IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Ejército israelí emprende su ataque más mortífero en la última semana y mata a decenas de personas en Gaza

Entre las víctimas hay 16 mujeres y diez niños, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, elevando la cifra de muertos desde el inicio de la escalada a por lo menos 188. La agresión se produce a unas horas de que se celebre una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.
/ Source: Telemundo

Al menos 42 personas murieron este domingo en Gaza tras el ataque más mortífero del Ejército israelí en la última semana, que arrasó con tres edificios, y dejó a otras 50 heridas, según el Ministerio de Salud. Entre las víctimas hay 16 mujeres y diez niños.

La cifra de muertos desde el inicio de la escalada ya es de al menos 188, mientras sigue el intercambio de fuego entre las milicias e Israel. Los servicios de emergencias del enclave siguen buscando a docenas de personas atrapadas entre los escombros de los inmuebles atacados, agregaron las autoridades sanitarias.

[Latinos en Israel temen por sus vidas ante la escalada del conflicto con Palestina]

China, Noruega y Túnez, los tres países del Consejo de Seguridad de la ONU que intentan que ese organismo tome medidas sobre la escalada de violencia entre Israel y los dirigentes de Hamas en Gaza, dicen que todavía están tratando de que Estados Unidos apoye una declaración que incluya un llamado para poner fin a los combates.

Los representantes del consejo han intentado llegar a un acuerdo para que se produzca una declaración. Los diplomáticos dicen que Estados Unidos argumentó que esa declaración podría interferir con los esfuerzos diplomáticos para aliviar la situación.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que la prioridad es que se detenga la violencia cuanto antes.

"La lucha debe terminar. Debe detenerse de inmediato. Los cohetes y morteros por un lado y los bombardeos aéreos y de artillería por el otro deben cesar", dijo Guterres, que advirtió que los combates pueden arrastrar a "israelíes y palestinos a una espiral de violencia con consecuencias devastadoras para las dos comunidades y para toda la región".

El presidente Joe Biden no ha dado señales de presionar a Israel para que acepte un alto al fuego inmediato a pesar de los llamados de algunos dirigentes demócratas para que la administración Biden se involucre más. Su embajadora ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, dijo en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad que Estados Unidos estaba “trabajando incansablemente a través de los canales diplomáticos” para detener los combates.

Israel defendió este domingo ante la ONU su campaña de bombardeos en Gaza, asegurando que está tomando todas las medidas posibles para proteger a sus ciudadanos, y acusó a Hamás de ser el responsable de las muertes y de iniciar las actuales hostilidades en un intento por hacerse con el poder también en Cisjordania.


El embajador israelí ante la ONU, Gilad Erdan, responsabilizó al grupo islamista de las bajas civiles registradas en la Franja de Gaza, asegurando que mientras Israel usa bombas para proteger a sus niños, Hamás usa niños para proteger sus misiles.

Según el diplomático, la actual escalada es fruto de una jugada política del movimiento islamista para tratar de hacerse con el poder en Cisjordania y reemplazar a la Autoridad Nacional Palestina.

“Hamás se frustró el mes pasado cuando el presidente (Mahmud) Abás pospuso las elecciones palestinas tras no haberlas celebrado durante 15 años y buscó otra forma de obtener el poder. Lamentablemente, eligió escalar las tensiones en Jerusalén como un pretexto para empezar esta guerra”, aseguró.

Israel agradeció el apoyo de Estados Unidos y de otros países que "apoyan el derecho de Israel a defender a sus ciudadanos de este terror" e insistió en que las fuerzas israelíes están respondiendo a los cohetes "indiscriminados" de Hamás con "ataques de precisión contra objetivos militares".

Los ataques aéreos de anoche sobre la ciudad de Gaza fueron los más intensos desde el inicio de la escalada y se centraron en gran medida sobre el vecindario de Rimal, en la parte oeste de la urbe, dijeron a la agencia de noticias Efe testigos sobre el terreno.

