IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Asesinan el ex primer ministro de Japón Shinzo Abe durante un acto de campaña

Se desplomó tras dos disparos y fue declarado muerto en el hospital. Hay un detenido, que usó un arma artesanal. El ataque conmociona al país, donde la violencia es muy inusual. 

El ex primer ministro japonés Shinzo Abe falleció este viernes a los 67 años tras recibir dos disparos en un acto político en la ciudad de Nara dos días antes de las elecciones parlamentarias, según informó en una conferencia de prensa el hospital al que fue trasladado. El presunto asesino fue detenido en el lugar del ataque.

Abe, el político que más años sirvió como primer ministro que seguía teniendo una gran influencia en Japón, apenas había comenzado su discurso cuando fue baleado por la espalda a las 11:30 de la mañana (hora local, 10:30 pm en la costa Este).

Fue trasladado en avión al hospital de Nara para recibir tratamiento de emergencia, pero no respiraba y su corazón se había detenido. Fue declarado muerto más tarde, informaron los médicos.

La policía arrestó en la escena del ataque a un sospechoso, Tetsuya Yamagami, de 42 años, según informó la emisora pública NHK. Era residente de Nara, según los primeros reportes, y usó un arma de fabricación casera en el ataque.

El ex primer ministro japonés Shinzo Abe, al centro, yace en el piso tras ser baleado el viernes 8 de julio de 2022, en Nara, en el oeste de Japón.
Abe yace en el piso tras ser baleado el 8 de julio en Nara.酒井由人 / AP

El actual primer ministro japonés, Fumio Kishida, habló desde su oficina tras conocerse que Abe no había sobrevivido al ataque.

“Un acto de barbarie cobarde robó la vida a Abe. Es absolutamente inadmisible", indicó, "lo condeno con las palabras más enérgicas”.

El magnicidio conmocionó a Japón, donde la violencia armada es extremadamente rara. Las pistolas están prohibidas y las personas deben someterse a extensas pruebas, capacitación y verificación de antecedentes para obtener escopetas y rifles de aire comprimido.

En 2021 solo se registraron 10 tiroteos en un país de 125 millones de habitantes, según las estadísticas de la Agencia Nacional de Policía. Murió una persona y cuatro resultaron heridas. En Estados Unidos hubo 45,000 tiroteos en los dos últimos años, una cifra histórica.

Dos disparos en un acto político

Iwao Horii, senador del Partido Liberal Democrático (PLD) por Nara, estaba de pie junto a Abe cuando le dispararon.“Escuchamos dos sonidos fuertes mientras hablaba y cayó inmediatamente después”, dijo en una conferencia de prensa. Abe no respondía cuando los médicos de emergencia trataron de resucitarlo, indicó.

El discurso de Abe se había anunciado localmente a través de faxes a los medios y altavoces en camionetas electorales. Agregó que no estaba al tanto de ninguna amenaza contra Abe o al partido.

Un hombre, que se cree que es un sospechoso que disparó al primer ministro japonés Shinzo Abe, es retenido por agentes de policía en la estación Yamato Saidaiji en Nara.
Sospechoso retenido por policías en Nara tras el atentado. The Yomiuri Shimbun/KYODO vía REUTERS

La policía arrestó a Tetsuya Yamagami, de 41 años, residente de la ciudad de Nara, acusado de intento de asesinato. Las imágenes compartidas en las redes sociales mostraban a un hombre siendo abordado después del tiroteo cerca de la estación Yamato Saidaiji.

Un portavoz de la policía dijo que el sospechoso disparó un arma “similar a una pistola”, según el diario The New York Times.

Videos compartidos en las redes sociales mostraron la escena momentos después del magnicidio, en un cruce de tres vías en la ciudad de Nara. En alguno se puede ver a varias personas, muchas de ellas con camisetas naranjas de campaña, algunas arrodilladas, apiñadas cerca de una caja roja, en la que aparentemente el ex primer ministro estaba parado cuando le dispararon. Una mujer llorando fue escoltada. Abe no podía ser visto claramente.

"Un acto imperdonable de barbarie"

Las elecciones a la Cámara Alta del Parlamento japonés se celebran el domingo. Abe, de 67 años, que dejó su cargo en 2020, estaba haciendo campaña por otros miembros del gobernante PDL, pero no es candidato. “Esto es algo que sacude los cimientos mismos de la democracia y no se puede perdonar”, dijo Iwao Horii, del PLD.

Abe fue el primer ministro con más años de servicio; cumplió dos mandatos, de 2006 a 2007 y de 2012 a 2020. Renunció en 2020 por problemas de salud.

Shinzo Abe habla durante una rueda de prensa en la residencia oficial del primer ministro el 28 de agosto de 2020 en Tokio, Japón
Shinzo Abe habla durante una rueda de prensa en la residencia oficial del primer ministro el 28 de agosto de 2020 en Tokio, JapónGetty Images

El tiroteo también fue condenado por el principal partido de oposición, el centroizquierdista Demócratas Constitucionales. “Es un acto imperdonable de barbarie”, dijo su líder, Kenta Izumi.

Rahm Emanuel, el embajador estadounidense en Japón, dijo en una publicación en Twitter: “Todos estamos tristes y conmocionados”. “Abe-san ha sido un destacado líder y aliado inquebrantable de EE.UU. El Gobierno y el pueblo estadounidense están orando por el bienestar de Abe-san, su familia y el pueblo de Japón”, agregó.

El secretario de Estado, Antony Blinken, hablando desde Indonesia, donde asiste a una reunión de ministros de Exteriores del G-20, expresó por su parte que está “profundamente entristecido y preocupado por las noticias provenientes de Japón".

Abenomics: la política económica del exministro

Abe era un líder nacionalista de tercera generación que, en ocho años al frente del país a partir de 2012, había buscado revivir la economía estancada de Japón y restaurar parte del militarismo.

Provenía de la élite política y había hecho de la reactivación del crecimiento económico a través de sus políticas llamadas Abenomics. Aunque había sido elogiado por ampliar el perfil de Japón en el escenario mundial, su partido estuvo plagado de escándalos y fue acusado de manejar mal la respuesta del país a la pandemia del COVID-19.

La renuncia de Abe hace dos años se produjo en medio de un empeoramiento de su colitis ulcerosa, una afección intestinal crónica contra la que había luchado durante años.

Durante sus dos mandatos, el primer ministro conservador de 67 años enfrentó una fuerte oposición por su impulso de un ejército más fuerte y su intento de revisar una cláusula pacifista en la Constitución del país, que había sido impuesta por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial.