IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La acusación de "40 bebés decapitados" en el ataque de Hamas inflama las redes sociales

Los informes sin verificar, amplificados por Biden, han añadido un elemento incendiario a una guerra ya de por sí violenta sobre la que circula información errónea y mentiras.

Por Kat Tenbarge y Melissa Chan —NBC News

Nota del editor: esta historia contiene descripciones gráficas de actos violentos que algunos lectores pueden encontrar inquietantes.

Una serie de informes sobrecogedores en redes sociales y en medios de comunicación sobre supuestas decapitaciones de bebés a manos de militates de Hamas en su ataque del sábado a Israel ha añadido un elemento particularmente incendiario a una guerra ya de por sí violenta y amarga. Los reportes, sin embargo, aún no han sido confirmados y, en algunos casos, han sido retractados.

[Siga nuestra cobertura en vivo de la guerra de Hamas e Israel]

La afirmación que más ha llamado la atención hasta ahora provino del presidente, Joe Biden, quien dijo el miércoles que había visto pruebas fotográficas de terroristas decapitando a niños. La Casa Blanca aclaró más tarde que se refería a noticias de decapitaciones, que no incluían ni hacían referencia a evidencias fotográficas.

Hamas ha publicado fotos que muestran a soldados decapitados y la cuenta en X (antes Twitter) del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, publicó el jueves fotografías de bebés asesinados y quemados por Hamas. Pero hasta este jueves por la mañana no se había hecho pública ninguna prueba fotográfica que corroborara las afirmaciones de que se habían decapitado bebés.

La información falsa y no verificada se difunde rápidamente en las redes sociales, particularmente en torno a eventos noticiosos de última hora. Llega a audiencias aún mayores cuando es compartida por los principales medios de comunicación, políticos y personas con un gran número de seguidores. A esto se suma que es menos probable que los seguimientos que retractan o agregan contexto se repitan o lleguen a la misma audiencia.

La declaración de Biden siguió a una serie de informes noticiosos y comentarios de funcionarios israelíes, la mayoría de los cuales desde entonces se han suavizado o se han retirado por completo.

Desde el comienzo de la guerra ha circulado ampliamente información errónea, fácilmente desacreditada, como comunicados de prensa falsos. Pero esas historias a menudo desaparecen rápidamente una vez que se demuestra que son falsas.

Sin embargo, las afirmaciones sobre decapitaciones, difíciles de verificar o desacreditar, han seguido difundiéndose en parte gracias a la falta de claridad.

[Escenas de videojuegos y ficticias ventas de armas. Aumenta la desinformación sobre la guerra de Israel y Hamas]

Alexei Abrahams, investigador de desinformación de la Universidad McGill de Montreal, dijo que incluso sin las acusaciones de bebés decapitados, “los hechos en sí son lo suficientemente horribles como para tener el tipo de efecto que se espera”.

“Puede resultar que la matanza se haya realizado de una manera particularmente bárbara. Pero de una forma u otra, este es un evento de violencia absolutamente impactante y sin precedentes”, dijo Abrahams. “La preocupación general, por supuesto, es que esto vaya a exacerbar lo que ya es una situación muy tensa”.

Versiones enfrentadas

Muchos de los informes parecen provenir de soldados israelíes y personas afiliadas a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Un portavoz de las FDI informó al medio Business Insider el martes que los soldados habían encontrado bebés decapitados, pero un día después, el miércoles, dijo que no investigarían ni proporcionarían más pruebas sobre la afirmación.

Ese mismo día por la noche, un portavoz de las FDI dijo en un video en X que tenían “relativa confianza” en las afirmaciones.

El miércoles, un portavoz de Netanyahu dijo a la cadena CNN que se encontraron bebés y niños pequeños con sus “cabezas decapitadas” en el sur de Israel después del ataque de Hamas. Y el jueves por la mañana, un funcionario israelí le dijo a CNN que el gobierno no había confirmado las afirmaciones sobre las decapitaciones.

[Falsa información señala que un alto general israelí fue secuestrado por Hamas]

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo este jueves por la mañana que la agencia no estaba en condiciones de confirmar los reportes de decapitación.

Marc Owen Jones, profesor asociado de Estudios de Oriente Medio en la Universidad Hamad Bin Khalifa en Qatar, que estudia la desinformación, dijo a NBC News que encontró que la fuente de las acusaciones de “40 bebés decapitados” procedía en gran medida de un clip de noticias viral israelí que no hace referencia específica a la afirmación.

Nicole Zedeck, corresponsal para el medio israelí i24NEWS, dijo en el video que los soldados israelíes le dijeron que habían encontrado “bebés, con la cabeza cortada”. El clip ha sido visto más de 11 millones de veces en X, según su contador de vistas. En otro tuit, Zedeck escribió que los soldados le dijeron que creían que “murieron 40 bebés/niños”.

“De alguna manera esos dos fragmentos de información terminaron conectados. La historia se convirtió en ‘40 bebés fueron decapitados’, y hoy en la prensa británica, unos seis o siete periódicos lo publicaron en sus portadas”, dijo Jones.

Un portavoz de las FDI, Doron Spielman, dijo a NBC News el martes que no podía confirmar el informe de i24NEWS.

Yossi Landau, jefe de operaciones de la región sur de Zaka, la organización civil voluntaria de respuesta a emergencias de Israel, dijo a CBS News que vio los cuerpos de niños y bebés decapitados, de padres y niños que habían sido torturados y tenían las manos atadas, y que “hay muchas más cosas que no se pueden describir por ahora, porque es muy difícil de describir”.

El miércoles, las afirmaciones, aunque todavía polémicas, se estaban volviendo virales en línea y se utilizaban como evidencia de la depravación de Hamas. Aunque también la pregunta “¿Hamas mató a bebés?" experimentó el mayor aumento en el interés de búsqueda en Google entre los temas relacionados con la guerra.

La estrella de la serie Stranger Things Noah Schnapp publicó la impactante afirmación ante sus 25 millones de seguidores en Instagram: “Hamas decapitó a 40 bebés y los quemó vivos delante de sus padres”.

El senador Ted Cruz (republicano por Texas) mencionó a los bebés decapitados en una publicación en X, y el representante Mike McCaul (republicano por Texas) se hizo eco de la acusación en CNN.

Jones descubrió que la afirmación “40 bebés decapitados” tuvo más de 44 millones de reacciones en X, con más de 300,000 me gusta y más de 100,000 reenvíos. Las principales cuentas que propagaron las afirmaciones fueron i24NEWS y la cuenta oficial de Israel, según mostraron los datos de Jones.

“Las historias de bebés son muy emotivas. Históricamente, son historias que pueden usarse para racionalizar una respuesta muy brutal”, dijo Jones. “Es un entorno de información tan volátil que tales afirmaciones inevitablemente serán sacadas de contexto, tanto deliberada como accidentalmente”.