IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

EE.UU. acusa a Rusia de planificar una operación encubierta de falsa bandera para justificar la invasión bélica de Ucrania

Ucrania denuncia un ciberataque masivo que inhabilitó decenas de webs gubernamentales, mientras los servicios de inteligencia de EE.UU. detectan cómo Putin está sembrando desinformación para hacer creer que Rusia sería la víctima de este posible conflicto.
Tanques rusos T-72B3 participan en ejercicios en el campo de tiro de Kadamovskiy, en la región de Rostov, en el sur de Rusia, el miércoles 12 de enero de 2022.
Tanques rusos T-72B3 participan en ejercicios en el campo de tiro de Kadamovskiy, en la región de Rostov, en el sur de Rusia, el miércoles 12 de enero de 2022.AP

El Gobierno que preside Joe Biden aseguró este viernes que los servicios de inteligencia tienen información que sugiere que Rusia esta planificando un ataque encubierto contra sus propias tropas que sirva de excusa para lanzar una operación para invadir Ucrania.

"Tenemos información que indica que Rusia ya ha preposicionado un grupo de operativos para llevar a cabo una operación de falsa bandera en el este de Ucrania", indicó un oficial citado por NBC News, "los operativos están entrenados en la guerra urbana y en el uso de explosivos para llevar a cabo actos de sabotaje contra las propias fuerzas proxy de Rusia”.

Estados Unidos denunció además que Rusia ha lanzado una campaña de desinformación en las redes sociales con el objetivo de que Ucrania aparezca como el agresor y justificar una acción militar.

Tanques T-72B3 participan en ejercicios militares en Kadamovskiy, en el sur de Rusia, el 12 de enero de 2022. AP

En medio de las crecientes tensiones bélicas en la zona, Ucrania denunció este viernes un ciberataque masivo que inhabilitó unas 70 webs gubernamentales y regionales. Sin embargo, aseguró que ninguna infraestructura fundamental se vio afectada y que tampoco se filtraron datos personales.

Todo esto ocurre horas después de que terminara la ronda de negociaciones entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) celebrada en Ginebra, Suiza, con el fin de apaciguar la escalada de tensión entre ambos bloques.

Las conversaciones no parecieron tener resultados positivos, puesto que la OTAN rechazó aceptar la exigencia del Gobierno de Vladimir Putin de no incluir a Ucrania entre sus países miembros, y Rusia no dio garantías que permitan diluir la amenaza de invasión.

"Nuestros servicios de inteligencia han desarrollado información, de que Rusia está sentando las bases para tener la opción de fabricar el pretexto para llevar a cabo una invasión", explicó el jueves el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, en una rueda de prensa.

"Vimos esta jugada en 2014", agregó en referencia a la invasión y posterior anexión de Crimea por parte de Rusia, "la están preparando de nuevo y tendremos, la Administración tendrá más detalles sobre lo que vemos como este potencial pretexto para compartir con la prensa en el curso de las próximas 24 horas".

El Ministerio de Defensa ucraniano, por su lado, aseguró el viernes en un comunicado que "las unidades militares del país agresor [en referencia a Rusia] y sus satélites reciben órdenes de prepararse para tales provocaciones".

El papel que puede jugar la desinformación en el conflicto preocupa a los expertos en geopolítica, al tener el poder de crear un relato infundado con el que legitimizar una supuesta invasión.

"Durante el mes de diciembre, los contenidos en lengua rusa en las redes sociales que cubren estas narrativas aumentaron hasta alcanzar una media de casi 3,500 publicaciones diarias, lo que supone un incremento del 200% respecto a la media diaria de noviembre", señaló una fuente del Gobierno estadounidense.

Con información de CNN, The Associated Press y The Washington Post