IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La reina Isabel II empieza su último viaje de Escocia a Londres: el público puede ver por primera vez su ataúd

El cortejo fúnebre de la reina se detendrá en Aberdeen y Dundee mientras avanza hacia Edimburgo, donde se espera una multitud de dolientes. Así será su despedida.

Por Alexander Smith - NBC News

Durante dos días, muchos en el Reino Unido lloraron, reflexionaron e intentaron asimilar la ausencia de la reina Isabel II. Ahora su dolor compartido ver la primera confirmación visual de lo ocurrido al exponerse por al mundo el ataúd de roble de la monarca.

Se espera que las multitudes se alineen en las calles mientras la reina realiza su último viaje desde el castillo escocés donde murió hasta la Abadía de Westminster en Londres, donde será enterrada dentro de más de una semana.

Es una ruta sinuosa y tortuosa digna de cualquiera de sus giras reales.

[Esta es la agenda del Reino Unido para los próximos 10 días]

El ataúd estuvo en el salón de baile del Castillo de Balmoral, envuelto en el estandarte real y adornado con una corona de flores. Hasta esta mañana, solo el personal de la finca había podido presentar sus respetos en persona, aunque cientos de miembros del público han depositado flores frente a las puertas de este remoto lugar rural.

Balmoral era una de las residencias favoritas de la reina, sus 50,000 acres a 500 millas de Londres permitían largas caminatas y otras actividades al aire libre con sus icónicos corgis.

El ataúd que contiene el cuerpo de la reina Isabel II de Gran Bretaña sale del castillo de Balmoral en Escocia, el domingo 11 de septiembre de 2022.
El ataúd que contiene el cuerpo de la reina Isabel II de Gran Bretaña sale del castillo de Balmoral en Escocia, el domingo 11 de septiembre de 2022.Alastair Grant / AP

A partir de las 10 am (5 am en la costa este), seis de los guardabosques de Balmoral llevaron el ataúd a un coche fúnebre , dando al público su primera confirmación visual de la muerte de la reina en lo que probablemente es un momento de intensa emoción.

Para millones de personas en todo el mundo, ver su ataúd subrayará una realidad que hasta ahora no se había asimilado.

“No creo que ninguno de nosotros sepa cómo vamos a reaccionar cuando veamos pasar el ataúd por primera vez”, dijo Russell Collie, de 52 años, quien estaba presentando sus respetos en Holyroodhouse junto a montañas de ofrendas florales, con la luz del sol entrando suavemente a través de las puertas. “Va a ser un momento increíblemente emotivo”, anticipó.

Los guardias del castillo darán a la difunta reina su último saludo real. El coche fúnebre luego hará un viaje de 176 millas a Edimburgo, la capital escocesa, a través de Aberdeen y Dundee para que el público pueda presentar sus respetos. Se espera que el viaje dure unas seis horas.

Partes de Edimburgo ya se están preparando para su papel central en este evento único en la vida. Las carreteras en el casco antiguo de la ciudad han sido cerradas, atendidas por funcionarios con chaquetas de alta visibilidad. Y el público lleva días depositando flores en los sitios que visitará el ataúd.

[“Todo el mundo quería a esta reina”: las reacciones en las calles de Londres]

Más ceremonias habrá para el ataúd cuando llegue a Holyroodhouse, la residencia oficial escocesa del monarca, donde será recibido por miembros de la familia real en la sala del trono.

El lunes, el rey Carlos III y su esposa, Camilla, la reina consorte, volarán a Edimburgo para lo que probablemente será una procesión sombría pero impresionante por la histórica y adoquinada Royal Mile de la ciudad.

Flanqueando el ataúd estará la Compañía Real de Arqueros, una unidad de arqueros que sirve como guardaespaldas ceremonial del monarca en Escocia. Sus llamativos uniformes verde oscuro están acentuados con una franja carmesí y una gran pluma de águila en sus sombreros.

Carlos, el Príncipe William y el Príncipe Harry lo seguirán a pie, y otros miembros de la realeza de primera línea lo seguirán en automóviles. Se disparará una salva de 21 cañonazos desde el Castillo de Edimburgo, que se alza sobre un afloramiento de roca volcánica con vistas a la ciudad al final de esta vía.

Es probable que las multitudes se agiten, incluso en Escocia, donde muchos de los que desean separarse del Reino Unido también quieren deshacerse de la realeza. Como mostró la aparición conjunta de Harry y William en Windsor el sábado, la muerte de la reina está llevando, al menos temporalmente, a algunos a dejar de lado sus diferencias en deferencia al difunto monarca.

Los dolientes podrán ver el ataúd tal como permanece en estado durante 24 horas en la Catedral de St. Giles, antes de que se traslade a Londres y los eventos adicionales del calendario antes del funeral de estado el 19 de septiembre.

“Vamos a intentar llegar a la Royal Mile y a la catedral si podemos, pero la multitud será enorme”, dijo Andrew Golds, de 51 años, que trabaja en tecnología y está de vacaciones en Derby, Inglaterra, con su pareja, Elaine Coyle, también de 51 años.