IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Quién se esconde detrás de 400 Mawozo, la peligrosa banda que ha secuestrado en Haití a misioneros estadounidenses

Especializada en rapto y extorsión, controla una de las zonas más humildes y pide hasta 20,000 dólares por rescate. Su líder se hace llamar 'La muerte no sabe qué día viene'.

Las autoridades de Haití han culpado del secuestro de un grupo de misioneros estadounidenses a una pandilla criminal llamada 400 Mawozo, que tiene fama de raptar, extorsionar y robar vehículos en una de las zonas más humildes del país.

El FBI investiga la desaparición de 16 religiosos estadounidenses y un canadiense; se trata de siete mujeres, cinco hombres y cinco menores de edad (el más pequeño, de 2 años).

Forman parte de la organización cristiana Aid Ministries, basada en Ohio, y se habían desplazado a la isla para visitar un orfanato.

Un manifestante reclama al Gobierno del difunto presidente Jovenel Moïse que deje de apoyar a las bandas criminales del país, en una imagen tomada del 10 de diciembre de 2020.Dieu Nalio Chery / AP

El nombre de 400 Mawozo proviene del creole y viene a significar 400 hombres inexpertos. La banda criminal controla, según las autoridades locales, la zona de Croix-des-Bouquets, un área que incluye Ganthier, la comunidad donde fue secuestrado el grupo cristiano el sábado al este de la capital, Puerto Príncipe.

En los últimos tres años se ha fortalecido y ha incorporado integrantes hasta sumar 150 miembros, según fuentes citadas por la cadena CNN. Se le culpa del rapto de cinco curas y dos monjas en abril, según la agencia de noticias The Associated Press.

[El presidente de Haití, Jovenel Moïse, asesinado a tiros]

La policía haitiana publicó hace casi un año un anuncio en el que anunciaba la búsqueda del presunto líder de 400 Mawozo, Wilson Joseph, por asesinato, intento de asesinato, secuestro, robo de automóviles y secuestro de camiones con mercancías.

Wilson es conocido como Lanmò Sanjou, que en creole significa "la muerte no sabe qué día viene".

El segundo al mando es Joly Yonyon Germine, que está actualmente en prisión y con quien las autoridades están intentando negociar, según informó el diario The Washington Post.

Unos 20,000 dólares por rescate

Los secuestros con rescate son su seña de identidad, sobre todo los colectivos en los que un gran número de personas son raptadas a la vez en autos o autobuses, de acuerdo con el Centro de Análisis e Investigación para los Derechos Humanos (CARDH, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro con sede en Puerto Príncipe citada por CNN.

Desde enero se han registrado al menos 628 secuestros, incluidos 29 extranjeros, según datos de este centro. Por cada rapto, la banda reclama unos 20,000 dólares de rescate.

El director del CARDH, Gédéon Jean, contó a The Washington Post que el 80% de los secuestros registrados entre julio y septiembre tiene detrás la mano de 400 Mawozo.

[Un grupo de haitianos deportados ataca a pilotos estadounidenses: tres agentes de ICE resultan heridos]

Los cinco curas y dos monjas secuestrados en abril, entre los que había ciudadanos franceses, estuvieron presos tres semanas en paupérrimas condiciones. La banda exigió una recompensa de un millón de dólares, pero se desconoce si finalmente fueron abonados, según el citado diario. Terminaron siendo liberados.

Haití sufre un grave crisis política y social agravada por el asesinato de su presidente, Jovenel Moïse; y el terremoto que dejó más de 2,200 muertos en agosto.