin, una afirmación que fue socavada por Rusia, que indicó que Carlson consiguió la entrevista precisamente por su postura favorable a Rusia en la guerra de Ucrania.

Carlson no sólo ha cuestionado el apoyo de Estados Unidos a Ucrania, sino que también ha aparecido con frecuencia en canales de propaganda del Kremlin desde que dejó Fox News.

Los ucranianos se apresuraron a criticar a Carlson por hablar con Putin mientras Rusia seguía bombardeando su país.

[Ucrania dice que el mayor ataque aéreo de Rusia dejó 30 muertos y 160 heridos]

“Espero que le pregunten por qué mata a civiles y ataca edificios residenciales”, declaró Andriy Yermak, jefe de gabinete del presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy. “A los criminales hay que juzgarlos, no hablar con ellos”.

Carlson también ha acusado a los medios de comunicación occidentales de no entrevistar a Putin, mientras que a menudo hablan largo y tendido con Zelenskyy.

Keir Simmons, de NBC News, entrevistó a Putin en Moscú en 2021, y el antiguo presentador y corresponsal de CNBC Hadley Gamble también habló con él unos meses antes de la guerra. En diciembre, NBC News entrevistó al portavoz de Putin, Dmitry Peskov.

Además, un número incalculable de periodistas occidentales han solicitado repetidamente entrevistas con Putin, sólo para ser rechazados por Rusia.

El propio Peskov contradijo la afirmación de Carlson de que ningún medio occidental se había “molestado” en entrevistar a Putin, afirmando el miércoles que Rusia recibe “muchas peticiones” de entrevistas con él.

Pero Peskov también acusó a los medios de comunicación occidentales de ser inherentemente parciales contra Putin, añadiendo que “no hay ningún deseo de comunicarse con tales medios.” Además, también agregó que se concedió la entrevista a Carlson porque su posición “difiere del resto”.

Informar desde Rusia durante la guerra ha resultado peligroso para los periodistas nacionales y extranjeros después de que Rusia promulgara una legislación draconiana que penaliza penalmente las críticas a sus fuerzas armadas. Las leyes han obligado a muchos medios de comunicación independientes rusos y a organizaciones de noticias occidentales a trasladar sus operaciones fuera del país.

Dos periodistas estadounidenses se encuentran bajo custodia rusa. Gershkovich sigue a la espera de juicio tras su detención durante la primavera pasada, acusado de espionaje, algo que su empleador y el Gobierno estadounidense niegan enérgicamente.

Alsu Kurmasheva, reportera ruso-estadounidense de Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL), fue detenida en octubre y ha sido acusada de no registrarse como agente extranjero. RFE/RL es una organización de noticias sin ánimo de lucro financiada a través de la Agencia de Estados Unidos para los Medios de Comunicación Mundiales.

“Tucker Carlson debería concentrarse en su trabajo periodístico y dejar de atacar a otros periodistas, ya que al hacerlo se convierte en el peor tipo de presentador”, declaró Tim Dawson, secretario general adjunto de la Federación Internacional de Periodistas, a NBC News. “Cualquier intento honesto de entender al presidente Putin es bienvenido. Es triste que Tucker Carlson promueva su entrevista con invectivas y falsedades no demostradas”.

[Avanza en el Senado el plan de ayuda a Israel, Ucrania y Taiwán tras fracaso de la reforma migratoria]

Putin rara vez interactúa con el público, y ha recurrido a discursos preparados y actos oficiales para arremeter contra Occidente. En diciembre, celebró su primera gran conferencia de prensa desde el inicio de la guerra, un acto cuidadosamente organizado en el que sólo un medio de comunicación occidental tuvo la oportunidad de formular una pregunta.

Carlson ha cuestionado abiertamente el apoyo estadounidense a Ucrania, ha acusado a Estados Unidos de provocar la invasión rusa y ha criticado al Gobierno ucraniano. Es popular en Rusia y los medios propagandistas rusos lo citan regularmente como una voz autoritativa a favor de Moscú en Estados Unidos.

En los días previos a la entrevista, los medios de comunicación estatales rusos siguieron de cerca todos los movimientos de Carlson, informando febrilmente sobre sus visitas al Teatro Bolshoi y a la versión rusa de McDonald’s.

Para Putin, la visita de Carlson fue una distracción bienvenida de un invierno sombrío en el que Rusia ha lidiado con una crisis generalizada de servicios públicos, crecientes protestas de las esposas de los soldados y un desafío potencial de Boris Nadezhdin, un político antibelicista sorprendentemente popular.

“La ayuda de Carlson es inestimable para Putin”, señaló Abbas Gallyamov, analista político ruso y antiguo redactor de discursos de Putin, en su canal de Telegram. “No es posible encontrar impulso dentro del país, así que Carlson es la principal esperanza aquí”.

Fox News se separó de Carlson en abril después de que acordara pagar casi 800 millones de dólares a Dominion Voting Systems para evitar un juicio por difamación que había ensombrecido el futuro de la cadena.

En el período previo al juicio de Dominion, se hicieron públicas las comunicaciones internas de Carlson, en las que se le veía criticando a Trump y reconociendo que las afirmaciones sobre fraude electoral en las elecciones de 2020 carecían de fundamento.

Desde entonces, ha lanzado un programa en X y un servicio de streaming por suscripción.

Poco después de dejar Fox News, Carlson también recibió ofertas de empleo de la cadena propagandista rusa RT y de Vladimir Solovyov, propagandista pro-Kremlin y comentarista de la televisión estatal rusa.

Pero Carlson ha optado por construir su propia marca. En los últimos meses ha entrevistado al líder autocrático de Hungría, Viktor Orbán, y al presidente derechista de Argentina, Javier Milei.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, precisó antes el jueves que nadie en Estados Unidos debería dejarse engañar por los intentos de Putin de justificar la invasión de Ucrania.

“Invadió un país vecino sin provocación. Ucrania no era una amenaza para nadie, y el pueblo estadounidense lo entiende. Y el pueblo estadounidense entiende por qué Ucrania está luchando”, añadió Kirby.

“Recuerden que están escuchando a Vladimir Putin”, reiteró Kirby en una sesión informativa. “Y no deberían tomarse al pie de la letra nada de lo que diga”.