IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Bombardeos israelíes matan a 8 niños y derriban otro edificio en Gaza: era la sede de medios como AP y Al Jazeera. La violencia se intensifica

"Estamos horrorizados y en shock", reaccionó el presidente de la agencia The Associated Press. Los ocupantes de la torre de 12 plantas, donde había oficinas y apartamentos, recibieron una orden de desalojo una hora antes de que ocurriera el ataque. Más temprano, otro ataque a un campo de refugiados dejó a una familia fallecida, en su mayoría niños.

Un ataque aéreo israelí destruyó este sábado un edificio de gran altura en la ciudad de Gaza que albergaba las oficinas de la agencia de noticias The Associated Press y otros medios de comunicación, además de apartamentos de civiles. 

El ataque se produjo horas después de otro bombardeo aéreo israelí sobre un campo de refugiados densamente poblado en la ciudad de Gaza que mató al menos a 10 palestinos de una familia, en su mayoría niños: ha sido el más mortifero del conflicto actual.

La agencia subrayó que el bombardeo es visto como un paso más del Ejército para silenciar a los reporteros que informan desde la zona en medio de su batalla contra el movimiento islamista Hamás.

[Mientras Hamás e Israel intercambian cohetes y bombardeos, la ONU advierte de “una guerra a gran escala”]

El ataque se produjo casi una hora después de que el Ejército ordenara a la gente que evacuara el edificio, donde la también tenía un espacio la cadena de telvisión Al-Jazeera, además de otras oficinas y apartamentos residenciales.

El ataque ocurrió cerca de una hora después de que militares israelíes ordenaran la evacuación de la torre de oficinas y apartamentos. No hubo explicación inmediata sobre la razón por la cual decidieron atacar el edificio. Hatem Moussa/AP

"Estamos horrorizados y en shock de que el Ejército israelí convirtiera en blanco y destruyera el edificio que albergaba a AP y otras organizaciones de medios en Gaza. Por mucho tiempo han conocido la ubicación de nuestro bureau y sabía que ahí había periodistas. Recibimos un aviso de que la torre sería bombardeada", reaccionó el presidente y CEO de la agencia The Associated Press, Gary Pruitt.

"Estamos solicitando información al Gobierno de Israel y en contacto con el Departamento de Estado para intentar tener más detalles. Este desarrollo es increíblemente preocupante. Apenas pudimos evitar terribles pérdidas de vida: una docena de periodistas y freelancers de AP se encontraban dentro del edificio. Estamos agradecidos de haberlos podido evacuar a tiempo. El mundo sabrá menos de lo que está ocurriendo en Gaza después de lo que ocurrió hoy", agregó Pruitt.

El bombardeo derribó el edificio de 12 pisos, que colapsó y formó una gigantesca nube de polvo. No hubo una explicación inmediata de por qué fue atacada.

Restos del edificio que albergaba las oficinas de la agencia de noticias AP y la televisión Al Jazeera en Gaza, el 15 de mayo de 2021.REUTERS/Mohammed Salem

El presidente estadounidense, Joe Biden, reafirmó en una llamada telefónica con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su "contundente respaldo al derecho de Israel a defenderse" de los cohetes lanzados por Hamás desde Gaza, a la vez que mostró su "preocupación por la seguridad de los periodistas".

"El presidente reafirmó su contundente respaldo al derecho de Israel de defenderse contra los ataques de cohetes de Hamás y otros grupos terroristas en Gaza. El presidente condenó estos ataques indiscriminados contra ciudades y pueblos de Israel", señaló un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Biden también conversó con el presidente palestino, Mahmud Abás, para informarle sobre los "esfuerzos diplomáticos" de Washington ante la escalada bélica en Gaza, y subrayó "la necesidad de que Hamás cese el lanzamiento de cohetes a Israel".

"Ambos líderes discutieron las actuales tensiones en Jerusalén y Cisjordania, y expresaron el deseo común de que Jerusalén sea un lugar de coexistencia pacífica para gentes de todas las religiones y orígenes", señaló la Casa Blanca.

Escalada de violencia

El último estallido de violencia comenzó en Jerusalén y se ha extendido por toda la región, con enfrentamientos entre judíos y árabes y disturbios en ciudades mixtas de Israel. También hubo protestas palestinas el viernes en la ocupada Cisjordania, donde las fuerzas israelíes dispararon y mataron a 11 personas.

[Israel se convierte en uno de los primeros países en poner fin al uso obligatorio de la mascarilla en espacios abiertos]

La espiral de violencia ha suscitado temores de una nueva “intifada” palestina, [nombre popular de las rebeliones de los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza contra Israel] ya que no ha habido conversaciones de paz en años.

Palestinos acuden este sábado al funeral de dos mujeres y ocho niños de la familia Abu Hatab en Gaza. Khalil Hamra/AP

Los palestinos conmemoran este sábado los 73 años de la Nakba, una fecha en la que recuerdan a los 700,000 palestinos que tuvieron que huir de sus territorios a la Franja de Gaza, Cisjordania y otros países tras la creación de Israel.

