IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El arresto del supuesto autor intelectual ahonda el misterio sobre el asesinato del presidente de Haití y el comando colombiano

Capturado un doctor que vivía en Estados Unidos en una operación que multiplica las sombras sobre los posibles motivos políticos y el papel del comando colombiano.

Las autoridades de Haití anunciaron este domingo la detención del presunto autor intelectual del asesinato del presidente Jovenel Moïse, un médico haitiano de 63 años residente en Florida llamado Christian Emmanuel Sanon. El sospechoso está acusado de contratar a los mercenarios que perpetraron el magnicido para luego reemplazar al mandatario.

Según las investigaciones, el detenido entró en contacto con una empresa venezolana de seguridad con base en Estados Unidos, con el fin de reclutar a los miembros del comando que supuestamente asesinó al presidente el pasado miércoles en su residencia de Puerto Príncipe, la capital del país.

Las autoridades también investigan a otros dos supuestos autores intelectuales del magnicidio que estuvieron en contacto con Sanon, pero sus identidades no fueron divulgadas.

La policía ha tomado "medidas cautelares" contra los responsables de la seguridad del presidente y se está recopilando información a fin de determinar "el grado de implicación de cada uno".

"Cuando se bloqueó el avance de los bandidos, la primera persona a la que llamaron fue Emmanuel Sanon", explicó el director general de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, en una intervención ante la prensa, en la que consideró que el motivo del crimen es "político".

Sanon, de 63 años, entró a Haití en un vuelo privado a principios de junio, acompañado de algunos de los mercenarios colombianos, a los que contrató con el cometido de garantizar su seguridad personal y de su negocio.

Posteriormente, "la misión cambió" y a uno de los colombianos se le presentó una orden de arresto contra el presidente de la República. "La operación se montó a partir de ahí", dijo Charles.

El director general de la policía de Haití, Léon Charles, durante una conferencia de prensa en Puerto Príncipe el 11 de julio de 2021.AFP via Getty Images / AFP via Getty Images

Entre otros detalles de la investigación sobre Sanon, el responsable de la policía dijo que en su domicilio se encontró un quepis, una gorra militar, en el que estaban escritas las siglas DEA, siglas de la Administración de Control de Drogas estadounidense.

[Un video muestra al supuesto comando que asesinó al presidente de Haití en su residencia]

Sanon es el tercer haitiano detenido por el magnificio, y su arresto se suma al de otros 18 colombianos acusados de formar parte del comando que supuestamente atacó la residencia de Moïse.

Las familias de varios de los colombianos que participaron en la operación que terminó con la vida de Moïse niegan que ese fuera el cometido para el que fueron contratados.

Giovanna Romero asegura que su esposo, Mauricio Javier Romero, de 45 años, fue contactado por una persona que le garantizó que el trabajo era "legal" y "seguro", y que representaba una buena oportunidad económica y profesional. 

"Esta persona le dijo que no se metería en problemas", contó la mujer al diario The New York Times

Romero, abatido por las fuerzas haitianas, era un militar retirado con más de 20 años de experiencia en el Ejército colombia, que "nunca se habría apuntado a una operación así, por mucho dinero que le ofrecieran", reiteró su esposa.

[El asesinato del presidente de Haití se venía preparando "desde hace un buen tiempo"]

En la misma línea se pronunció Yenny Carolina Capador, hermana de Duberney Capador, también militar retirado con formación en fuerzas especiales. "De lo que estoy 100% segura es de que mi hermano no estaba haciendo lo que dicen, que estaba haciendo daño a alguien", sostuvo.

Según su relato, Capador fue reclatado por una empresa de seguridad llamada CTU para proteger a una persona "muy importante". Las autoridades haitianas aseguran que dicha compañía es la que el médico residente en Florida contrató para eliminar a Moïse.

Horas después de la muerte del presidente haitiano, Capador llamó a su hermana para decirle que estaba en peligro en una vivienda que estaba siendo atacada. El hombre también le dijo que había llegado "demasiado tarde" para proteger a la persona "muy importante".

En el ataque resultó gravemente herida la primera dama de Haití, Martine Moïse, quien fue trasladada de urgencia a un hospital de Miami.
 
El primer ministro interino, Claude Joseph, confirmó que la esposa del mandatario había superado la operación quirúrgica a la que había sido sometida y que se encuentra bien. 

Con información de Reuters, Efe y AP.