IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un sobreviviente de la camioneta de Texas cuenta el horror del choque: “Intenté rescatar a mi amigo pero estaba desmembrado”

El conductor rodaba a 80 millas por hora y “venía hablando por teléfono” cuenta un migrante que viajaba en el vehículo. “Comenzó a temblar la van y se pasó de la calle, entonces frenó y ahí nos dimos dos vueltas y fuimos a dar a un poste de un stop”. Murieron 10 personas.
/ Source: Telemundo

La camioneta Ford blanca rodaba a unas 80 millas por hora sobre la autopista cerca de la frontera. "El muchacho venía hablando por teléfono, y como que ya había hecho zigzag dos veces, le digo: ‘Este señor no puede manejar el carro", recuerda José, uno de los 30 migrantes que viajaban en el vehículo este miércoles cuando ocurrió el accidente fatal en Texas.

"Ya como a siete kilómetros comenzó a temblar la van y [el conductor] se pasó de la calle, entonces frenó y ahí fue que nos dimos dos vueltas y fuimos a dar a un poste de un stop", relató en entrevista con Noticias Telemundo.

José, un inmigrante hondureño de 29 años que prefirió no dar su nombre real por temor a represalias, sobrevivió. El conductor y otras nueve personas murieron y más de una docena resultaron heridas en el brutal choque, que partió casi en dos el vehículo cerca de la comunidad de Encino.

José, un migrante hondureño que sobrevivió al accidente fatal de una camioneta en Encino, Texas; el 4 de agosto de 2021.Cortesía

En la camioneta viajaban 27 hombres y tres mujeres, la mayoría originarios de Honduras, aunque también había varios mexicanos y algún guatemalteco, según las autoridades del condado de Brooks.

Tras el impacto, alrededor de la camioneta estrellada la hierba se llenó de cuerpos y sangre. “La gente gritaba, saqué a dos [del auto], uno como que estaba quebrado el pie”, dijo José al recordar el caos tras el choque.

"Intenté rescatar a mi amigo, pero cuando ya lo vi que estaba desmembrado del pescuezo, ya no hice nada. Me agarré corriendo y como otros tres muchachos me siguieron", cuenta el migrante, originario de Tegucigalpa, un lugar al que asegura no puede regresar por amenazas.

Un agente migratorio encontró a José en el monte, herido de la cabeza y con el labio partido. Fue trasladado a un hospital, donde le dijeron que había sufrido golpes internos en el cráneo y en la cadera.

Al preguntársele cómo se siente ahora, José indica que tiene dolor en la cabeza y el cuerpo, pero agrega: "Andamos al 100 de ánimos para seguir adelante".

El sitio del accidente en Encino, Texas, de una camioneta que transportaba a 25 personas, quienes se cree eran migrantes.Codi vía Twitter

Su viaje ha sido muy complicado, cuenta. En México lo secuestraron después de que las autoridades migratorias estadounidenses lo devolvieron a Reynosa, Tamaulipas, cuando intentó cruzar por el Río Grande cerca de McAllen, Texas. Allí se hizo amigo de Jorge, el migrante que falleció en el choque en Encino.

"Cinco meses nos secuestraron, con el muchacho que se desmembró. Nos pidieron rescate, a mi hermana le pidieron 5,000 dólares para que me pudieran dejar ir. Y a él le pidieron lo mismo", afirma.

El plan de José era rodear el punto de control de la Patrulla Fronteriza en Falfurrias, a unas tres millas del lugar del accidente, para luego "llegar a cierta parte donde nos iba a levantar un carro". Pero la muerte se cruzó en su camino.

[La camioneta con 25 personas que chocó en California cruzó por una brecha en el muro, según la Patrulla Fronteriza]

La camioneta Ford blanca que se accidentó cuando transportaba a 30 personas en Encino, Texas; el 4 de agosto de 2021.Damià Bonmatí

La investigación preliminar del Departamento de Seguridad Pública de Corpus Christi indica que la camioneta “intentó girar a la derecha a una velocidad insegura” desde un carril exterior, por lo que “se desvió de la carretera golpeando un poste metálico de servicios públicos y la señal de stop".

Al menos 20 heridos han sido trasladados a centros médicos en McAllen y Corpus Christi, algunos de ellos en helicóptero debido a la gravedad de sus lesiones. Cuatro se encuentran en situación crítica.

Las víctimas mortales eran seis hondureños, tres mexicanos y un guatemalteco, según explicó a Noticias Telemundo el sheriff del condado de Brooks, Benny Martínez.