El diplomático estadounidense Hady Amr llegó el viernes como parte de los intentos de Washington para reducir la escalada del conflicto, y el Consejo de Seguridad de la ONU tenía previsto reunirse el domingo.

Pero Israel rechazó una propuesta egipcia de una tregua de un año que los líderes del movimiento Hamás habían aceptado, según reveló el viernes un funcionario egipcio bajo condición de anonimato para discutir las negociaciones.

Desde el lunes por la noche, Hamás ha disparado cientos de cohetes contra Israel, que ha respondido con bombardeos en la Franja de Gaza. donde al menos 139 personas han muerto, incluidos 39 niños y 22 mujeres. En Israel, ocho personas murieron, incluida un hombre que murió tras el impacto de un cohete en Ramat Gan, un suburbio de Tel Aviv.

El ataque al edificio que alberga las oficinas de los medios de comunicación se produjo por la tarde, después de que el propietario recibiera una llamada del ejército israelí advirtiendo que la torre sería alcanzada. El personal de AP y otras personas en el edificio fueron evacuados de inmediato y se informó que estaban a salvo.

Una unidad de artillería israelí dispara contra objetivos en la Franja de Gaza, el sábado 15 de mayo de 2021.AP Photo/Ariel Schalit

Al-Jazeera, la red de noticias financiada por el gobierno de Qatar, transmitió los ataques aéreos en vivo cuando el edificio se derrumbó.

“Este canal no se silenciará. Al-Jazeera no será silenciado", declaró una presentadora al aire de Al-Jazeera English. "Te lo podemos garantizar ahora mismo", agregó.

El bombardeo del sábado anterior golpeó una casa de tres pisos en el campo de refugiados de Shati, en la ciudad de Gaza, y mató a ocho niños y dos mujeres de una familia.

[Bombardeos de Israel en la franja de Gaza dejan al menos 40 muertos]

Mohammed Hadidi dijo a los periodistas que su esposa y cinco hijos habían ido a celebrar la festividad de Eid al-Fitr con familiares. Ella y tres de los niños, de 6 a 14 años, fueron asesinados, mientras que un niño de 11 años está desaparecido. Solo se sabe que ha sobrevivido su hijo de 5 meses.

Entre los escombros se podían ver juguetes para niños y un juego de mesa Monopoly, así como platos de comida no consumida de la reunión navideña.

“No hubo ninguna advertencia”, lamentó Jamal Al-Naji, un vecino que vive en el mismo edificio. "¿Filmaste a gente comiendo y luego los bombardeaste?", dijo, dirigiéndose a Israel. “¿Por qué nos confrontas? ¡Ve y enfréntate a la gente fuerte!", añadió.

Hamás dijo que disparó una salva de cohetes contra el sur de Israel en respuesta al ataque aéreo.

La ONU recordó que los habitantes de Gaza ya están sufriendo cortes de energía diarios de 8 a 12 horas y que al menos 230,000 tienen acceso limitado al agua del grifo. El territorio, empobrecido y densamente poblado, alberga a dos millones de palestinos, la mayoría de ellos descendientes de refugiados de lo que hoy es Israel.

[Latinos en Israel temen por sus vidas ante la escalada del conflicto con Palestina]

El conflicto ha tenido una fuerte repercusión. Las ciudades israelíes con poblaciones mixtas de árabes y judíos han sufrido violencia nocturna, con turbas de cada comunidad peleando en las calles y destrozando las propiedades de los demás.

Las tensiones comenzaron en el este de Jerusalén a principios de este mes, con protestas palestinas contra los desalojos de Sheikh Jarrah y las medidas policiales israelíes en la mezquita de Al-Aqsa, un punto de conflicto frecuente ubicado en un monte en la Ciudad Vieja venerado por musulmanes y judíos.

  Manifestantes asisten a un mitin en Londres para expresar solidaridad con los palestinos el sábado.Getty Images

Netanyahu ha prometido que Hamás "pagará un precio muy alto" por sus ataques con cohetes, y ha trasladado miles de tropas israelíes en la frontera. 

Hamás ha disparado unos 2,000 cohetes hacia Israel desde el lunes, según el ejército israelí. La mayoría han sido interceptados por las defensas antimisiles, pero han paralizado la vida en las ciudades del sur de Israel, han causado interrupciones en los aeropuertos y han activado sirenas de ataque aéreo en Tel Aviv y Jerusalén.

Miles de personas tomaron las calles de ciudades de todo el mundo el sábado para mostrar su apoyo a los palestinos, quienes celebran internacionalmente la fecha de 'Nakba' o 'Catástrofe' cada año el 15 de mayo, en conmemoración a la fecha en que fueron desplazados en la guerra de 1948 durante la creación de Israel. 

Con información de AP.