Israel bombardeó el domingo temprano la casa del máximo dirigente de Hamás en Gaza en otro ataque, según el Ejército. Fue el tercer ataque de este tipo dirigido a las casas de los líderes del movimiento islamista en los últimos dos días

Un hombre lleva el cuerpo de un niño palestino de la familia Al-Hadidi, quien murió tras un ataque por parte del Ejército de Israel, durante su funeral en un cementerio del norte de la Franja de Gaza el 15 de mayo de 2021.REUTERS/Suhaib Salem

El Ejército dijo que atacó las casas de Yehiyeh Sinwar, el líder más importante de Hamás dentro del territorio, y de su hermano Muhammad, otro alto miembro de la organización terrorista. El sábado destruyó la casa de Khalil al-Hayeh, otro alto cargo.

El general de brigada Hidai Zilberman confirmó a la radio del Ejército el ataque a la casa de Sinwar en la ciudad de Khan Younis, al sur de Gaza. El portavoz del Ejército dijo que la casa del hermano de Sinwar, que está a cargo de la "logística y el personal" de Hamás, también fue destruida.

[Mientras Hamás e Israel intercambian cohetes y bombardeos, la ONU advierte de “una guerra a gran escala”]

La cúpula de Hamás se ha escondido en Gaza y es poco probable que alguno estuviera en casa en el momento de los ataques. El máximo dirigente de la organización, Ismail Haniyeh, divide su tiempo entre Turquía y Qatar, países que prestan apoyo político al grupo.

Hamás y el grupo militante de la Yihad Islámica han reconocido la muerte de 20 combatientes desde que estallaron los combates el lunes, mientras que Israel afirma que el número real es mucho mayor.

El ataque ocurrió cerca de una hora después de que militares israelíes ordenaran la evacuación de la torre de oficinas y apartamentos. No hubo explicación inmediata sobre la razón por la cual decidieron atacar el edificio. Hatem Moussa/AP

En los últimos ataques —los peores desde la guerra de Gaza de 2014— han muerto más de 180 palestinos en Gaza, incluidos más de 50, según datos de Ministerio de Salud. Nueve israelíes han muerto, entre ellos un niño de 5 años y un soldado.

Hamás y otros grupos militantes han disparado unos 2,900 cohetes contra Israel desde el lunes, cuando estallaron las tensiones. Mientras que Israel ha llevado a cabo cientos de ataques aéreos en todo el empobrecido y bloqueado territorio, en el que viven más de 2 millones de palestinos.

[Israel se convierte en uno de los primeros países en poner fin al uso obligatorio de la mascarilla en espacios abiertos]

A primera hora del domingo, aviones de guerra israelíes atacaron varios edificios y carreteras en el centro de la ciudad de Gaza. Fotos difundidas por residentes y periodistas mostraban que los ataques aéreos habían provocado un cráter que bloqueaba una de las principales vías de acceso al hospital Shifa, el mayor centro médico de la franja.

Piden un alto al fuego

Mientras Israel intensificó los ataques en los últimos días, se aceleran los esfuerzos para negociar un alto al fuego.

Un diplomático estadounidense se encuentra en la región para intentar rebajar las tensiones y el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el domingo para debatir el peor brote de violencia entre israelíes y palestinos en años. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, recordó a todas las partes "que cualquier ataque indiscriminado contra estructuras civiles y medios de comunicación viola el derecho internacional y debe evitarse a toda costa", dijo el sábado su portavoz Stéphane Dujarric en un comunicado.

Desde que comenzó el conflicto, Israel ha arrasado varios de los edificios de oficinas y residenciales más altos de la ciudad de Gaza, alegando que albergan infraestructura militar de Hamás.

El sábado atacó un edificio de 12 plantas, donde se encuentran las oficinas de la agencia de noticias The Associated Press, la cadena de televisión Al Jazeera y otros medios de comunicación, además de varias plantas de departamentos.

Palestinos observan la destrucción causada por los ataques aéreos israelíes que mataron a 10 miembros de la familia Abu Hatab Hadidi en la ciudad de Gaza, el sábado 15 de mayo de 2021.AP /Khalil Hamra

"La campaña continuará mientras sea necesario", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un discurso televisado el sábado, y alegó que la inteligencia militar de Hamás estaba operando dentro del edificio.

Tras el ataque al edificio que albergaba las oficinas de varios medios internacionales, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, habló por teléfono con el presidente y CEO de AP, Gary Pruitt, y ofreció su apoyo a los periodistas independientes y a las organizaciones de medios de comunicación.

Con información de EFE, AP y NBC News.