IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cuba afirma que el embargo de EE.UU. es "genocida". Así funciona el bloqueo que lleva más de seis décadas en vigor

Con el paso de los años Estados Unidos ha ido sumando más normas sobre el embargo, haciéndolo más severo pero con más excepciones. Ahora es un conjunto complejo de leyes con muchas capas. Le explicamos cómo funciona.

Por Carmen Sesin - NBC News

Tras las históricas protestas en Cuba, donde miles de personas salieron a las calles, los funcionarios cubanos han culpado repetidamente las seis décadas del embargo estadounidense a la escasez de alimentos, combustible y medicamentos en la isla.

En medio de la pandemia de coronavirus, los funcionarios de salud de Cuba insisten en que el embargo limita la importación de componentes cruciales de vacunas (el país comunista ha producido sus propias vacunas contra el COVID-19), así como componentes para equipos médicos como respiradores.

[Biden impone sanciones económicas al ministro de Defensa cubano y a las fuerzas especiales por la represión de las protestas]

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel ha dicho que el embargo es "genocida" y lo califica de "política de asfixia económica" de Estados Unidos.

Aunque Estados Unidos puede exportar alimentos, medicinas y suministros médicos a Cuba, el embargo lo hace más difícil.

Las Organización de las Naciones Unidas (ONU) y grupos de derechos humanos han pedido el fin del embargo. En Estados Unidos, es un tema de debate constante en lo que respecta a la política entre Estados Unidos y Cuba.

Cuando el embargo fue implementado por completo en 1962 por el presidente John F. Kennedy, no hubo comercio. Inicialmente fue una respuesta a la confiscación por parte de Fidel Castro de negocios y propiedades estadounidenses en la isla después de la revolución de 1959, que fue la expropiación más grande de activos estadounidenses hasta la fecha.

Hay 5,913 reclamaciones certificadas sin resolver, por un total de 1,900 millones de dólares, hechas por ciudadanos estadounidenses.

A lo largo de los años, EE.UU. ha sumado más leyes sobre el embargo, haciéndolo más severo y, al mismo tiempo, ha creado más excepciones. Ahora es un conjunto complejo de leyes con muchas capas.

"El embargo tiene más agujeros que un queso suizo", señaló Pedro Freyre, presidente de la Práctica Internacional de Akerman, que brinda asesoría legal a las empresas con sede en Estados Unidos afectadas por el embargo.

Aunque los alimentos de Estados Unidos están disponibles para exportar a Cuba, quienes quieran vender a la isla requieren autorizaciones o licencias de los Departamentos de Hacienda y Comercio, haciendo más engorroso el trámite.

[Un ministro cubano agrede físicamente a manifestantes que pidieron libertad de expresión en La Habana]

Enviar medicamentos y suministros médicos de Estados Unidos a Cuba es más complicado porque no se pueden exportar si existe una "probabilidad razonable" de que el producto pueda utilizarse para torturar, reexportar o para la producción de la industria biotecnológica cubana. Debe verificarse in situ que los productos se estén utilizando para los fines previstos.

Una mujer pasa junto a un cartel del fallecido líder cubano Fidel Castro en La Habana, Cuba, el 13 de agosto de 2021.Yamil Lage/AFP via Getty Images

El Departamento de Estado autoriza regularmente la exportación de productos agrícolas, medicinas y equipos médicos, así como bienes humanitarios, a Cuba. En los primeros seis meses de 2021, Cuba importó pollo de Estados Unidos por valor de 123 millones de dólares.

La mayoría de las exportaciones se encuentran en el sector agrícola e incluyen pollo, soja y maíz. En 2007, Estados Unidos se encontraba entre los cinco principales socios comerciales de Cuba, y en 2008, las exportaciones estadounidenses de productos agrícolas a Cuba alcanzaron un récord de 684 millones de dólares. Ese número ha bajado desde entonces a medida que Cuba ha diversificado su red de proveedores, según algunos expertos.

[Por qué los cubanos piden “libertad”: 4 claves para entender qué está pasando en Cuba]

El embargo no impide que otros países comercian con Cuba, pero si un producto contiene el 10% de contenido creado por Estados Unidos, entonces debe obtener una licencia de Estados Unidos para ser exportado a la isla.

“Cuando se toman en consideración las cadenas de suministro globales, eso limita significativamente la cantidad de productos que se pueden exportar a Cuba, incluso desde terceros países”, explicó Ric Herrero, director ejecutivo del Grupo de Estudio Cuba pro-compromiso.

