IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Corea del Norte dice que su nuevo satélite espía fotografió la Casa Blanca y el Pentágono

El régimen de Kim Jong Un no ha revelado las imágenes hasta ahora, por lo que los expertos con dudas sobre las capacidades reales de sus instrumentos de vigilancia satelitales.

Por NBC News

Después de décadas de vigilancia satelital por parte de Gobiernos y analistas extranjeros, Corea del Norte envió su primer satélite espía a una órbita global con un mensaje al mundo: nosotros también podemos vigilarlo.

El martes, los medios estatales de Corea del Norte dijeron que el líder del país Kim Jong Un había revisado fotografías satelitales espía de la Casa Blanca, el Pentágono y portaaviones estadounidenses en la base naval de Norfolk.

La semana pasada, Corea del Norte lanzó con éxito su primer satélite de reconocimiento, que según dijo estaba diseñado para monitorear los movimientos militares de Estados Unidos y la vecina Corea del Sur.

Desde entonces, los medios estatales han informado que el satélite ha fotografiado ciudades y bases militares en Corea del Sur, Guam e Italia, además de la capital de Estados Unidos.

“¿Recuerdas cuando compraste ese juguete que siempre quisiste en Navidad y estabas tan emocionado que querías contárselo a todos?”, Chad O’Carroll, fundador del sitio web NK News centrado en Corea del Norte, dijo sobre los informes de los medios estatales en una publicación en X.

Hasta ahora, Pyongyang no ha publicado ninguna imagen, lo que deja a los analistas y Gobiernos extranjeros debatiendo qué tan capaz es realmente el nuevo satélite.

Corea del Sur, que dijo el martes que la fecha de lanzamiento del 30 de noviembre de su primer satélite espía a bordo de un cohete estadounidense Falcon 9 se retrasaría por el clima, ha dicho que las capacidades satelitales del Norte no pudieron ser verificadas.

No hay razón para dudar de que el satélite podría ver las grandes áreas o buques de guerra que Corea del Norte afirmó poder ver, ya que incluso una cámara de resolución media podría ofrecer a Pyongyang esa capacidad, dijo Dave Schmerler, experto en imágenes satelitales del Centro James Martin para la los Estudios de No Proliferación (CNS).

“Pero la utilidad de esas imágenes depende de para qué quieran usarlas”, agregó.

Para que los satélites de resolución media sean útiles en un conflicto, Corea del Norte necesitará lanzar muchos más para permitir pases más frecuentes sobre sitios clave, explicó Schmerler, un objetivo que la agencia espacial norcoreana ha dicho que está persiguiendo.

Las fotografías del martes fueron las últimas de una serie de imágenes descritas por la KCNA, la agencia estatal de noticias de Corea del Norte, como las “principales regiones objetivo”.

Kim también inspeccionó fotografías satelitales de la Base de la Fuerza Aérea Andersen en el territorio estadounidense de Guam, en el Pacífico Occidental, y de un astillero y una base aérea estadounidenses en Norfolk y Newport, donde fueron avistados cuatro portaaviones de propulsión nuclear y un portaaviones británico, dijo KCNA.

Las imágenes comerciales de esas ciudades el 27 de noviembre, el día que Corea del Norte dice que capturó sus fotografías, no estuvieron disponibles de inmediato.

Estados Unidos y Corea del Sur condenaron el lanzamiento del satélite como una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíben cualquier uso de tecnología balística.