IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una corte federal bloquea las nuevas reglas de ICE que limitaban las deportaciones

Un juez de Texas congela de forma preliminar la directriz que restringía las expulsiones a quienes fueran un riesgo para la seguridad nacional: quienes cometieran delitos graves; o quienes hubieran cruzado la frontera después del 1 de noviembre.

Un juez federal bloqueó este jueves las reglas que había impuesto el Gobierno de Joe Biden a ICE para priorizar en sus arrestos a quienes han cruzado la frontera recientemente, que fueran considerados una amenaza a la seguridad y los delincuentes de delitos graves.

El juez federal Drew Tipton falló una vez más en contra de la Administración. Es otro revés para su agenda migratoria y una victoria para Texas y otros estados liderados por el Partido Republicano.

En febrero, Tipton, juez de la Corte Federal del Distrito Sur de Texas, bloqueó también una pausa de 100 días a las deportaciones, una de las promesas de campaña de Biden.

Según el documento legal, Tipton dictaminó que estas políticas que dirigen las prioridades de arresto y deportación violaban los mandatos del Congreso y que era probable que Louisiana y Texas, que presentaron la demanda, tuvieran éxito en su afirmación de que la política violaba la Ley de Procedimientos Administrativos (APA, por sus siglas en inglés).

El Gobierno considera a los "llegados recientemente" como quienes han cruzado la frontera desde el 1 de noviembre de 2020. 

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detienen a un sospechoso en una operación policial en Los Ángeles, California, 7 de febrero de 2017.Charles Reed/U.S. Immigration and Customs Enforcement via REUTERS / Reuters

[Un juez federal bloquea de forma indefinida la orden de Biden que paralizaba las deportaciones por 100 días]

Texas y Lousiana señalan en el documento de la demanda que que las categorías de inmigrantes que son consideradas como prioridad por el Gobierno "omiten otros, como, los extranjeros condenados por delitos graves de drogas, los extranjeros condenados por delitos de bajeza moral y los extranjeros sujetos a una orden final de expulsión".

Las directrices del Gobierno no le impedían a ICE arrestar o deportar inmigrantes fuera de esas categorías, pero si no estaban en esas prioridades los agentes debían pedir un permiso para procesarlos.