Otros países pueden temer invertir y comerciar con un país fuertemente sancionado que también está en la lista de patrocinadores estatales del terrorismo de EE.UU.

Debido a que el embargo no le permite a Cuba obtener financiamiento de empresas estadounidenses, Cuba tiene que pagar las importaciones con moneda fuerte.

Los bancos de otros países a menudo evitan hacer negocios con Cuba, no solo por la complejidad de las sanciones de Estados Unidos, sino también porque Cuba "no tiene un historial de pagos muy bueno", señaló Freyre. Cuba ha incumplido el pago de préstamos por valor de miles de millones de dólares.

[Mientras se mantiene el bloqueo a internet en Cuba, aumentan las denuncias de arrestos y desapariciones forzadas]

“La economía cubana es tan pequeña y las condiciones son tan difíciles que simplemente no es un mercado muy atractivo”, explicó Freyre, que señaló que la economía centralizada y marxista de Cuba es la principal razón de su pobreza.

Después de que Kennedy impusiera el embargo, las relaciones entre Cuba y la Unión Soviética se fortalecieron, lo que eventualmente condujo a la crisis de los misiles cubanos. Durante décadas, la Unión Soviética subsidió fuertemente a Cuba y representó el 805 del comercio internacional de Cuba. Pero cuando la Unión Soviética colapsó en 1991, envió a Cuba a una profunda crisis económica de la que nunca se recuperó.

Fue durante este período que Estados Unidos aprobó la Ley de Democracia Cubana, que fortaleció el embargo y restringió el poder presidencial, indicando que solo podría levantarse si el presidente informa al Congreso que Cuba ha cumplido una serie de condiciones, incluidas elecciones libres y justas.

El CDA permitió la exportación de medicamentos y suministros médicos por razones humanitarias. También prohibió que las embarcaciones que ingresan a Cuba para el comercio carguen o descarguen en EE. UU. dentro de los 180 días posteriores a su salida, a menos que lo autorice la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés), lo que hace que sea más costoso enviar envíos.

La siguiente fase del embargo llegó en 1996 con la Ley de Libertad y Solidaridad Democrática de Cuba (LIBERTAD), también conocida como Ley Helms-Burton. Se convirtió en ley semanas después de que los combatientes cubanos MiG derribaran dos aviones pertenecientes al grupo de exiliados cubanos Hermanos al Rescate, matando a cuatro personas.

["Me obligan a ir con ellos". La policía cubana detiene a la 'youtuber' Dina Stars durante una entrevista en vivo]

“Eso dio el ímpetu para que el Congreso actuara. Era un año de elecciones y el presidente Bill Clinton quería cerrar en Florida", recordó Herrero.

La Ley Helms-Burton dificultó el levantamiento del embargo al hacer que las leyes y regulaciones existentes sean permanentes a menos que el Congreso las levante o si Cuba cumple una serie ampliada de condiciones, incluido "un Gobierno de transición".

También permitió a los dueños originales de propiedades cubanas confiscadas por Castro demandar en tribunales estadounidenses a compañías extranjeras que las usaban para sus negocios, aunque esta parte de la ley no fue promulgada hasta 2019 por el expresidente Donald Trump.

Una ley estadounidense posterior promulgada en 2000, la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Mejora de las Exportaciones, permitió la venta directa de productos agrícolas y otros alimentos a Cuba.

Jason Poblete, un abogado de Washington D.C., que apoya las sanciones contra Cuba, dijo que si bien "la medida facilita la exportación de alimentos y medicamentos", agrega más pasos que de otro modo no serían necesarios cuando se exporta a un país no autorizado".

[Axios Latino: Cómo Cuba hizo estallar las protestas y otros temas que debe saber esta semana]

Durante los años de Obama, se suavizaron las restricciones al comercio, las transacciones financieras y los viajes entre Estados Unidos y Cuba, pero Trump revirtió gran parte de ellas.

Después de seis décadas, incluso los que apoyan las sanciones contra Cuba señalan que es innegable que el embargo se haya centrado principalmente en la política interna.

"Las sanciones son una herramienta, no una política. Todas las partes deberían estar de acuerdo en esto, pero la gente sigue hablando entre sí sin centrarse en soluciones alcanzables", opinó Poblete.